Si para IWC el pasado año 2012 fue el año de renovación de la colección de los relojes de aviador, en este 2013 la manufactura de Schaffhausen se centra en modificar una de sus colecciones más emblemáticas, la Ingenieur, a la vez que anuncia su condición de Official Engineering Partner para los próximos tres años con el Mercedes AMG Petronas Formula One Team.

Para los aficionados a la relojería en general, y a la manufactura en particular, este hecho no les sonará a completamente nuevo puesto que la colaboración con Mercedes-Benz se remonta al año 2004, cuando se anunció la asociación de IWC con AMG. Al año siguiente, en 2005, la manufactura presentó de manera exclusiva y por primera vez dos modelos de Ingenieur con el nombre de AMG.

Mercedes-Benz W25 “Silberpfeil” – Año 1936

Como os comentábamos en el artículo que dedicamos al resumen de novedades que IWC había presentado durante el pasado SIHH, los nuevos Ingenieur quedan integrados en tres colecciones: Racing, Technology y Heritage. Con cuatro guardatiempos en cada una de las dos primeras, el contenido de la serie Heritage queda reducido a tan sólo un guardatiempos: el Ingenieur Chronograph Silberpfeil. Con esta pieza, IWC rinde homenaje al histórico modelo W25 de la marca automovilística que fue bautizado con el sobrenombre de “Flecha de Plata” (Silberpfeil en alemán) y con el que consiguió numerosos éxitos entre los años 1934 y 1939. Iniciamos así la serie de artículos dedicados de manera independiente a cada uno de los nuevos integrantes de la Colección Ingenieur de IWC.

LA CAJA.

El nuevo IWC Ingenieur Chronograph Silberpfeil se presenta en una caja manufacturada en acero fino con un diámetro de 45 milímetros y una altura de 14,5. La estanqueidad conseguida es de unos apreciables 120 metros. A todas luces no podemos considerar, en ningún caso, las dimensiones de esta caja como contenidas. No obstante, dada la finalidad que se le supone al reloj y la necesidad de que su legibilidad sea óptima en cualquier escenario, parece adecuado el recurrir a un continente de estas dimensiones que permita tanto la ubicación de un dial lo suficientemente grande orientado a una mayor legibilidad, como la de un calibre con la robustez necesaria para asegurar su fiabilidad en las condiciones de trabajo previstas.

El fondo de la caja es ciego y en él se puede apreciar el grabado del deportivo al que rinde homenaje el guardatiempos. La correa que permite asir el nuevo Silberpfeil a la muñeca está fabricada en piel de becerro marrón combinada con la parte interior en caucho de color negro. Gran acierto de IWC en este aspecto dada la comodidad de uso y la durabilidad que proporciona el caucho aplicado en la zona de la correa en contacto con la muñeca. Como opción a esta correa, existe la posibilidad de montar un brazalete metálico de acero fino con cierre de ajuste de precisión.

Detalle de la correa.

EL DIAL.

Este nuevo guardatiempos de la manufactura de Schaffhausen verá la luz en dos versiones que se diferenciarán la una de la otra únicamente por el color del dial: mientras que la referencia IW378505 responde a la configuración con esfera plateada y diales subsidiarios en negro, la IW378511 presenta el dial en color marrón con subdiales en tonalidad plata. Los acabados de ambos diales, así como la disposición de las indicaciones, son idénticos en las dos versiones.

Izquierda: IW378505                                                                      Derecha: IW378511

Horas y minutos adoptan la habitual configuración central en agujas de tipo bastón, mientras que la indicación de los segundos, equipada con la siempre útil función de parada para sincronizar el guardatiempos, del movimiento base la encontramos alojada en el dial subsidiario existente a la altura de las seis. En el interior de este subdial y en su parte inferior se muestra la indicación de la fecha por ventanilla, dotada de un sistema de cambio rápido a través de la corona, situada en la convencional ubicación a las tres en la carrura de la caja.

Las indicaciones del cronógrafo se distribuyen del siguiente modo: mientras que la trotadora de los segundos comparte la configuración central con las agujas de horas y minutos, en color rojo para facilitar su lectura, los contadores de horas y minutos se fusionan para albergarse en el subdial situado a las 12 aportando equilibrio a la esfera con el correspondiente al pequeño segundero. De este modo, la información de horas y minutos del crono se pueden leer como si de la hora normal se tratara. Al respecto de esta disposición, tengo mis dudas de su correcta visibilidad en el momento en el que la aguja de las horas o de los minutos, o ambas a la vez, ocupen una posición que se superponga a este dial subsidiario.

El decorado del dial en ambas referencias es el que acostumbramos a localizar en las platinas u otros elementos interiores del guardatiempos: el perlado. Con esta decoración IWC rememora el acabado exterior del chasis del W25. Los índices, generosos, de las posiciones horarias están aplicados con la zona interior en tratamiento luminiscente. La escala perimetral de los segundos para la lectura del cronógrafo se encuentra en un anillo en desnivel que une la parte interior del bisel con la exterior del dial.

Sobre el mismo bisel, el Ingenieur Chronograph Silberpfeil incorpora una escala taquimétrica para el cálculo de velocidades.

EL CALIBRE.

La caja de este Ingenieur alberga el calibre de remonte automático de referencia 89361 con una frecuencia de oscilación del volante de 28.800 alternancias por hora (4 Hz) y que ofrece una reserva de marcha de 68 horas (ligeramente inferior a los tres días). Para la función del cronógrafo, este movimiento mecánico implementa la función de flyback, es decir, mediante un único pulsador mientras el cronógrafo está en marcha, permite con una única manipulación activar las órdenes de puesta a cero e inicio de un nuevo contaje.

Como veremos al hablar de los próximos modelos que forman parte de la colección Ingenieur de IWC en este 2013, tan sólo el Ingenieur Automatic perteneciente a la serie Racing incorpora la caja interior de hierro dulce que protege al mecanismo de los campos magnéticos. Esta caja interior de hierro dulce es uno de los rasgos distintivos más importantes, sino el que más, del Ingenieur en sus inicios. Últimamente en varios de los modelos presentados, IWC ya prescindía de esta caja por el hecho de que el guardatiempos en cuestión montaba un fondo visto en cristal de zafiro.  Sin llegar a comprenderlo del todo en esos casos, todavía se me hace más difícil hacerlo en este nuevo modelo puesto que el fondo, como hemos dicho, es ciego. En mi opinión personal se trata de una carencia importante que resta uno de los principales atractivos y razón de ser de este emblemático reloj de la manufactura de Schaffhausen.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.