Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura

Jaeger-LeCoultre anuncia el Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura, una nueva versión de su espectacular y exclusivo reloj femenino.

\\ WT REF 77317 Se lee en 2' 56''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Deslumbrante (Dazzling) es un término especialmente adecuado para definir este Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura y todos sus antecesores. En este Jaeger-LeCoultre deslumbra el brillo de las piedras preciosas que decoran su caja, acentuado por el espectacular contraste que crean con el azul de la esfera.

La traducción literal del término francés rendez-vous es «cita» y, además de la fase lunar, esta es la curiosa indicación que nos ofrece el Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura. Se trata de una indicación en forma de estrella que ajustamos manualmente a la hora en que tenemos una cita, un evento, etc. Se trata de una indicación que a diferencia de la complicación de alarma no emite ningún sonido, por lo que se limita a un simple recordatorio visual. Esta estrella se ajusta mediante la segunda corona que equipa este reloj.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura - front Lazura - front

Rendez-vous es también el término que da nombre a una extensa colección femenina de Jaeger-LeCoultre, pero que nos puede confundir. A priori es fácil y lógico pensar que todos los relojes de esta colección nos aportan la indicación de «cita», pero esta es una regla que sorprendentemente no se cumple. Solo encontramos esta curiosa indicación en algunos de los relojes-joya, de esta colección. Para los demás, el termino Rendez-Vous implica más un concepto estilístico que funcional.

Tanto estética como técnicamente, podemos mencionar como predecesor de este Dazzling Moon Lazura el Rendez-Vous Moon Serenity que Jaeger-LeCoultre nos presentó en el 2019 y al que dedicamos este artículo. La gran diferencia entre ambos relojes se centra en la distribución y el estilo de los engastes de diamantes que adornan sus cajas.

En este ámbito, el signo identitario de los Dazzling es el profuso engaste de piedras preciosas que adornan su bisel distribuidas en dos hileras. Es esta brillante decoración la que da sentido al término Dazzling (deslumbrante) de su nombre.  En este caso se trata de diamantes talla brillante, que como es característico de esta serie se distribuyen en función de sus dimensiones; Encontramos 36 diamantes de gran tamaño en la hilera externa, 76 en la interna, 12 en las asas y 2 a modo de cabujón de las dos coronas de este Rendez-Vous.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura - carrura

Lo destacable de este engaste, que lo aparta de convencionalismos, es su estructura que forma una especie de voladizo que sobrepasa el diámetro de la caja. Aparte de su indiscutible atractivo estético, el beneficio de esta implementación es que permite que la luz atraviese la hilera externa con el consiguiente incremento del brillo, que es la razón de ser de una piedra preciosa.

La caja mide 36 milímetros de diámetro y 10,76 de grosor. El material elegido para elaborarla es el oro rosa, lo que incrementa si cabe la espectacularidad de esta pieza, pero el factor diferencial con anteriores ediciones de este reloj lo encontramos en la esfera. Se trata del Lapislázuli que ha elegido Jaeger-LeCoultre para realizarla.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura

Nuevamente, el azul característico de esta gema semipreciosa resulta espectacular, pero lo que hace esta piedra tan especial son las virutas doradas de pirita que se distribuyen por su superficie e interior. El efecto hipnótico que ello produce aun adquiere más sentido en una esfera como la de este Rendez-Vous, en la que se escenifica un mapa celeste. El Lapislázuli nos proporciona en un solo material el azul del cielo y las brillantes estrellas que en el se distribuyen. Eso sí, no busquemos imposibles como sería que su distribución se asemejase a la realidad astral.

El Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura equipa el calibre 935, un movimiento automático de carga automática desarrollado específicamente en el 2015 para la colección Rendez-Vous. Su frecuencia de oscilación es de 28.800 alternancias por hora y ofrece una reserva de marcha de 40 horas. Es de destacar especialmente la precisión del mecanismo de su fase lunar, que no necesita ningún ajuste durante 972 años.

Jaeger-LeCoultre Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura - model

En el comunicado sobre este Rendez-Vous Dazzling Moon Lazura, Jaeger-LeCoultre no menciona ninguna limitación en su producción. Lo que es seguro es que, dada la excepcionalidad de esta pieza relojera, pocas llegarán al mercado. Lo que también es seguro es que se trata de un reloj destinado a ser  vestido por mujeres en ambientes muy selectos.

\\ WT REF 77317
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta