En tiempos de crisis económica en Europa, la mayoría de firmas de Alta Relojería centran sus esfuerzos en el pujante mercado oriental. Prueba de ello son los eventos relevantes o la apertura de nuevas boutiques, cuya mayoría se realizan en dicha zona del globo.

Algunas marcas van un poco más allá y diseñan algunos modelos pensando exclusivamente en dicho mercado. Este es el caso del nuevo IWC Portuguese Automatic Edition Dragon Year que, como su nombre indica, homenajea el Año Lunar del Dragón que se inició el pasado día 23 de enero. En China y otras naciones asiáticas, el Dragón es símbolo de fortuna, al igual que el número 8. Con estos dos símbolos juega IWC, ya que este nuevo Portuguese se lanza en edición limitada a 888 ejemplares.

La principal novedad de este Portuguese reside en la inédita combinación de caja y esfera. El modelo en oro rojo (5N) de la colección actual se ofrece con esfera plateada. Este modelo Edition Dragon Year recurre a una tonalidad pizarra para su esfera. Esta variación, además de sus contadores negros y su fechador con fondo también negro, son las únicas diferencias externas que se pueden apreciar a simple vista.



La otra diferencia con respecto al modelo de producción regular requiere que observemos el calibre a través del fondo de cristal de zafiro del reloj. Concretamente se trata de la masa oscilante de su sistema de carga automática, en la cual se ha gravado el símbolo zodiacal del Dragón.

El resto es de sobras conocido por todos. El Portuguese más emblemático de la colección IWC, inconfundible por la disposición y la simetría de las indicaciones de su esfera, y que además alberga el mecanismo más representativo de la firma de Schaffhausen: el calibre 51011. Basado en el exclusivo sistema de carga Pellaton, este movimiento nos ofrece nada menos que 7 días de reserva de marcha y es uno de los principales responsables de la carrera que han emprendido muchas marcas en la última década para desarrollar mecanismos con cada vez más energía acumulada.

A pesar de ser un reloj claramente creado para el mercado oriental, IWC no menciona ninguna exclusividad de zona en este sentido. Por lo tanto, deduzco que se puede obtener en sus boutiques y puntos de venta oficiales distribuidos por todo el mundo. Sabia decisión, pues hay muchísimos miembros de la comunidad oriental que residen en occidente. Además, tampoco es imprescindible pertenecer a dicha etnia para sentirse atraído por este nuevo IWC.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.