MB&F sigue con su espectáculo particular en la Alta Relojería y presenta La versión SV de su HM6 acompañada de Sherman, la última colaboración con l'Epée.

En su primera participación en el salón ginebrino, MB&F demostró por enésima vez que no es posible, de ninguna de las maneras, encasillarla en ninguna de las muchas categorías que, a veces, intentamos crear para dar nombres que puedan definir, aunque sea de una manera aproximada, la filosofía de una marca en particular. Si bien es cierto que los inicios de MB&F, capitaneados por los Horological Machine tienden sin tapujos al vanguardismo de la Alta Relojería, no lo es menos que, con el lanzamiento de los Legacy Machine, la manufactura empieza a tradicionalizarse, de una manera un tanto peculiar, cierto, a lo MB&F podríamos decir incluso, pero a tradicionalizarse al fin y al cabo. Valga el LM101 como prueba irrefutable. Pero por si la versatilidad de conceptos en los relojes de pulsera no fuera suficiente, MB&F decidió introducirse en mundos que, aun estando relacionados con la Alta Relojería de algún modo, se apartan del concepto habitual que de ella tenemos. Relojes de sobremesa y cajas de música – l’Epée 1839 y Reuge – MB&F sabe, además, escoger muy bien a sus compañeros de viaje, llámeseles amigos.

Horological Machine Nº6 Sapphire Version.

MBF-Horological-Machine-6-Sapphire-Version

HM6 SV para los amigos. Se trata de la tercera versión del Horological Machine Nº6 Space Pirate lanzado a finales de 2014. Si el primer modelo tomaba una aleación de titanio bautizada como Ti-6Al-4V (Grado 5) y el segundo el oro rojo (HM6 RT Space Pirate) como materiales de base para la construcción de la caja, en esta ocasión el protagonista es el zafiro.

MBF-HM6-SV-Front

Había que enseñarlo. El movimiento mecánico del HM6 es tan sumamente espectacular que debía concebirse alguna versión de este guardatiempos que dejara observar su corazón con todo lujo de detalles. Aquí está. Con una caja fabricada con dos láminas de cristal de zafiro que actúan como las cubiertas superior e inferior, unidas en la parte central por una carrura, en platino u oro rojo, decorada con unas líneas horizontales inspiradas en el Art Decó Aerodinámico propio de los autobuses Greyhound de las décadas de los 50 y de los 60.

MBF-HM6-SV-Back

Las dimensiones del reloj permanecen inalteradas respecto de los modelos precedentes y se mantienen en los 51 x 50 x 22,7 mm que contienen un total de 78 componentes con un valor de estanqueidad de 3 bar. Lógicamente, el movimiento mecánico de tourbillon con indicaciones de horas y minutos tampoco varía y sigue latiendo a una frecuencia de 18.000 alternancias por hora (2,5 Hz) con una reserva de marcha de 72 horas.

MBF-HM6-SV-Top

Este HM6 SV verá la luz en dos ediciones limitadas a 10 piezas cada una que se diferenciarán entre ellas por el material utilizado en la carrura: oro rojo o platino. Pero este no será el último HM6 que veamos. Ya desde su lanzamiento en 2014, MB&F anunció que se iban a manufacturar un total de 100 movimientos HM6, así que, echando cuentas, si sumamos los 50 relojes de la primera referencia en titanio, más las 18 piezas en oro rojo de 2015 y, finalmente, los 20 que integran estas dos últimas versiones SV, tenemos un total de 88 movimientos implementados. Quedan por tanto 12 disponibles …

Sherman.

MBF-Sherman-In-Situ

Starfleet Machine, Melchior, Arachnophobia … y Sherman. MB&F y l’Epée 1839 se asocian una vez más para dar a luz a otra de sus creaciones de sobremesa. En esta ocasión se trata de Sherman, un pequeño robot inspirado en el tanque M4 Sherman utilizado por los EEUU y sus aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque la inspiración se base en un objeto claramente bélico, Sherman pretende ser un juguete, un juguete para mayores, pero juguete al fin y al cabo con unos objetivos diametralmente opuestos al vehículo de combate que lo inspira.

MBF-Sherman-In-Situ-1

Sencillamente genial. Empezamos la visita personal con MB&F, nos sentamos a la mesa donde hay dos ejemplares de Sherman … y es inevitable, sin darte cuenta estás jugando con ellos, desplazándolos por encima de la mesa – las orugas aunque sin motor alguno pueden moverse manualmente – moviendo los brazos y poniendo lápices y otros objetos en sus manos. Es cierto, Sherman cumple con lo prometido. Puedes jugar con él y además da la hora.

MBF Sherman Top

Para el desarrollo de esta nueva colaboración l’Epée trabajó sobre los diseños suministrados por MB&F tomando como punto de partida su movimiento de octava (nombre debido a los 8 días de reserva de marcha disponible) con escape en línea como base estructural del Sherman. Y es que si os fijáis detenidamente es asombrosamente fácil descubrir los componentes básicos del movimiento mecánico que forman parte de la estructura de esta pieza. Los soportes de las orugas son en realidad la prolongación del puente del barrilete, el torso es un dial esqueletizado a través del que podemos observar la estructura de soporte que no es más que el puente del tren de engranajes así como el propio tren para, finalmente, llegar a la cabeza, una bóveda de cristal mineral que deja a la vista el cerebro mecánico – escape y órgano regulador – anclados por dos tornillos cuyas cabezas hacen las veces de ojos.

MBF Sherman Front

Con unas dimensiones de 143 mm de alto, 109 mm de ancho y 80 mm de grosor y un peso de 900 gramos, Sherman verá la luz en tres versiones distintas. La primera de ellas, limitada a 200 relojes, en color plata, la segunda, también limitada a 200 unidades bañada en oro y, finalmente, una tercera compuesta por un total de 50 piezas que tomando como base la bañada en oro añadirán un engaste de un total de 735 diamantes VVS situados en torno a los ojos, marcadores de horas y cabeza.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.