Quizás entre nuestros lectores se encuentre algún químico. De ser así, a buen seguro ya habrá identificado el resultado de la fórmula que hemos utilizado para encabezar este artículo. Y es que C3H5N3O9 no es otra cosa que la fórmula molecular de la nitroglicerina, por lo menos hasta ahora. A partir de este momento, sin lugar a dudas, esta expresión química va a ser muy conocida para los amantes de la relojería mecánica. Dicho sea de paso, hubiera sido difícil encontrar un compuesto que identificara mejor el resultado que implica la combinación de dos de las empresas más innovadoras de la relojería mecánica actual: URWERK y MB&F.

Según las propias palabras de sus creadores – Felix Baumgartner, Maximilian Büsser, Martin Frei y Serge Kriknoff – C3H5N3O9 es una plataforma orientada a experimentar con distintos conceptos, ideas y creaciones sin las limitaciones inherentes a una marca de alta relojería.

ZR012_lateral_black

C3H5N3O9 es la manifestación de una reacción en cadena, al igual que si de un proceso químico se tratara, que se inició en una terraza de Ginebra en el verano de 2008 durante un almuerzo entre Félix Baumgartner y Maximilian Büsser.

Los fundadores de URWERK, Felix Baumgartner y Martin Frei, maduraban por aquél entonces el concepto de un sistema de indicaciones basado en el motor Wankel. El sistema estaba por desarrollar y ambos sugirieron que su constructor de movimientos, Cyrano Devanthey, podría conducir el proyecto necesario para su materialización.

ZR012_front-1_black
Como complemento ideal al concepto de URWERK, los dos socios de MB&F, Maximilian Büsser y Serge Kriknoff, se asociaron con el diseñador independiente Eric Giroud con el fin de desarrollar y producir la caja.
Nacía entonces lo que decidieron bautizar con el nombre de “Experiment ZR012”..
Experiment ZR012

El Experiment ZR012 desarrolla un sistema de indicación de horas y minutos basado en el motor Wankel. Albergado en una caja fabricada en circonio, se ciñe a la muñeca de su portador gracias a unas asas articuladas. A los ojos de cualquier aficionado a la relojería mecánica resultan indiscutibles los rasgos que este guardatiempos hereda de cada uno de sus creadores: la caja es un claro ejemplo de los desarrollos de MB&F y del Horological Machine No 4 Thunderbolt en particular, ¿no os resultan familiares las asas del ZR012 y los tréboles grabados en las cabezas de los tornillos en sus articulaciones?, el dial y la arquitectura del movimiento, sin embargo, son fiel reflejo de la filosofía adoptada por URWERK en todas sus creaciones.

ZR012_front-2_black
A primera vista, las indicaciones de horas y minutos parecen implementarse gracias al giro de los dos rotores centrales triangulares; sin embargo, estos supuestos triángulos son en realidad lo que se conoce como polígonos, o triángulos, de Reuleaux; estos polígonos giran de manera excéntrica, en lugar de centralmente, describiendo complejas curvas epitrocoides en lugar de los habituales círculos a los que estamos habituados en los movimientos horológicos.
ZR012_profile_black
Huelga decir que exponer este tipo de movimiento no resulta sencillo dada la complicación de su base tecnológica. De modo muy sintetizado, y para que resulte ligeramente sencillo el interpretar su principio de funcionamiento, diremos que el motor de Wankel se basa en el movimiento excéntrico descrito por rotores orbitales constituidos por polígonos de Reuleaux en lugar de los habituales pistones en los que están basados los motores que impulsan a la mayoría de vehículos y máquinas que conocemos hoy en día.

El motor de Wankel

En 1919, un joven alemán de 17 años de edad llamado Félix Wankel soñó con un nuevo tipo de motor. A pesar de carecer de formación técnica universitaria, Wankel estaba completamente convencido de que podía diseñar un motor en el que las cuatro etapas – admisión, compresión, combustión y escape – se llevaran a cabo en una rotación, en lugar de en los cuatro ciclos de un pistón de un motor normal.

