Cuando hace tan sólo unos días os hablaba de los nuevos Big Pilot presentados por IWC en la pasada edición del SIHH hice referencia al modelo con caja de cerámica y al correspondiente a la nueva colección Miramar. Lo cierto es que allí no estaban todos. Quedaba por revisar el más complicado de todos, el Big Pilot Top Gun Perpetual Calender, y es lo que me propongo hacer en el artículo del día de hoy.

La primera impresión, que según dicen es la que cuenta, transmite sin lugar a dudas la inequívoca sensación de un reloj verdaderamente imponente. La morfología de la caja de este calendario perpetuo es prácticamente análoga a la del modelo “simple”, si se me permite esta expresión. Fabricada en cerámica con acabado en color negro tiene un diámetro de 48 mm, me ratifico en considerar subjetivamente esta medida reservada para muñecas privilegiadas teniendo en cuenta, además, la nada contenida corona típica de los Big Pilot. La única dimensión que varía respecto del otro modelo es la altura que pasa de los 15 mm a los 16, incremento más que contenido teniendo en cuenta que se ha tenido que implementar un calibre con la complicación de calendario perpetuo. Al igual que para el resto de los relojes de aviador de la manufactura de Schaffhausen la hermeticidad es de 6 bar (60 metros).

 

Así pues y como ya habréis deducido, las mayores diferencias las encontraremos en el corazón de este guardatiempos y, obviamente, en su dial – que mantiene el fondo en color negro, índices y cifras en Superluminova y pequeños detalles en rojo – debido a las indicaciones que debe integrar.

Hablemos en primer lugar del calibre que sustituye al 51111 del modelo convencional. De hecho, se trata de una evolución de éste, el 51614, pero con el añadido del módulo correspondiente a la complicación de calendario perpetuo. Así pues comparten las características básicas que consisten en remonte de tipo automático, frecuencia de oscilación del volante de 21.600 alternancias por hora y una extensa reserva de marcha de 168 horas (7 días).

Este calibre incorpora el sistema de cuerda Pellaton considerada como una de las cuerdas automáticas más eficientes de la historia de la relojería. El rotor de soporte elástico y la cuerda de trinquete Pellaton acumulan el total de las 168 horas de reserva de marcha con tan sólo 1.960 giros del rotor. Curioso el dato que nos ofrece IWC en su nota de prensa para poder comparar esta cifra diciendo que una persona que realice una actividad media, realiza al día unos 3.000 movimientos de brazo, es decir, si saliéramos de casa por la mañana con el reloj prácticamente descargado, unas pocas horas después del mediodía el nivel de carga sería el máximo.

Pasemos a las indicaciones. Las correspondientes a las horas y minutos mantienen la tipología del modelo convencional, a excepción del segundero central anterior que pasa a ubicarse en un dial subsidiario a las 9 y que comparte con la indicación correspondiente al día de la semana. Ambas escalas son concéntricas siendo la interior para los segundos y la exterior para los días de la semana. Las agujas indicadoras parten del mismo centro siendo la primera de igual morfología que las destinadas a horas y minutos, y la segunda de tipo bastón en color negro acabada en punta de flecha en color rojo.

Ubicado a las 6 en el dial nos encontramos con el subdial destinado a la indicación del mes gracias a una flecha con características análogas a la correspondiente a los días de la semana. Este subdial alberga en su interior la literatura que identifica a la manufactura “IWC Schaffhausen”.

Justo entre los dos diales subsidiarios ya comentados, entre la posición de las 7 y las 8, se muestra la indicación del año con cuatro cifras utilizando el método de ventanilla abierta en el dial. Este calendario perpetuo sólo deberá ser corregido manualmente en el año 2100 cuando, rompiéndose el ciclo habitual de cuatro años, no será año bisiesto. La corredera actual de los siglos incorpora los números 20, 21 y 22, por lo que al llegar al día 31 de diciembre de 2299 habrá cumplido con su servicio. Quizás no sea necesario apuntar esta cita, por lo menos en nuestra agenda particular.

Continuando con nuestro recorrido antihorario por el dial nos encontramos con la indicación correspondiente a la reserva de marcha y a la fecha a las 3, junto a la corona del reloj. La disposición de estas indicaciones es idéntica a la implementada en el dial subsidiario a las 9, es decir, de escalas concéntricas. La interior corresponde a la reserva de marcha de 7 días, mientras que la exterior apunta a la fecha.

Para acabar y en la posición de las 12 el dial muestra la indicación correspondiente a las fases de la Luna de manera realmente discreta a la vez que aprovecha el perímetro de este subdial para hacer referencia a la complicación de este guardatiempos. Dos pequeñas siluetas de aviones en blanco indican la posición de la Luna en los hemisferios norte y sur. La desviación mostrada de la órbita en cada período lunar (29,5 días) es de tan sólo 12 segundos respecto de la trayectoria real de la Luna.

La correa montada en el nuevo Big Pilot Top Gun Perpetual Calendar es la de tipo flexible en color negro integrada en el ya comentado modelo convencional, lo que implica que también prescinde de los dos pares de remaches junto a las asas de la caja tan característicos en las versiones anteriores de este modelo.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.