HM2 CTi

Fue en el año 2008 cuando MB&F presentó su segunda creación: el Horological Machine No2 (HM2) y, como en el caso anterior del HM1, hizo alarde de innovación técnica y de diseño. Esta vez se eligió una distintiva caja rectangular con arquitectura arbotante y, al igual que en el caso del HM1, de construcción modular.

La lista de colaboradores de Maximilian Büsser para el desarrollo de cada una de sus creaciones es realmente larga y está dividida en campos que cubren distintos especialistas que van desde áreas tan extensas como el diseño, técnica y producción, hasta los detalles más minuciosos como pueden ser las manecillas del reloj, las carátulas del dial o el diseño a mano de cada uno de los componentes. En el caso del HM2, quizás el más relevante de todos ellos fue el maestro relojero Jean-Marc Wiederrecht que desarrolló el calibre de este guardatiempos.

De nuevo, el diseño y construcción de la caja es totalmente innovador al aplicar el concepto de arquitectura modular de manera que cada uno de sus componentes se puede sustituir o reparar por separado. Las dimensiones son de 59 mm de largo, 38 mm de ancho y 13 mm de alto. La corona está localizada en el punto que correspondería a las 12 en un reloj convencional. Una caja de dimensiones considerables que caracterizan a MB&F pero con un espesor contenido que rebaja en 1 mm el aplicado en la caja del anterior HM1.

HM2 CR

Las indicaciones que nos ofrece el dial de este HM2 son más extensas e incorporan una mayor complicación en su implementación que las que ofrecía el modelo anterior (horas, minutos y reserva de marcha). La disposición de las zonas para las indicaciones es muy similar al HM1 y se integran en dos diales redondos alojados sobre una pletina que les sirve de soporte. En el dial de la izquierda disponemos de la información de la fecha (implementada con un funcionamiento del tipo retrógrado) y de las fases de la luna bi-hemisferio. En el dial de la derecha se pueden leer las horas saltantes y los minutos, con un funcionamiento también retrógrado al igual que la fecha, dispuestos en dos discos concéntricos (el interior para las horas y el exterior para los minutos).

El funcionamiento de las indicaciones correspondientes a las horas saltantes y los minutos retrógrados es el siguiente:

  • Horas saltantes. El disco interior, numerado del 1 al 12, gira únicamente y de manera instantánea cuando se completa una hora, centrándose el número correspondiente en el círculo grabado en el cristal del dial. En los relojes convencionales, la aguja indicadora de las horas se mueve de manera progresiva entre dos índices consecutivos.
  • Minutos retrógrados. En el disco exterior, que es fijo, están marcados los índices de los minutos. La aguja en forma de flecha que aparece por debajo del disco de las horas, avanza progresivamente en sentido horario con el paso de los minutos. Al alcanzar el índice de los 60 minutos, esta flecha realiza un salto instantáneo y hacia atrás para ubicarse en el índice correspondiente al 0 e iniciar, de nuevo, el avance progresivo siguiendo el arco marcado por los índices de los minutos.

El diseño y funcionalidad del calibre HM2 son obra de Jean-Marc Wiederrecht / Agenhor, mientras que el tren de engranajes lo es de Girard-Perregaux. La frecuencia de oscilación del volante es de 4 Hz (28.800 alternancias/hora).

Como no podía ser de otro modo, este calibre al igual que su antecesor, incorpora una serie de innovaciones técnicas que son dignas de mención. El principal reto tecnológico en el desarrollo del movimiento fue el hecho de asegurar que las horas saltantes funcionaran de manera instantánea y simultáneamente con la aguja indicadora de los minutos al realizar el retroceso del 60 al 0. Mayor complicación suponía el conseguir que, además de que este movimiento fuera instantáneo, se realizara con un mínimo consumo de energía.

El método común para activar la indicación de horas saltantes es el que almacena energía en los minutos antes del cambio para poder suministrarla en el momento del salto. El problema más común de este método es que la energía que se desvía para ser acumulada se resta de la que recibe el volante con lo cual este último pierde amplitud en sus oscilaciones. Esta pérdida de amplitud perjudica la precisión del calibre en la medición del tiempo.

