Analizamos el Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox 2018, el reloj más representativo e histórico de la nueva colección Polaris que la firma de Le Sentier nos ha presentado en el SIHH 2018.

Una vez finalizados los artículos generales sobre las novedades que hemos visto en el SIHH 2018, llega el turno de los artículos dedicados a los relojes más significativos que nos han presentado las firmas que han exhibido en Ginebra. Iniciaré esta etapa con el Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox.

He elegido el Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox 2018 por dos motivos. El primero es porque se trata del reloj más representativo de la nueva colección Polaris que Jaeger nos ha presentado en Ginebra. El segundo motivo es que se trata de una edición limitada, por lo que los posibles interesados pueden tener cierta urgencia en consultar información u opinión sobre este reloj.

Antes de entrar en materia concreta sobre el Polaris Memovox, creo que es pertinente realizar una serie de consideraciones previas. El término histórico Polaris se refiere a un reloj de buceo que Jaeger-LeCoultre creó en el año 1965, aunque la versión más apreciada por los coleccionistas fue la que presentó en el año 1968. El término Memovox es sinónimo en Jaeger de reloj con la función de alarma.

Jaeger-LeCoultre Memovox Polaris (1968)

Jaeger-LeCoultre Memovox Polaris histórico (1968)

Atendiendo a los dos parámetros anteriores se concluye fácilmente que la nueva colección Polaris de Jaeger-LeCoultre se limita a una cierta inspiración estética en el Polaris original ya que los relojes que la componen no cumplen dichas condiciones. No son relojes de buceo y no comportan la complicación de alarma. Solo hay uno de los relojes presentados que cumple estrictamente las condiciones que definen el ADN histórico del nombre Polaris: el Polaris Memovox 2018 protagonista de este artículo.

Jaeger-LeCoultre Memovox Tribute to Polaris (2008)

Jaeger-LeCoultre Memovox Tribute to Polaris (2008)

Seguro que ya os habréis preguntado el porqué de mi empeño en añadir 2018 al final del nombre de este reloj. El motivo es distinguirlo de la primera reedición del Polaris que Jaeger ya presentó en el año 2008, que también se emitió en formato de edición limitada y cuyo nombre concreto era “Memovox Tribute to Polaris“.

En la imagen que acompaña estas lineas podemos observar la edición limitada (768 piezas) del 2008 y apreciaremos fácilmente la similitud con esta edición del 2018. Ambos replican todas las características estéticas de los elementos externos del Polaris de 1968, aunque la emulación es más fiel y minuciosa en el modelo del 2008, que era prácticamente idéntico al original histórico.

Por tanto, es fácil deducir que a los orgullosos propietarios de la Edición Limitada del 2008 no les hará una excesiva ilusión que Jaeger presente de nuevo una edición limitada inspirada en el mismo reloj.

 

La caja del Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox 2018

En función de todo lo narrado en este largo preámbulo, inevitablemente y por lógica me tendré que referir al Polaris original y a la reedición del 2008 al analizar este Polaris Memovox del 2018. Iniciamos el periplo por la caja, que está realizada en acero y mide 42 milímetros de diámetro. Por tanto, en ambos aspectos es idéntico al Polaris del 2008 y al original de 1968. Aparentemente la geometría de los tres modelos es muy similar, aunque para ser más preciso en este apartado sería necesaria una comparación visual simultánea de los tres relojes.

Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox 2018 - case

Obviamente y al igual que sus antecesores, el Memovox Polaris del 2018 cuenta con las tres coronas que caracterizan este legendario reloj. La central tiene como función ajustar el bisel giratorio interno, un elemento imprescindible en un reloj de buceo y cuya finalidad es determinar los tiempos de inmersión. La corona superior sirve para ajustar la alarma y para activarla. La inferior tiene las funciones típicas de cualquier reloj; ajustar las agujas del tiempo, ajustar el fechador y cargar manualmente el muelle motor.

El fondo del Polaris Memovox es opaco y su hermeticidad es de 20 bares, lo que equivale aproximadamente a 200 metros. Se trata de una cifra más que notable para un reloj con tres coronas y más que suficiente para cualquier uso, actividades acuáticas incluidas. A esta versatilidad deportiva también contribuye su correa realizada en caucho de color negro.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.