Una de las confidencias que se nos revelaron durante nuestra visita a la manufactura de Girard-Perregaux el pasado mes de junio fue precisamente la que constituye el objeto de este artículo, que Jeanrichard estaba preparando el lanzamiento de tres nuevas colecciones. Por aquel entonces nuestros anfitriones nos mostraron algunos bocetos e imágenes de lo que iban a ser los nuevos guardatiempos. Para aquellos que les pueda resultar extraño que mencionemos o relacionemos ambas marcas de manera tan directa, apuntar que el motivo es sencillo: ambas forman parte del Grupo Sowind.

Sin lugar a dudas, lo que sí ha supuesto toda una sorpresa es que estas novedades se hayan presentado dentro del curso del presente 2012. Quizás por la época del año en la que nos encontrábamos todo parecía apuntar a que estas presentaciones se llevarían a cabo durante el transcurso de la próxima edición del SIHH, que tendrá lugar entre los próximos 21 y 25 de enero de 2013, o, en el caso de que Jeanrichard siga los pasos de su hermana, Girard-Perregaux, durante la celebración de Baselworld 2013 que tendrá lugar a partir del 25 de abril del próximo año.

Las tres nuevas colecciones presentadas por Jeanrichard consisten en una primera, de nueva manufactura y bautizada con el nombre de 1681 Ronde, que constituye la vertiente más clásica, seguida de dos reinterpretaciones de colecciones ya existentes en el catálogo de la marca y que plasman de manera acentuada el carácter deportivo y aventurero implícito a ella: el Highlands y el Aquascope.

A falta, por ahora, de tenerlos en la mano y poderlos disfrutar en directo os avanzamos los datos facilitados por la manufactura. Próximamente os haremos llegar los correspondientes artículos de test para cada una de estos guardatiempos, con nuestras sensaciones y opiniones personales sobre cada uno de ellos.

Colección 1681 Ronde.

1681 Ronde Small Second

Elegancia, sobriedad y legibilidad con ciertos rasgos de discreta modernidad. Por las líneas y carácter de este guardatiempos, quizás sea en un futuro el destinado a suplir a la existente colección Bressel de la manufactura.

Se trata de una pieza creada con el fin de rendir homenaje a la figura del fundador de la marca: Daniel Jeanrichard.

Daniel Jeanrichard.

Daniel Jeanrichard

De hecho, 1681 no es otro que el año en que Jeanrichard realizó su primer reloj de pulsera. Nacido en 1665 en la aldea de Les Bressels, junto al lago La Sagne, a medio camino entre La Chaux-de-Fonds y Le Locle, pronto desvió a su atención a la mecánica de los relojes. A la edad de 14 años cayó en sus manos un reloj de pulsera, el cuál estudió, desmontó … y decidió reproducir. La fascinación por la relojería se convirtió en pasión y, de manera completamente autodidacta, fue adquiriendo las habilidades y maestría necesarias en el arte de la relojería. En 1692 obtuvo el reconocimiento de maestro relojero.

Su contribución al desarrollo de la relojería en la región de Neuchâtel, ubicada en las montañas del Jura, es innegable: de manera adicional a la invención de diversos útiles y herramientas, fue el creador del “établissage” (sistema de producción basado en la división del trabajo utilizando distintos talleres y manufacturas para el ensamblaje de los guardatiempos). Considerado como un pionero en su campo, sus esfuerzos se orientaron en parte a mantener vivo el oficio de relojero y, en 1701, contrató a sus primeros aprendices.

El maestro relojero abrió nuevos horizontes que, tiempo después, algunos de sus descendientes tratarían de ampliar. Louis Jeanrichard (1812–1875), nieto de Daniel fue, sin duda, uno de los relojeros con más aptitudes de su generación. Ejerció una influencia considerable en la alta relojería e instaló en su taller, mucho antes de la creación del Observatorio Cantonal de Neuchâtel , un observatorio con el fin de probar la precisión de sus relojes.

Calibre manufactura JR1000.