Se trataba de un objetivo ambicioso que otros habían intentado infructuosamente desde el siglo dieciséis. No obstante la ardua tarea que se presentaba ante él, en 1924 Wankel creó un pequeño laboratorio para desarrollar su motor rotativo y, finalmente, probó el primer prototipo en 1957, más de tres décadas después.

Uno de los principales motivos por los que el desarrollo precisó de tanto tiempo fue que el motor orbital de Wankel estaba basado en un rotor triángulo-convexo que giraba en el interior de una cámara de combustión epitrocoide.

Una epitrocoide es una forma muy compleja trazada por un punto ubicado en un pequeño círculo que gira alrededor del perímetro de un círculo más grande. Basta leer la definición para percatarse de que el trazado de esta figura implica el uso de complejas expresiones matemáticas.

En los motores estándar de combustión interna, los pistones deben cubrir cuatro etapas por cada ciclo, en el motor Wankel, la energía se genera de manera más suave o progresiva en cada rotación, a la vez que está constituido con un menor número de partes móviles que permiten que el motor sea más ligero, más compacto y más fiable que los motores alternativos.

Wankel fue el primero en utilizar la curva epicicloide en un motor de combustión interna. El Experiment ZR012 es el primer calibre mecánico en utilizarla en un reloj de pulsera.

.

Las indicaciones

Las indicaciones de horas y minutos se realizan gracias a dos triángulos de Reuleaux que giran de manera excéntrica basados en el motor de Wankel. Mientras que las horas se indican gracias al rotor alojado en la parte inferior del dial; los minutos son indicados por un rotor, ligeramente más pequeño, ubicado en la parte superior.

Los tres extremos de cada uno de los dos polígonos de Reuleaux, gracias a los índices en rojo ubicados en cada uno ellos, actúan a modo de agujas en las correspondientes indicaciones de horas y minutos. Puesto que las curvas descritas por los rotores son las ya comentadas epitrocoides en lugar de los habituales círculos trazados por las agujas convencionales, la precisión de las indicaciones requiere del trazado de 180 puntos distintos con una tolerancia de tan sólo 0,2 mm entre rotores. Las escalas de horas y minutos rodean cada una a su rotor correspondiente.

ZR012_movement_black

Si observamos el fondo del ZR012 encontraremos la tercera y última de sus indicaciones que consiste en un indicador de la reserva de marcha disponible de las 39 horas totales que se acumulan gracias al remonte manual del guardatiempos..

La caja

Tanto la caja como las asas del Experiment ZR012 están fabricadas en circonio, derivado del circón mineral. Visualmente, el circonio es similar al titanio y goza de una alta resistencia a la corrosión.

Las dimensiones de la caja son de 55 x 44 mm, sin incluir las asas. Estas asas son articuladas y están diseñadas de manera ergonómica para asegurar, y maximizar, la comodidad del portador del guardatiempos.

De nuevo, y como cabía esperar desde un principio, se trata de una Edición Limitada (esta vez, en mi opinión, de una más que legítima Edición Limitada) a 12 piezas únicas que, atención al dato, tan sólo serán vendidas directamente desde Suiza y las cuales se pueden reservar a través de la webde la plataforma por correo electrónico y confirmando vía ingreso de 33.000 francos suizos a cuenta de los 110.000 que suponen su precio final (excluyendo portes y las correspondientes tasas aplicables). La garantía del reloj tiene una duración de 2 años y sus futuros propietarios pueden bien recibirlo en su casa, bien ir a recogerlo directamente a Suiza.La plataforma C3H5N3O9 ha puesto a disposición de sus clientes y de manera adicional al anterior formulario de contacto, una dirección de correo electrónico nitro@c3h5n3o9.com abierta a la recepción de cuestiones relativas a las solicitudes de unidades y las preguntas que puedan surgir sobre esta pieza.

Guardatiempos, obra de arte, obra tecnológica o todas ellas a la vez. Que cada cuál interprete lo que desee. Disfrutad de la contemplación de este asombroso ZR012 mientras esperamos más elementos, quizás relojes, que puedan asimilarse a la expresión C3H5N3O9. Sí, pura nitroglicerina.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

3 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.