En el artículo que publicamos sobre las novedades de Jaeger-LeCoultre sobre su colección Master Control ya incluimos algunos comentarios sobre este nuevo Master Ultra Thin Tourbillon. Ahora nos llega información ampliada y nuevas imágenes que son especialmente útiles para apreciar una pieza como esta, adentrarnos en sus secretos y realizar nuestro habitual test.

A pesar de la avalancha de modelos, y en mi opinión, excesiva explotación que está sufriendo la complicación del tourbillon en los últimos años, el caso de Jaeger-LeCoultre es de los pocos que la trata con coherencia. En el año 2004 Jaeger rompió moldes con el lanzamiento del Gyrotourbillon, un guardatiempo que aportaba lógica al uso del tourbillon en un reloj de pulsera, implantando el primer tourbillon esférico. Mas tarde, en el 2008, lo aplicaba en su pieza icónica, el Reverso.

El Gyroturbillon es de las pocas implementaciones de esta complicación que realmente tienen un efecto notable en la precisión de un reloj de pulsera. Su inconveniente, si así se puede llamar, es que se trata de una arquitectura sumamente compleja que provoca que sus costes, y en consecuencia el precio final del producto solo este al alcance de unos pocos privilegiados.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon frontHace seis años, Jaeger-LeCoultre complementa su Gyrotourbillon con un tourbillon estándar de un solo eje que introduce en su colección Master Control. Visto así, parece que esta maniobra fuera un tanto incoherente con el esfuerzo realizado anteriormente para optimizar la eficacia del tourbillon, pero hay un par de detalles que bien analizados justifican esta decisión.

En primer lugar, especialmente con el lanzamiento de este Ultra Thin, es destacable la idea de implementar un tourbillon en un reloj extraplano, algo físicamente imposible con el Gyrotourbillon. En segundo lugar, para muchos compradores vital, es encomiable el esfuerzo de Jaeger-LeCoultre en ofrecer un reloj con regulador tourbillon a un precio moderado. Cuando hablo de moderado, es evidentemente en referencia al precio medio de esta gran complicación, ya que en términos absolutos, 56.500 euros es una cifra realmente importante. En los últimos años se han lanzado tourbillones con este precio, e incluso inferior, pero en muy contados casos la calidad de acabados es comparable al Master Ultra Thin Tourbillon.

El concepto de este reloj es realmente notable y difícil de conseguir: un tourbillon con una caja muy plana y con una esfera limpia, discreta y elegante. Normalmente, este concepto de elegancia va reñido con el tourbillon, especialmente en la mayoría de los últimos lanzamientos de relojes con esta complicación. El tourbillon, especialmente si es visible por la cara de la esfera, comporta cierta espectacularidad no exenta de exhibicionismo. Jaeger ha conseguido mantener su fascinación visual, sin renunciar a la discreción.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon – la caja

La caja de este Master Ultra Thin Tourbillon, de 11,3 milímetros de grosor, adopta el diseño de las últimas creaciones de la gama Master Control. Las mayores diferencias respecto a los primeros modelos de esta colección son el menor grosor del bisel y una corona mucho más estilizada, más acorde con la imagen que se quiere transmitir con estos relojes. El diámetro se puede considerar perfecto, ya que sus 40 milímetros de diámetro no desentonan en prácticamente cualquier tamaño de muñeca.

JLC Master UltraThin Tourbillon 02. case

La elección del oro rosa también es muy acorde con las últimas tendencias del oro en relojes, aunque como ya comenté en el primer artículo, no es descartable, incluso es bastante predecible, que Jaeger-LeCoultre lo complemente en un futuro cercano con otras tonalidades de oro, platino, e incluso quien sabe si acero.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon – la esfera

JLC+Master+UltraThin+Tourbillon+04b

La esfera, como en cualquier reloj, es lo primero que apreciamos de él. Es un elemento que confiere el 80% del carácter y del atractivo de un reloj. Por extraordinario que sea un guardatiempo, si su esfera no nos atrae e incluso enamora, difícilmente llegaremos a adquirirlo. Con el Master Ultra Thin Tourbillon, Jaeger-LeCoultre elige un tono crema para el fondo de la esfera que resulta especialmente adecuado. Se rompe con el blanco típico de la mayoría de relojes elegantes y, aunque hay relojes de otras firmas con esta tonalidad de esfera, le aporta un cierto aire “vintage” que le otorga carácter propio. Con plena coherencia estética, Jaeger elige índices aplicados en oro rosa para indicar las horas. Los minutos se indican mediante unos minúsculos, pero visibles, puntos esféricos también en oro rosa y aplicados. En conjunto, esta elección para los índices es prácticamente idéntica a la empleada por Vacheron Constantin en su gama Patrimony Contemporaine, lo cual por otra parte no deja de ser un elogio.

En este reloj no encontraremos ni segundero central ni fechador, dos indicaciones que sin duda darían al traste con la elegancia perseguida con su diseño. Pero el segundero de hecho existe y lo encontramos emplazado en la jaula del tourbillon, mediante una pequeña aguja azul que recurre un índice circular. Muy acertadamente, dicho índice incluye todos los indices correspondientes a cada uno de los 60 segundos, algo poco frecuente en este tipo de disposición. En conclusión, a la indiscutible elegancia que se ha conseguido en la esfera de este Master Ultra Thin Tourbillon, hay que añadirle sin reparos el calificativo de legible, dos conceptos que no son nada fáciles de aunar.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Tourbillon – el movimiento

El mecanismo de este Ultra Thin es el calibre de carga automática con denominación 982. Su frecuencia de oscilación es de 28.800 alternancias por hora, una cifra alta para lo habitual en un tourbillon. Esta compuesto de 262 piezas y su grosor es de 6,4 milímetros, una cifra modesta en términos absolutos, pero notable en términos relativos a esta complicación. La jaula del tourbillon está realizada en titanio, lo que permite que el conjunto de piezas que lo forman no exceda los 0,33 gramos de peso. Una duda que ya plasmé en el primer artículo es si el tourbillon de este calibre 982 era el mismo que se aplico en el calibre 978. La nueva información de que disponemos nos confirma que así es. Lo que no se menciona en dicha información es si este calibre es visible a través del fondo del reloj, aunque me atrevo a aventurar que por lógica así tiene que ser.

Como resumen puedo confirmar que las intenciones iniciales de Jaeger-LeCoultre con esteMaster Ultra Thin Tourbillon se han cumplido plenamente. Se ha conseguido crear un reloj altamente complicado, de una gran pero discreta elegancia, y lo más difícil, implantado en una caja realmente fina para todo lo que alberga.

PVP recomendado: 56.500 €


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector. 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.