Test – HYT H2, la evolución de la hidromecánica

\\ WT REF 8891 Se lee en 5' 32''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

A finales de año pasado os presentábamos el Test del HYT H1, un guardatiempos que implementa una novedosa forma de indicar la hora, basada en el uso de la mecánica de fluidos. Ahora, preparando su aparición oficial en Basel 2013, nos avanza su nueva creación, el HYT H2.

El debut de HYT en el panorama relojero mundial resultó ser una agradable sorpresa; personalmente, uno de los relojes más impresionantes del 2012. Su sistema de fluidos controlado por dos omnipresentes fuelles y sus pistones, tiene su continuación en la nueva pieza que os presentamos.

Para entender los cambios introducidos en el H2, es crucial conocer la nueva asociación de HYT con el equipo APRP (Audemars Piguet Renaud et Papi), dirigido por Giulio Papi, uno de los mejores y más creativos diseñadores de calibres en la actualidad. Su savoire-faire se ha visto claramente reflejado en la arquitectura del nuevo HYT, que logra llevar a un nivel superior la integración entre la mecánica de fluidos y la alta relojería, tanto en lo que se refiere a su diseño como a su calibre.

Los principios de funcionamiento son los mismos que en el H1: las horas son indicadas por el límite físico entre de dos fluidos dentro de un capilar perimetral, uno con fluoresceína y otro  transparente, empujados por dos fuelles y pistones situados en ambos extremos de dicho tubo, conformando un sistema cerrado. Mientras un fuelle se comprime, el otro se descomprime, implicando el movimiento de los fluidos por el capilar. Cuando dicho límite llega las 6 horas, el líquido fluorescente vuelve a su posición inicial mediante un movimiento retrógrado.

Pero si comparamos la esfera de ambos modelos, ahí quedan las similitudes; la clara división horizontal entre la parte superior e inferior del H1, que da superada por la arquitectura tridimensional de la esfera esqueletizada del H2, que llena cualquiera de los vacíos espaciales que observábamos en el H1. Toda la mecánica pasa a estar expuesta para nuestro gozo y disfrute. En la siguiente foto podéis observar la diferencia con el H1:

Para empezar, los dos fuelles situados a las 6 horas, pasan a estar situados en «V» formando un ángulo de 45º que logra optimizar la simbiosis entre el mecanismo y el sistema fluídico. El espacio central liberado es ahora ocupado por el tren de engranajes y la gran aguja de minutos, que en el H1 se implementaba en una subesfera bajo las 12 horas. Un salto después de los 30 minutos, evita de manera instantánea la conexión entre los fuelles y el capilar circular del fuído, escondida bajo la cúpula de las 6 horas. El diseño escalonado de la minutera es imprescindible para no «chocar» contra dichos fuelles.

Por su parte, la escala de minutos se encuentra implementada en un disco de zafiro transparente que discurre paralelo al capilar fluídico horario.

También en la esfera encontramos el otro elemento que define el encanto de esta pieza: el órgano regulador, generalmente escondido en las entrañas de los calibres, se nos muestra esta vez con todo su esplendor en la esfera, situado a las 12 horas bajo el puente de volante negro en forma de cúpula. Irremediablemente, quedamos seducidos por la fascinante visión de su oscilación, hipnotizados por el sensual baile del conjunto volante-espiral.

El H2 ofrece dos indicaciones adicionales que tampoco encontramos en el H1; a las 3 horas presenta un indicador de función de la corona con tres posiciones, HNR. El comunicado de prensa facilitado no nos indica a qué corresponde cada una de ellas, pero la lógica nos indica que H es la posición de puesta en hora, N es la posición neutra, y R es la posición de remonte manual. Para activar cada una de ellas, debemos extraer la corona hacia el exterior. Posteriormente, debemos pulsar la corona para seleccionar la función deseada.
En esta indicación se nota claramente la influencia de Giulio Papi: algunas de sus creaciones para Richard Mille implementan el mismo sistema de indicación, aunque con las iniciales H, N y W.

