Una vez finalizada la visita a la galería llegó el momento de poder contemplar, y tocar, las máquinas de MB&F. De hecho, la MB&F’s M.A.D. Gallery es el único lugar en el que podemos encontrar, de manera simultánea, todas las creaciones de MB&F.

Una foto es una foto, y hoy en día las técnicas de edición de imagen pueden alterar la realidad hasta límites insospechados. Incluso algunas de las veces, los objetos fotografiados no son los reales sino maquetas, prototipos o modelos digitales que nada tienen que ver con el objeto en cuestión. Todo ello contribuye a que, en alguna ocasión, nos podamos llevar una verdadera decepción al tener la oportunidad de tener en la mano aquello que se había convertido en nuestro objeto de culto.

Afortunadamente os puedo asegurar que, en este caso, no sólo no es así sino que además la realidad supera de una forma insultante a los documentos gráficos. Obviamente, lo que os adjuntamos son fotografías tomadas por nosotros mismos, lo cual empeora la sensación transmitida por las de los catálogos que están realizados por profesionales. Creedme cuando os digo que las obras de MB&F son una absoluta maravilla en todos los aspectos y que, en mi opinión, la calidad del conjunto está a otro nivel del que estamos acostumbrados.

En este artículo me limitaré a mostraros las fotografías tomadas y a hacer algunos comentarios. Si deseáis saber más sobre cada uno de los modelos no tenéis más que clicar en los enlaces que os suministro a los distintos artículos ya publicados.

Empezamos con el Horological Machine Nº2 y unas fotos de la versión en titanio y oro.

El rotor es impresionante. Con un simple, y suave, toque con un dedo a la caja del reloj el rotor empieza a girar a una velocidad de vértigo.

La versión en zafiro y pletina de oro. Espectacular la construcción de la caja.

Las dos versiones juntas.

Pasamos al Horological Machine Nº3.

La versión Frog, con sus cúpulas en cristal de zafiro.

Una imagen conjunta de las versiones.

Pasamos al Horological Machine Nº 4 Thunderbolt. No existen palabras para definir la caja. Es de una complicación fuera de toda norma.

Como os comentaba al respecto de la caja, está construida en tres partes. La parte trasera, la que queda a la izquierda de la imagen está construida en base a un solo bloque de titanio. No existen puntos de unión ni juntas. La parte central, construida en zafiro también está mecanizada en un sólo bloque. La parte frontal, a la derecha de la imagen, es la que soporta los dos diales del reloj y tiene igual mecanizado que la trasera. La dificultad técnica que implica la construcción de esta caja, sobretodo por lo que se refiere a la parte fabricada en zafiro, es extremadamente complicada. MB&F recurrió a una empresa externa para su fabricación y ésta la aceptó únicamente por el reto que suponía y el prestigio que les otorgaría el llevar a cabo con éxito el proyecto. El coste del material y del mecanizado de esta parte de la caja supera el precio de venta de muchos de los relojes completamente acabados que podemos encontrar en el mercado.

Debido a la tridimensionalidad de este modelo, quizás sea el más difícil de vestir. No obstante, es sin lugar a dudas, el que más nos gustó de todos los Horological Machines. Aún así, hay que decir que absolutamente todos los modelos son mucho más llevaderos de lo que puede parecer observando las fotos. Punto que nos sorprendió gratamente.

La edición limitada del HM4 en su versión Razzle Dazzle. Aquí Charris nos invitó efusivamente a observar el decorado del reloj con una lupa. Sin palabras. No os podéis ni imaginar el sinfín de tonalidades y detalles de las que están dotadas. El dibujo que veis en la fotografía supone el trabajo de una semana entera del artista.

Los “remaches” que decoran la caja son reales. Es decir, la caja está agujereada en cada una de las posiciones y los remaches están puestos a mano. No se trata de pequeños puntos aplicados directamente encima de la superficie.

Los dos hermanos juntos.

Y, finalmente, lo que Enric, Xavi y yo esperábamos con más ansia: el Legacy Machine Nº1.

Si los otros modelos de MB&F superan todas las expectativas, éste nos dejó mudos de asombro. Es una obra maestra de arte y de ingeniería mecánica. Sublime. El volante suspendido, sus puentes, las esferas esmaltadas, la asombrosa nitidez del dial, las perfectas dimensiones de la caja, el cristal de zafiro abombado hasta límites insospechados, el indicador vertical de reserva de marcha, …

Y hasta aquí el desfile de relojes de MB&F. Con ello completamos una mañana de miércoles inolvidable. F.P. Journe y MB&F, MB&F y F.P. Journe: dos maravillas que no hay que perderse si se visita Ginebra.AAA

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.