Calibre JR1000

Los modelos que constituyen la colección 1681 albergan en su interior el ya conocido calibre JR1000 de la manufactura, que vio la luz en 2004 después de cuatro años de distintos estudios y desarrollos. De remonte automático  y una frecuencia de oscilación de 28.800 alternancias por hora, dispone de una reserva de marcha mínima garantizada de 48 horas. Sus dimensiones son de 11 1/2’’’ de diámetro y un excelente espesor de tan sólo 3,77 mm.

Tomando como base este calibre, Jeanrichard desarrolla, mediante la adición de distintos módulos, un amplio abanico de complicaciones que abarca desde el pequeño segundero (el calibre base implementa un segundero central) hasta el cronógrafo o las fases lunares, pasando por los segundos retrógrados o el indicador de reserva de marcha lineal. Las distintas variaciones del calibre JR1000 tan sólo difieren entre ellas en dos aspectos: el primero de ellos es el espesor del conjunto, que viene dado por el módulo implementado para la correspondiente complicación; la segunda diferencia la podemos encontrar en el número de rubíes que alberga.

Calibre JR1000 con rotor personalizado.

Para los nuevos modelos de la colección 1681, el calibre JR1000 presenta una tercera novedad a nivel estético y que consiste en la personalización de la masa oscilante, grabada con el logotipo de la manufactura.

Los 1681 Ronde.

1681 Ronde Central Second

La nueva colección se presenta, inicialmente con dos modelos que comparten los atributos de elegancia, sobriedad y legibilidad. Ambos guardatiempos presentan una caja de 41 mm de diámetro, cristal de zafiro y fondo visto. Rasgo común a ambos ejemplares es el dial lacado en color blanco.

El 1681 Ronde Central Second presenta una caja manufacturada en oro rosa y alberga el calibre JR1000 base, es decir, el que permite llevar al dial las indicaciones de horas, minutos y segundos centrales con fecha por ventanilla a la altura de las 3. El espesor de la caja es 10,06 mm y la hermeticidad alcanza un discreto valor de 30 metros, adecuado al uso que se le supone a esta pieza. Las agujas de este modelo están manufacturadas en oro rosa, al igual que la caja, y las correspondientes a horas y minutos adoptan la tradicional forma de hoja con la zona interior rellenada en material luminiscente. Los índices son aplicados, también en oro rosa, de bastón para las horas impares y representados con números arábigos en las pares. Tanto índices como números arábigos ven reforzada su legibilidad por puntos luminiscentes ubicados en el perímetro exterior del dial. La correa de este guardatiempos es de aligator marrón con cierre del tipo hebilla en oro rosa.

1681 Ronde Small Second.

El segundo componente de la colección, el 1681 Ronde Small Second dispone de una caja fabricada en acero albergando, en este caso, el calibre JR1050 correspondiente al movimiento base JR1000 modificado al añadirle el módulo que permite la implementación de un pequeño segundero a las 6 en sustitución del segundero central. La altura de la caja es, debido a este calibre modificado, algo mayor a la anterior y se fija en un valor de 10,96 mm. La hermeticidad de 30 metros disponible en el modelo Central Second se ve aumentada hasta los 50 metros. Las agujas de horas y minutos mantienen la forma de hoja, esta vez fabricadas en acero, y el material luminiscente aplicado. Por lo que respecta a los índices, aplicados en acero, son todos del tipo bastón con tratamiento luminiscente (doble índice a las 12) manteniendo los puntos luminiscentes perimetrales. En este caso, la correa es de aligator negro con cierre del tipo hebilla en acero.

Colección Highlands.

Jeanrichard Highlands

Al igual que sucede con la tercera colección a presentar, el Highlands de Jeanrichard representa uno de los viejos conocidos de la manufactura. De hecho, como os anunciaba al principio de este artículo y a juzgar por la información de la que disponemos, se trata de una nueva versión de este modelo, con algunos matices que lo distinguen de sus antecesores.

Modelo anterior del Highlands.

El calibre albergado por el nuevo Highlands continúa siendo el de remonte automático JR60, con una frecuencia de oscilación de 28.800 alternancias por hora y una reserva de marcha de 42 horas. Al respecto de este calibre tan sólo me asalta la duda de si habrá sido ligeramente modificado ya que presenta la indicación de la fecha por ventanilla a la altura de las 4:30 en lugar de a las 3 como sucedía en el modelo anterior, o tan sólo se trata de un cambio de ubicación en la apertura de la ventanilla.