Frente a ésta, situada a las 9 horas encontramos el indicador de temperatura. Pero… ¿para qué?, nos podríamos preguntar. Todo es debido a su sistema de fluidos, o sea, al uso de líquidos. Como sabéis, los líquidos generalmente se dilatan cuando se incrementa su temperatura y pierden volumen cuando se enfrían. Por tanto, la precisión de la indicación puede verse influenciada por una variación respecto a la temperatura ideal. HYT, consciente de este problema, implementa esta función que indica al usuario si la temperatura es óptima o no. Pero una vez el indicador se sitúa ocasionalmente en la zona roja, no sabremos cuantitativamente su repercusión en la precisión de la indicación horaria, sino sólo que estamos fuera de las condiciones ideales de uso. Tampoco sabemos si se compensan de algún modo o no estas variaciones, o si, como mínimo, están investigando en ello.

Las medidas de la caja de titanio con revestimiento DLC, no han variado respecto al H1, 48,80 mm de diámetro y 17,90 mm de grosor, aunque observamos que el bisel ha sido eliminado, siendo su espacio ocupado por el cristal de la esfera abombado, que evidentemente aumenta de diámetro. Con ello, consigue situar los índices horarios del sistema fluídico en una posición exterior respecto al capilar, un diseño necesario para liberar el espacio que permita implementar en la esfera las funciones y estructura antes descrita.

El movimiento esqueletizado presenta distintos acabados (arenado, satinado o pulido), tanto con acabado en DLC (puentes y platina) como sin él (tren de engranaje y fuelles), creando un bello juego de contrastes que ayuda a delimitar visualmente los diferentes componentes. Vibrando a 21.600 alternancias por hora (3 Hz), presenta una fabulosa reserva de marcha de 8 días, 192 horas, gracias a los dos barriletes perfectamente visibles detrás del fondo de zafiro transparente, ocupando la mitad superior del reloj. Ésta es otra mejora respecto al H1 y sus 65 horas de autonomía.
En los barriletes se puede observar las indicaciones LOW y HIGH. Gracias a ellas, y tomando como referencia el nivel de tensión de los muelles, podremos deducir, aunque de manera ciertamente poco precisa, la reserva de marcha disponible.

Finalmente, comentar que se entrega con una correa de aligator en color antracita, con el forro interior acertadamente revestido en caucho.

Aunque HYT no nos apunta su precio, evidentemente debe superar con creces al H1 debido al paso adelante que supone tanto en diseño como en prestaciones. Y si el primer modelo de HYT llegaba a los 40.000 €, no es descabellado pensar que se aproxime a los 70.000 €, contando además con que se trata de una edición limitada a 50 piezas.

El HYT H2 representa un fascinante ejercicio tecnológico de alta relojería,  mejorando en todos los aspectos el impactante debut de HYT con el H1. El sistema fluídico retrógrado nos sigue sorprendiendo, esta vez acompañado por la inmejorable situación del órgano regulador y engranajes. La eliminación del bisel, externalizando los índices horarios, repercute positivamente en su diseño y amplitud visual. Los 8 días de reserva de marcha conseguidos son extraordinarios, sobretodo si tenemos en cuenta la cantidad de energía que consumen los fuelles en su función de impulsar y controlar el movimiento de los fluidos.

Pocos puntos negativos le podemos encontrar. Si acaso, la disminución de la precisión del sistema fluídico bajo temperaturas consideradas no idóneas, la escasa exactitud de la indicación de la reserva de marcha, o su tamaño XXL no apto para todas las muñecas.

Innovador, agresivo, extremo, rompedor, futurista… son algunos de las definiciones que encajan como un guante con el HYT H2. Esperemos que la firma siga evolucionando su capacidad técnica en futuras creaciones.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.
\\ WT REF 8891
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

6 comentarios

    Dejar una Respuesta