La solución adoptada por Wiederrecht es simple en su implementación pero, a la vez, brillante en su concepción: diseñó un mecanismo de manera que cuando la aguja de los minutos realiza el salto hacia atrás (del 60 al 0), una palanca integrada en el mecanismo de los minutos golpea la rueda de las horas haciendo que el disco se desplace un índice hacia adelante. De este modo, se consigue en primer lugar que la amplitud del volante no se vea afectada y, en segundo lugar, que la hora salte conjuntamente con los minutos, ya que son estos los que provocan el desplazamiento del disco horario.

Otra característica especial de este calibre radica en los engranajes específicos los cuales han sido fabricados con una tecnología extremadamente precisa denominada UV-LIGA de Mimotec. Estos engranajes se acoplan de un modo en el que “virtualmente” no existen holguras ni tolerancias. Normalmente, un tren de engranajes que funcionara sin tolerancias tendería a bloquearse, sin embargo, el corte asimétrico de los dientes patentado por Wiederrecht asegura que esto no ocurra. La alta precisión de estos engranajes permite ajustar el reloj con una precisión extrema y ofrece una fiabilidad óptima.

Por lo que respecta al característico rotor de MB&F, se ha maximizado su eficiencia cortando una de las mitades al grosor de 0,2 mm (lo que se podría asimilar al espesor de una hoja de afeitar). Sin lugar dudas, este espesor roza los límites de lo factible en micro-mecánica.

Inicialmente, el Horological Machine se presentó en cuatro versiones:

  • HM2 White Gold. Fabricado en oro blanco de 18K y titanio. Serie limitada a 125 unidades.
  • HM2 Red Gold. Fabricado en oro rojo de 18K y titanio. Serie limitada a 125 unidades.
  • HM2 CR. Fabricado en cerámica y oro rojo de 18K. Serie limitada a 33 unidades.
  • HM2 CTi. Fabricado en cerámica y titanio. Serie limitada a 66 unidades.

Posteriormente se lanzaron las ediciones finales del HM2 la caja de las cuales está construida en cristal de zafiro. El espesor del zafiro es de 3,60 mm y, gracias al tratamiento antireflectante en ambos lados (lo cual lograr de manera uniforme es todo un reto tecnológico) convierte a la caja en virtualmente invisible permitiendo una perfecta visión de todo el calibre. Ocho tornillos de montaje atraviesan la pletina de zafiro como si de pilares se tratara, pasando por las juntas de caucho que sellan el frontal y el reverso de la caja.

HM2 White Gold

Estas ediciones finales, conocidas como Sapphire Vision en alusión al material de la caja, las forman los modelos:

  • HM2 Black SV. Fabricado en zafiro, PVD y titanio. Serie limitada a 18 unidades.
  • HM2 Red SV. Fabricado en zafiro y oro rojo de 18K. Serie limitada a 18 unidades.

HM2 SV Black

HM2 SV Red

Como en el anterior HM1, nos encontramos de nuevo ante una pieza a medio camino entre la relojería y una verdadera obra de arte. Obviamente en los aspectos referentes al diseño, acabados, mecanismo y complejidad, resulta difícil otorgar otra valoración que un 10.

La comodidad, la fiabilidad y el servicio a buen seguro que no diferirán mucho de ese valor, pero desgraciadamente no creo que tengamos la inmensa de suerte de comprobarlo puesto que para eso deberíamos ser los poseedores de una de estas piezas.

Quizás en el aspecto que más se le pueda “reprochar” al HM2 es en la hermeticidad, que es de 3 atmósferas (30 metros), aunque no estamos hablando de un reloj de uso para actividades acuáticas por lo que esta hermeticidad resultaría más que suficiente.

Por último la relación calidad-precio. Aunque el segundo factor de esta combinación es inalcanzable para la mayoría de los mortales, no existe ninguna duda de que la calidad de este guardatiempos queda también lejos de las posibilidades de la mayoría de las marcas. Por lo tanto, le asigno un más que merecido 9.

Y la saga no termina aquí. Próximamente hablaremos del Horological Machine 3 (HM3) y de sus distintas versiones ReBel, Frog y Frog ZR.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

3 comentarios

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.