Respecto de la caja podríamos decir que permanece completamente inalterada: dimensiones de 44,50 x 40 mm con una altura de 11,96 mm y fabricada en acero con acabado “sandblasted” y fondo ciego atornillado. La hermeticidad se mantiene en los 100 metros y, quizás como única diferencia, podríamos comentar que los numerales alojados en el bisel bidireccional se representan mediante las grafías 13 a 24 en lugar de las utilizadas en la anterior versión (1 a 12).

La diferencia más notoria respecto del anterior Highlands la encontramos en el dial, ya que aplica una filosofía inversa a la habitual. El tratamiento luminiscente aplicado generalmente a índices y números arábigos se aplica en este caso a la totalidad del fondo del dial, dejando a los primeros componentes en color negro.

Las agujas de horas, minutos y segundos mantienen su morfología y el tratamiento luminiscente interior en el caso de horas y minutos, sustituyendo el relleno rojo de la punta de flecha del segundero por tratamiento luminiscente análogo al de las otras agujas.

Detalle del dial del nuevo Highlands

Las habituales correas de caucho o tela de versiones anteriores han sido sustituidas por una correa de piel en acabado “khaki” y cierre desplegable en acero.

Colección Aquascope.

Jeanrichard Aquascope

Es el diver de la manufactura y, al igual que el Highlands, cuenta ya con una larga historia en el catálogo de la marca. El Aquascope mantiene invariable respecto al Highlands tanto la morfología y dimensiones de la caja como el calibre que alberga. Las diferencias más notables radican en una hermeticidad que alcanza los 300 metros, propios del tipo de reloj del que se trata, y de una segunda corona roscada en la posición de las 9 destinada a fijar la posición del bisel durante las inmersiones.

En este caso, al contrario de lo que sucede con la nueva versión del Highlands, la indicación por ventanilla de la fecha sigue albergada en la posición de las 3, como en el caso de su antecesor.

Modelo anterior Aquascope

Una vez más estamos ante un rediseño de ciertos aspectos de este guardatiempos. Una de las primeras cosas que llama la atención es su bisel que, en las ediciones anteriores, era negro con los numerales e índices en el color del aluminio. En esta ocasión el fondo pasa a ser ocupado por el color del aluminio con las indicaciones en color negro. Respecto a estas indicaciones, el nuevo bisel tan sólo hereda los índices de minutos entre las 12 y las 3. El resto del anillo está dotado de indicaciones cada cinco minutos.

Las indicaciones del dial, al igual que el calibre que las permite, se mantienen en horas, minutos y segundos centrales con indicación de fecha por ventanilla a las 3. Horas y minutos mantienen su morfología y características mientras que la segundera se tiñe por completo de color rojo para permitir una mayor legibilidad en contraste con el negro del dial, lugar en el que encontramos la última de las variaciones en este nuevo Aquascope.

Detalle del dial del nuevo Aquascope.

El modelo anterior presentaba un número 12 de grandes dimensiones con el resto de posiciones horarias representadas por índices de tipo de bastón aplicados, el nuevo adopta todas estas indicaciones mediante números arábigos, de menores dimensiones, manteniendo el tratamiento luminiscente.

Más que variación, considerable como una nueva opción dentro de la colección, se presenta la caja en acero con revestimiento de PVD en color negro, que convierte al Aquascope en un “all black” en toda regla acentuando el carácter deportivo de este modelo. Adicionalmente y como segunda opción de esta nueva versión, se mantiene la opción correspondiente a la caja en acero pulido heredada de su predecesor.

En resumen, y a la espera como os indicaba de poderlos disfrutar en directo, estamos ante una novedad en toda regla, la colección 1681 Ronde, de tintes marcadamente clásicos y, por otro lado, frente a dos modelos completamente deportivos rediseñados en algunos aspectos. A priori y de manera totalmente subjetiva, creo que ninguno de ellos decepcionará en absoluto.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.