La Grande Maison del Valle de Joux, aunando la capacidad de innovación y los conocimientos cultivados a lo largo de sus 176 años de tradición reunió, en el año 2009, sus logros más notables en una extraordinaria trilogía, bautizada como Hybris Mechanica 55, concentrando la espectacular cifra de 55 complicaciones.

Sus integrantes son el Hybris Mechanica à Gyrotourbillon, el Hybris Mechanica à Triptyque y el nuevo Hybris Mechanica à Grande Sonnerie, cada uno de ellos destinado a mostrar todo el esplendor de cada una de las tres máximas complicaciones relojeras: el tourbillon esférico, el calendario perpetuo y la sublime sonería.

Para custodiar estas tres prodigiosas piezas, Jaeger-LeCoultre encomendó la elaboración de un estuche único, una auténtica caja fuerte con acabados de gran calidad y grandes prestaciones en cuanto a la seguridad.

Hybris Mechanica à Gyrotourbillon

La precisión. Esta ha sido desde el inicio de la relojería la cualidad más deseada en la medición mecánica del tiempo. El tourbillon, inventado hace doscientos años por Abraham-Louis Breguet, es el dispositivo que proporciona la perfección en este aspecto. El escape del movimiento se alberga en el interior de una jaula que gira realizando rotaciones constantes en el tiempo para eliminar los errores de marcha en posiciones verticales del reloj. Pero estamos hablando de hace doscientos años, cuando los relojes de pulsera todavía no habían aparecido y únicamente existían los relojes de bolsillo. Por ese motivo el tourbillon se diseñó para corregir las desviaciones en dos dimensiones para posiciones verticales. Obviamente, con la aparición de los relojes de pulsera el tourbillon perdió efectividad debido a que el reloj podía adoptar cualquier posición en el espacio tridimensional debido al movimiento del brazo.

En 2004, Jaeger-LeCoultre introduce el primer tourbillon esférico con el Gyrotourbillon 1 dotado del calibre 177 que integra un tourbillon con dos jaulas que giran en torno a dos ejes compensando los efectos de la gravedad terrestre en el volante en las tres dimensiones espaciales. Con el motivo del Hybris Mechanica 55, se rediseña este reloj introduciendo diez complicaciones entre las cuales podemos encontrar un calendario perpetuo con cuatro agujas retrógradas e indicación de la ecuación del tiempo, todo ello alimentado por una reserva de marcha de 8 días suministrada por los dos barriletes que incorpora el movimiento. Adicionalmente, también se incorporan modificaciones en la esfera, ahora esqueletizada en oro blanco y titanio, y en la caja – de 43 milímetros de diámetro y 14,9 milímetros de altura – y la exclusiva hebilla ajustable en oro blanco de 18 quilates.

Hybris Mechanica à Triptyque

El segundo componente de la trilogía es otra reinvención de la Grande Maison, esta vez basada en el Reverso Grande Complication à Triptyque presentado en 2006 y considerado como el reloj más complicado del mundo.

El Hybris Mechanica à Triptyque pertenece a la ya legendaria serie de relojes con caja giratoria y hereda de su antecesor el hecho de tratarse de ser el primer reloj que permite consultar las indicaciones en tres esferas distintas, incluyendo la base que soporta la caja.

El calibre 175/1 integra un total de 19 complicaciones, las indicaciones de las cuales se ubican repartidas temáticamente en cada una de sus tres esferas. La componente articulada de la caja presenta, sobre su cara anterior las indicaciones correspondientes al llamado tiempo civil: horas, minutos y segundos, indicador de 24 horas y la indicación de reserva de marcha. Sobre su cara posterior se localizan las indicaciones del tiempo sideral: hora sideral, calendario zodiacal, carta del cielo, ecuación del tiempo e indicación de salida y puesta de sol. La base sobre la que descansa esta parte articulada está destinada a contener un calendario perpetuo con fecha retrógrada y fases de la luna.

Con el fin de aumentar la precisión de este guardatiempos, Jaeger-LeCoultre incorporó a este movimiento de remonte manual, un tourbillon equipado con el nuevo escape isómero de elipse dotado de un volante en aleación de platino e iridio.

Novedades importantes en el nuevo diseño son la esfera con círculos placados en oro, la caja – de 55 milímetros de largo, 37,7 milímetros de ancho y 18 milímetros de alto – en oro blanco de 18 quilates y la hebilla exclusiva en oro blanco / titanio.

Hybris Mechanica à Grande Sonnerie

La complicación por excelencia, un reloj de sonería, fue el “leit motiv” elegido por la manufactura de Le Sentier para completar esta trilogía y presentar su invento más reciente: un calibre totalmente inédito que incorpora una Gran Sonería con carillón Westminster completo. Pero la exclusividad del Hybris Mechanica à Grande Sonnerie no acaba aquí, sino que se trata del único reloj de muñeca con esta complicación en el que el Westminster Carillón reproduce íntegramente la melodía del Big Ben, resultando de este modo ser el Carillón más largo que ha sonado nunca en Grande Sonnerie gracias a las 12 horas de reserva de marcha disponibles en este modo.

