De todos es de sobra conocido el emblemático modelo Big Pilot de IWC dentro de la colección de sus relojes de aviador. Este 2012 presenta, la versión básica, dos nuevas caras. En primer lugar la correspondiente al Big Pilot Top Gun Miramar y, en segundo, el nuevo Big Pilot Top Gun con caja de cerámica.

Puesto que en ambos casos los cambios existentes son a nivel estético y de los materiales empleados en la caja, dedicaremos un único artículo para ambos modelos.

Empecemos con aquello que no varía: el calibre y las indicaciones. Ambos modelos continúan montando el ya conocido calibre manufactura de carga automática 51111 con una frecuencia de oscilación del volante de 21.600 alternancias por hora y una espléndida reserva de marcha de 168 horas o, lo que es lo mismo, 7 días.

Tampoco se alteran en estos dos nuevos modelos las dimensiones de la caja que continúa siendo de unos, no aptos para todas las muñecas, 48 mm y un grosor de 15 mm. La estanqueidad del conjunto es de 6 bar (60 metros). En cuanto al aspecto dimensional de este reloj, se debe tener en cuenta también el tamaño, más que considerable, de la corona. Bella y estéticamente perfecta e integrada en el diseño de este guardatiempos aunque limita bastante su uso a las muñecas convencionales. Pero lo comentado es subjetivo y, desde luego, no le resta ni un ápice de atractivo a este Reloj de Aviador.

Referencia IW500401 a la derecha e IW500402 a la izquierda.

Hasta la fecha, los modelos de Big Pilot existentes en el catálogo de IWC Schaffhausen eran el de referencia IW500401 para la versión en caja de acero y correa de aligator negra, y el correspondiente a la referencia IW500402 que respondía a una caja fabricada en oro blanco de 18K y correa de aligator en color marrón oscuro.

Big Pilot Top Gun Cerámico.

Este modelo forma parte de la ya existente línea de clásicos de los Relojes de Aviador. Las únicas diferencias que podemos encontrar respecto de la versión anterior en caja de acero son, en primer lugar y obviamente, el material de fabricación de la caja, esta vez en cerámica negra (óxido de circonio).

El dial es idéntico al anterior salvo por el pequeño avión en color rojo que incorpora la segundera y el color de ésta que pasa de ser totalmente blanca a negra excepto en su extremo donde conserva el color original.

Por último, y fuera de la caja del reloj, la correa de aligator se sustituye por una correa flexible de tela en color negro. Se pierden los ya famosos remaches junto a las asas del reloj original.

Big Pilot Top Gun Miramar.

Como ya os adelantaba con anterioridad a la celebración del SIHH y posteriormente, después de nuestra visita al stand de IWC, este año 2012 la manufactura de Schaffhausen ha lanzado esta nueva línea de relojes enmarcada en su ya extensa colección de Relojes de Aviador.

Sin lugar a dudas, este Big Pilot es el que más novedades presenta en su dial respecto del modelo anterior. La caja, al igual que en el modelo del que ya os he hablado, está fabricada en cerámica que adquiere infinitas tonalidades entre el negro y el gris.

El dial de este guardatiempos es de color antracita y, aunque las indicaciones son las mismas que en los otros modelos, los dígitos que las acompañan difieren de los anteriores en clara alusión a los relojes de observación originales de los años 1930 y 1940. En primer lugar el blanco de numerales e índices se ve reemplazado por un color arenoso más acorde con el nuevo color de la esfera.

En esta nueva colección, la minutería ocupa el anillo exterior del dial mientras que los dígitos que representan las horas pasan a ubicarse en un círculo interior de color rojo. Esta distribución poco usual de horas y minutos es la heredada de los relojes de observación ya comentados y, como todo, tiene su explicación razonable ya que, para la determinación astronómica de la posición durante los vuelos de larga distancia era sumamente importante poder consultar con toda precisión la información relativa a los minutos y segundos, más aún que la correspondiente a las horas.

Personalmente siempre he considerado el Big Pilot como un reloj de marcado aire vintage y de tintes ligeramente deportivos, estos últimos sin restar cierto aire de distinción a esta pieza. En mi opinión, cada una de estas dos nuevas versiones acentúan estos rasgos diferenciales por separado. Mientras que el Big Pilot Cerámico aumenta el carácter deportivo, el correspondiente a la nueva colección Miramar incide en su aspecto vintage.

 


Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.