Largo es el nombre oficial de este nuevo reloj de Jaeger-LeCoultre, pero también muy explicativo. Grande Tradition que nos indica que pertenece a la colección más prestigiosa de Jaeger. Tourbillon Cylindrique à Quantième Perpétuel, que no requieren traducción y nos indica las dos grandes complicaciones que incorpora. Finalmente Jubilee, ya que pertenece a la trilogía de relojes en edición limitada que Jaeger-LeCoultre nos ha presentado en este SIHH con motivo del 180 aniversario de la marca.

Dentro de esta trilogía Jubilee, este tourbillon con calendario perpetuo se encuentra justo en medio en cuanto a complicaciones. El más “simple” es el Master Ultra Thin Jubilee, el cual ya hemos analizado para vosotros. El más complejo es el Gyrotourbillon que en breve será motivo de otro artículo.

Master Grande Tradition Tourbillon à Quantième Perpétuel (2009)

Este nuevo Grande Tradition tiene bastante en común con un reloj que pertenece asimismo a la colección Grande Tradition, que comporta las mismas complicaciones y que fue presentado por Jaeger-LeCoultre en el año 2009 con caja de oro rosa y platino.

Las dimensiones de su caja, en este caso de platino, de 42 milímetros de diámetro, también son las mismas que el modelo original. Si comparamos las esferas, apreciaremos que de nuevo guardan la misma disposición, con ligeras variantes estéticas en la forma de mostrar las indicaciones.

¿Donde está pues la diferencia entres estos dos relojes?… Si nos atenemos a sus respectivas notas de prensa y datos técnicos, solo aprecio que en el modelo Jubilee motivo de este artículo, se menciona que, tal como indica su nombre, utiliza una espiral cilíndrica. Supongo que la geometría cilíndrica de esta espiral aporta alguna ventaja en cuanto a cronometría y estabilidad, pero Jaeger no nos aporta de momento ninguna explicación técnica al respecto.

Al igual que en el modelo del 2009, este Master Tradition ubica un pequeño segundero en el eje de la jaula del tourbillon, pero su lectura y funcionamiento es también igual de  confuso que en el modelo original. Vemos que de su centro parten tres agujas, una de las cuales acaba en forma de flecha, que recorren un segmento con divisiones cada 5 segundos, del 0 al 20. ¿Que ocurre cuando la aguja llega al 20?. Si sigue el recorrido circular habitual no tenemos ningún índice que nos muestre el segundo que está indicando. Si resulta que es retrograda (no lo creo) y vuelve a 0, no veo ningún sitio que nos indique las mediciones de 20 segundos acumuladas. En cualquiera de ambos casos, tiene una función más estética que práctica.

Si nos centramos en la esfera, veremos que su base es granulada, del mismo estilo que Jaeger empezó a implantar en sus Duometre y que ha aplicado a los tres relojes de la trilogía Jubilee. Particularmente, junto con el esmalte, es mi tipo de acabado de esfera preferido, pero se trata tan solo de una cuestión estética y por tanto subjetiva.

Las indicaciones del Calendario Perpétuo son bastante convencionales, mediante agujas que recorren los índices de la fecha, el día de la semana, el mes y la fase lunar. Una indicación que sí aprecio mucho y que encontramos en muy pocos relojes con esta complicación, es la del año, que en este Master Tradition se muestra a través de dos ventanillas ubicadas en la zona superior, dentro del sub-dial que nos indica el mes.

Nada pues que objetar a la estética general de este nuevo Mastre Tradition. La simetría de las indicaciones de su esfera es intachable. El diámetro de la caja, al igual que los 13,1 milímetros de grosor se pueden considerar de muy contenidos teniendo en cuenta las complicaciones que alberga, lo que siempre redunda en la comodidad de uso. Y de los acabados poco que decir, ya que son tan perfectos como podemos esperar de cualquier Jaeger de esta colección. Otro punto a destacar son los 5 bares de hermeticidad que nos garantiza Jaeger-LeCoultre, una cifra muy notable y poco habitual en relojes con calendario perpétuo.

Como podéis imaginar se trata de una edición especial limitada en su producción, en este caso a 180 ejemplares, una cifra muy alta con respecto a lo habitual en relojes de esta complejidad. El número individual de cada reloj está grabado en el fondo de la caja, que evidentemente cuanta con cristal de zafiro para poder contemplar el calibre Jaeger-LeCoultre 985. Su precio es de 141.000 €, extremadamente contenido para esta clase de reloj.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.