Este guardatiempos incluye además un total de trece nuevas patentes, entre ellas, dos relacionadas directamente con la sonería. La primera es el sistema de Martillos Trebuchet, inspirados en la artillería medieval y gracias al cual se consigue utilizar el 80% de la energía procedente de los rastrillos, frente al 10% ó 30% que se consigue liberar con el sistema tradicional. La segunda, el sistema de gongs confeccionados en una aleación especial, en una sola pieza y de sección cuadrada frente a la sección redonda tradicional, cuyo soporte se halla soldado al cristal de zafiro del reloj para conseguir un sonido más puro. Puesto que la caja del reloj sirve como caja de resonancia para amplificar la vibración de los timbres de repetición, en el Hybris Mechanica se ha fabricado en oro blanco ya que es el metal noble con mejor acústica. Como colofón a las innovaciones presentadas en este reloj, Jaeger-LeCoultre incorporó un nuevo sistema de ajuste de horas y minutos para evitar los serios daños que se pueden infringir en el caso de sincronizar el reloj cuando la sonería está funcionando o al girar las agujas en sentido antihorario. Para ello no se utiliza la corona del reloj sino que se realiza a través de pulsadores, uno para las horas y dos para los minutos con posibilidad de ajustarlos hacia adelante o hacia atrás.

El Hybris Mechanica à Grande Sonnerie está dotado de tres modos de sonería, seleccionables mediante el uso de un pulsador. El modo activo puede consultarse en todo momento gracias al indicador ubicado a las seis en punto en la esfera.

Modo Grande Sonnerie. En este caso, la sonería da las horas y los cuatro cuartos de manera automática a través de una combinación de notas a cada cuarto (4 cuartos), dando también las horas a cada cuarto mediante un número de golpes igual al correspondiente número de horas. Por lo que respecta a la Grande Sonnerie, al incluir la sonería 4 gongs de diferentes tonos recibe el nombre de Carillón o Grande Sonnerie à Carillón. En concreto, el Westminster Carillon reproduce la melodía del Parlamento de Londres sobre 4 gongs equivalentes a 4 notas – conocidas como A, G, F, C. Una melodía completa equivale a 4 secuencias siendo cada secuencia diferente para cada cuarto.

Modo Petite Sonnerie. Se trata de una opción designada para ahorrar energía. Cuando este modo está activo no hay sonería a los cuartos mientras que para la hora completa se reproduce la sonería de tres cuartos más las horas usando los cuatro gongs.

Modo Silencio. Se anula la sonería del guardatiempos.

Repetición de Minutos. Adicionalmente a estos tres modos seleccionables, la Repetición de Minutos puede ser activada en cualquier momento a petición y a través del pulsador ubicado en la corona del reloj. En el Hybris Mechanica, la Repetición de Minutos no precisa de ningún tipo de remonte previo a su activación. El reloj ofrece la precisión del minuto usando una serie de cuatro tonos que utilizan los cuatro gongs: primer gong como nota grave para las horas, uso de los cuatro gongs sonando la melodía correspondiente a cada uno de los cuartos, segundo gong como nota aguda para los minutos. La secuencia de la sonería es la más lógica, es decir, horas – cuartos – minutos, mientras que otros calibres lo realizan en el siguiente orden: cuartos – horas – minutos.

El Calibre

El Calibre 182, con un total de 1.300 componentes, es el responsable de esta proeza mecánica y tiene unas dimensiones de 37 milímetros de diámetro y 10,42 de altura, albergados en una caja de 44 milímetros de diámetro y 15 de altura. Pero su complejidad no se limita a la sonería sino que abarca hasta un total de 26 complicaciones. Entre ellas las más destacables: un tourbillon volante de 28.800 alternancias por hora y un calendario perpetuo íntegramente retrógrado que indica la fecha, el día de la semana y el mes en esferas subsidiarias e indica el ciclo de los años bisiestos en una pequeña abertura. El mecanismo del calendario perpetuo está programado de manera que no será necesaria ninguna corrección manual hasta el año 2100. En el caso de un período sin uso, los correctores se hallan ubicados a las 12 horas en la carrura de la caja.

La Esfera

Las indicaciones disponibles en la esfera del Hybris Mechanica à Grande Sonnerie son la hora digital saltante, los minutos, el modo activo de la sonería (Grande, Pequeña, Silencio), las indicaciones del calendario en un nivel inferior a las anteriores y las dos reservas de marcha características del Dual Wing (existencia de dos barriletes, uno destinado al movimiento base del reloj y el otro destinado exclusivamente a las funciones de la sonería).

La esfera, que puede considerarse dividida en dos partes, posee una abertura en el hemisferio izquierdo que permite observar los rastrillos de la Gran Sonería, mientras que el fondo de cristal de zafiro permite la visualización del tourbillon y de los martillos.

Las distintas funciones se controlan a través de la corona y de los pulsadores ubicados a la derecha en la carrura de la caja. Incluso en este punto sorprende el Hybris Mechanica puesto que basta con girar la corona en un sentido para armar el barrilete del tren de ruedas y generar así la reserva de marcha de 50 horas, o bien girarla en el sentido contrario para armar el segundo barrilete que almacena la energía necesaria que asegura el funcionamiento de la Gran Sonería por un período de 12 horas.

El estuche

Entre 2009 y 2014 Jaeger – LeCoultre tenía previsto producir treinta estuches destinados a contener esta trilogía de obras de arte relojeras. El inicio de la entrega de piezas se inició en septiembre de 2010 bajo una envolvente que compaginaba lujo con seguridad. La entrega se realiza en una caja fuerte, con unas dimensiones de 1,5 metros de altura y 1 metro de ancho cuyo peso es de casi una tonelada, cubierta de piel y fabricada por un artesano alemán.

Esta “caja” va equipada con un cerrojo electrónico y posee una zona destinada a contener cada una de las tres piezas de la trilogía. Adicionalmente, dispone de espacio suficiente para albergar ocho relojes más.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

2 comentarios

  1. Hello!

    The clock Hybris Mechanica 55 Jaeger-LeCoultre to Gyrotourbillon is very beautiful.

    What price the clock Hybris Mechanica Jaeger-LeCoultre 55 to Gyrotourbillon ?

    Att

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.