TEST – Hublot F1™ King Power Austin

\\ WT REF 18 Se lee en 5' 41''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
Recordareis el tsunami de ediciones especiales dedicadas a circuitos de F1 con el que nos inundó Hublot el año pasado. Parecía volver la calma, pero Hublot vuelve a la carga con el nuevo F1™ King Power Austin. Pero en esta ocasión, a pesar de compartir el motivo, hay dos aspectos que aportan plena interés a esta edición limitada. Por una parte se trata de un circuito inédito, que debutará por primera vez en la F1 este 18 de noviembre. Por otro, la estéticamente acertada combinación de materiales utilizados en este F1™ King Power Austin.El rojo, probablemente el color que más se asocia a motivos deportivos, domina la esfera y contrasta fuertemente con el negro mate de los contadores, lo que ya aporta un signo de identidad a este nuevo King Power. Pero los dos detalles más personales de este reloj son su bisel y el pulsador de puesta en marcha y parada del cronógrafo, comunes a todos los F1™King Power anteriores.

HUBLOT+KP+Austin_02

En muchas ocasiones, especialmente en relojes dedicados a la competición automovilística, los fabricantes incluyen detalles «inspirados» en ella que, salvo las mentes privilegiadas, nadie es capaz de asociar sin leer previamente la explicación oficial. Este no es el caso del F1™ King Power Austin. Es difícil que a nadie que tenga un mínimo de conocimientos del automóvil le pase desapercibido su bisel que emula un disco de freno ventilado. Esta inspiración juega con ventaja, ya que ambos elementos comparten su forma circular, con lo que la asociación de imagen es más evidente. Pero como muchas cosas «evidentes» en esta vida, no lo son hasta que a alguien se le ocurre dicha evidencia, en este caso a Hublot, por lo que merece todo el reconocimiento.
HUBLOT+KP+Austin_03
En cuanto al material elegido para la parte superior de este bisel con base de fibra de carbono, el titanio, comporta por si mismo las luces y sombras más extremas. Las luces por ser el titanio un material con casi la mitad del peso del acero, cualidad esta, la ligereza, indisociable de cualquier objeto de carácter deportivo que quiera comportar un mínimo de funcionalidad. La sombra se debe a que el titanio es un metal relativamente blando. No lo es más que el acero, pero por su particular oxidación natural, los arañazos son mucho más visibles. Además, su acabado satinado circular, indiscutiblemente atractivo, lo convierte en irreparable por métodos caseros. Si somos muy cuidadosos, algunos nos calificarían de maniáticos, no quedará más remedio que mandar nuestro F1™ King Power Austin cada pocos años a la manufactura suiza para que nos lo dejen nuevamente en su estado original. También es cierto que si aguantamos, podemos esperar 4 o 5 años y aprovechar la revisión general pertinente a cualquier reloj mecánico.

En lo que a mi parecer aventaja este Austin, desde el punto de vista estético, a los F1 anteriores es la tonalidad metálica del titanio del bisel, que hace mucho más evidentes las perforaciones que con la base negra cerámica de las ediciones anteriores. Por otra parte, es evidente que la cerámica, prácticamente inmune los arañazos, lo aventaja desde le punto de vista práctico. En fin, es evidente que no haya nada perfecto.

HUBLOT+KP+Austin_04

Otro elemento original en un King Power F1™ es su pulsador de puesta en marcha y parada de la función cronográfica. Al contrario del pulsador rectangular del resto de modelos King Power, este adopta una forma totalmente redonda y de unas dimensiones importantes. Ambos aspectos, forma y tamaño, le confieren una facilidad y precisión de accionamiento mucho mayor. En el caso del F1™ King Power Austin, este pulsador es totalmente rojo, con el término «STAR» gravado en negro.

El pulsador de puesta a cero del cronógrafo, se invierten los colores, con el fondo negro y el gravado «RESET» en rojo. En este caso, su forma y tamaño es más convencional, y por tanto su funcionalidad también es menor, lo que se puede perdonar ya que la acción de puesta a cero del cronógrafo es menos crítica en precisión que su puesta en marcha o parada.

Al igual que el bisel, la caja está realizada en titanio, aunque esta afirmación está lejos de ser absoluta debido a la complejidad de este elemento en los relojes King Power. La pared superior e inferior de la caja es de titanio satinado, pero la parte central de la carrura está realizada en compuesto de resina negra. Su diámetro, de unos descomunales 48 milímetros, exacerban su carácter deportivo, pero al tiempo le convierten en imposible para muñecas de tamaño reducido.

La correa está realizada en piel de aligator negra y de un grosor considerable, acorde con el tamaño contundente del resto de elementos de este reloj. En conjunción con la esfera y para acentuar el aspecto deportivo del reloj, las costuras son rojas. Un aspecto notorio de esta correa es su relieve central que recuerda a la entonces original correa de los primeros Audemars Piguet Royal Oak Offshore. Su calidad es indiscutible, pero en mi opinión, escoger la piel de aligator para un reloj deportivo es una incongruencia, tanto estética como funcionalmente.

HUBLOT+KP+Austin_05

Estéticamente, la piel de aligator por si misma aporta un aspecto de lujo a cualquier reloj, pero para uno de aspiraciones deportivo veo más adecuada una correa de material sintético. Pero dejando de lado esta apreciación estética, que como tal es siempre subjetiva, lo realmente grave es que elimina de un plumazo cualquier funcionalidad acuática de este reloj. No tiene ningún sentido un reloj que resiste 10 bares de presión (aproximadamente 100 metros) si su correa no se puede siquiera mojar, a no ser que nos sobre el dinero y estemos dispuestos a despedirnos de varios cientos de euros cada vez que nos de por utilizar el F1™ King Power Austin en un simple baño de superficie.

El mecanismo que equipa el F1™ King Power Austin es el habitual calibre HUB4100. Se trata de un movimiento de carga automática con función de cronógrafo. Sus características técnicas básicas son 28.800 alternancias por hora y 42 horas de reserva de marcha. Estos datos, Junto con el hermetismo de Hublot con respecto a este calibre y a la ausencia de imágenes me hace pensar que sea un ebauche (calibre de base que se suministra por piezas sin montar) de origen ETA. Al ser un cronógrafo podríamos pensar en un 7750, pero dado su método de carga unidireccional es más probable que se trate de una base 2892-A2 con un módulo de cronógrafo de origen Dubois Depraz o similar. Tanto en un caso como en otro se trata de dos de los calibres más fiables que existen, por lo que en este sentido no hay nada que reprochar. De todos modos, si estoy en lo cierto con mi suposición, y aun partiendo de la base que Hublot los personalice y mejore sus acabados, son mecanismos que no están a la altura técnica, de acabados ni de precio del resto del reloj.

No es nada habitual, ni aconsejable, que realicemos un test sobre un reloj, como es el caso de este F1™ King Power Austin, que se acaba de presentar y que no hemos tenido la oportunidad de tener en nuestras manos. No es aconsejable porque los acabados, un aspecto vital en cualquier pieza de Alta Relojería, no se pueden percibir a través de imágenes. El motivo de la excepción en este caso es doble. Por una parte aprovechar esta novedad para realizar un test, cuyas conclusiones en la mayoría de sus parámetros son aplicables a toda la gama F1 King Power. Por otro, dado que conocemos sobradamente el resto de relojes King Power de Hublot, doy por seguro que la calidad de acabados es la misma, el apartado menos criticable de cualquier reloj de esta marca.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

\\ WT REF 18
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta