La joya de los nuevos 1858 de Montblanc no es otra que el 1858 Monopusher Chronograph. Un cronógrafo monopulsante que destila la historia de Minerva por dentro y por fuera.

De todos los guardatiempos que forman parte de la nueva Colección 1858 de Montblanc, el 1858 Monopusher Chronograph responde, sin duda alguna, a la cúspide de su pirámide. El motivo no es otro que – dejando a un lado el 1858 Pocket Watch del que todavía no hemos hablado – se trata de la única pieza que alberga un calibre Minerva en su interior.

Y ojo, que si os leéis mis dos anteriores artículos sobre otras de las novedades de los 1858 que Montblanc presentó en el último SIHH – el 1858 Automatic y el 1858 Automatic Chronograph – comprobaréis que no los banalizo en absoluto. Es más, el segundo lo califiqué como una de mis piezas preferidas de cuántas vi en el salón ginebrino. Pero cuando hablamos de un calibre Minerva hay que ponerse de pie y rendirle todos y cada uno de los honores que merece una de estas maravillas.

Para empezar, un breve inciso. Hay que ir con un poco de cuidado ya que el 1858 Monopusher Chronograph, dado su aspecto externo, tiende a confundirse con otro 1858, el Chronograph Tachymeter. Ciertamente, se trata de dos cronógrafos monopulsantes de configuración bi-compax y estética prácticamente idéntica … pero con ciertos (e importantes) matices. En primer lugar, ambos laten al ritmo de un calibre Minerva aunque no se trata del mismo. La década de los años 20 vio nacer dos de los pilares históricos en la historia de los movimientos de cronógrafo de Minerva.

Montblanc-1858-Monopusher-Chronograph-Front-Back

Estos calibres se bautizaron con las codificaciones 13.20 (13 líneas, año 1920) y 17.29 (17 líneas, año 1929). En ambos casos respondían a calibres de cronógrafo integrado, monopulsante con rueda de pilares y embrague horizontal. También compartían la frecuencia de oscilación del volante de 18.000 alternancias por hora (2,5 Hz). A tenor del número de líneas, resulta fácil deducir que una de sus principales diferencias radicaba en su diámetro, mayor en el 17.29.

Fue precisamente este movimiento, el 17.29, el que dio lugar al actual MB M16.29 que es el que encontramos en el modelo 1858 Chronograph Tachymeter, en tanto que el 13.20 desembocó en el MB M13.21, corazón mecánico del 1858 Monopusher Chronograph que nos ocupa. La diferencia en las dimensiones de ambos calibres tiene como consecuencia que el primer modelo se aloje en el interior de una caja de 44 mm de diámetro y 13,15 mm de espesor, en tanto que el segundo lo haga en una de 40 mm de diámetro y 12,5 de altura. Dimensiones a parte, también el pulsador único que activa las funciones del cronógrafo varía su posición debido a las exigencias mecánicas impuestas por el mecanismo: el primero lo implementa de manera concéntrica a la corona y, el segundo, en la carrura de la caja a las 2.

Montblanc 1858 Monopusher Chronograph PR

Dicho esto, volvamos al 1858 Monopusher Chronograph. La caja, con las dimensiones ya mencionadas es de acero combinando los acabados pulidos y cepillados, con fondo visto (lo contrario hubiera sido un sacrilegio), y con un valor de hermeticidad de 10 bar (100 metros). La corona es estriada para facilitar su manipulación e incorpora, en relieve, el logo de Montblanc. Por lo que respecta a la esfera, adopta el mismo color verde ahumado y patrón de decoración que el aplicado, precisamente, en el 1858 Chronograph Tachymeter que Montblanc donó a la edición del Only Watch del pasado año (podéis leer el artículo aquí). Igual sucede con la correa, en piel de aligátor de color verde.

Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Esfera

Las agujas de horas y minutos respetan la habitual tipología catedral de estos modelos, ligeramente redondeadas, y con tratamiento Super-LumiNova aplicado a la vez que rodiadas en su superficie metálica. Las correspondientes a las indicaciones del cronógrafo, así como la del pequeño segundero son de color blanco. Todas las escalas transferidas sobre la esfera – taquimétrica exterior, minutera/segundera así como las de los contadores – son también de color blanco ofreciendo un excelente contraste y, por ende, óptima legibilidad de las indicaciones.

Montblanc-Minerva-Calibre-MB-M13.21El precio de venta recomendado de este 1858 Monopusher Chronograph, cuyo nombre completo responde en realidad al de 1858 Monopusher Chronograph Limited Edition 100 debido a su limitación a 100 ejemplares, es de 28.000 €.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.