H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds

H. Moser presenta el Streamliner Centre Seconds, la versión sólo hora del cronógrafo deportivo con brazalete integrado lanzado en enero.

\\ WT REF 69153 Se lee en 3' 32''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Aunque desde 2015 H. Moser & Cie. ya contaba con un reloj deportivo entre sus filas, el Pioneer Centre Seconds, no ha sido hasta el debut del espectacular Streamliner Flyback Chronograph (uno de los relojes que más me ha gustado en este 2020) cuando la firma se ha unido como miembro de pleno derecho al selecto y reducido club de los relojes deportivos de lujo con brazalete integrado. Ahora, con su mismo y precioso diseño que nos remite inmediatamente a los años 70, H. Moser nos descubre el nuevo Streamliner Center Seconds, una versión sólo hora que exhibe una nueva esfera Matrix Green en una caja más pequeña y delgada que lo convierte en un reloj deportivo de tamaño casi perfecto. A diferencia de su hermano mayor, el Streamliner Center Seconds no es una edición limitada y, además, costará la mitad.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Caja de acero y brazalete integrado

La caja de acero almohadillada del Streamliner Centre Seconds mantiene el encanto y las líneas fluidas del cronógrafo, aunque reduce sus medidas hasta unas proporciones que me parecen perfectas para un reloj deportivo: 40 mm de ancho y 11,8 mm de grosor.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Los detalles y acabados son impecables, tanto en su diseño como en su ejecución. Con una hermeticidad de 120 metros, vista desde el lateral parece que su construcción sea en tres partes gracias a su aspecto de sándwich, con sus bordes superior e inferior sobresaliendo, pero en realidad es una sola pieza a la que se atornilla la trasera.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Al igual que los relojes vintage de la década de los 70 en los que se inspira (Omega Speedmaster Mark II o Longines Dive-Timer, por ejemplo), el Streamliner tiene un ancho bisel inclinado acabado con un cepillado radial. Con el mismo acabado pulido que su corona, los bordes biselados dan paso a una carrura ligeramente hundida, también cepillada aunque esta vez en horizontal. Esta sinuosa combinación de líneas fluidas y contraste de texturas resulta tremendamente atractiva y seductora. Y puestos a encontrarle algún punto en contra, si es que existe, quizás debo mencionar mi subjetivo miedo al daño estético que provocaría en el bisel una simple raya debido a su considerable superficie y delicado cepillado.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Elegante y diferente, todo en el brazalete parece tener la perfección como objetivo, comenzando con las asas apenas visibles y continuando hasta el cierre desplegable adornado con el logo M. Con un diseño que recuerda a las escamas de un pez, los estrechos eslabones articulados proporcionan una buena flexibilidad general que asegura la ergonomía del brazalete al mismo tiempo que mantiene su parte delantera totalmente limpia. Un aspecto a mejorar sería que dispusiera de algún tipo de microajuste que permitiera ceñirlo a la perfección.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Esfera minimalista en verde Matrix

El diseño de la esfera también continúa con el aspecto minimalista del Streamliner Flyback Chronograph, es decir, con una escala de minutos de estilo rácing e índices horarios aplicados de tipo bastón (dobles a las 12 horas). Las manecillas 3D de las horas y los minutos cuentan con dos secciones diferenciadas e incorporan inserciones de Globolight, un innovador material de base cerámica que contiene Super-LumiNova. Por su parte, la más estilizada segundera central tiene forma curvada.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Su color verde Matrix es totalmente nuevo para H. Moser, que hasta ahora había recurrido al llamado verde Cosmic, una tonalidad más neutra y menos amarillenta. Su acabado fumé parece que irradie hacia el exterior de la esfera, continuando y fundiéndose con el cepillado radial de la caja para crear un precioso juego de contrastes, texturas y colores que abarca todo el reloj y se prolonga hacia el brazalete.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Calibre HMC 200

Uno de los grandes atractivos del Streamliner Flyback Chronograph era su maravilloso calibre HMC 902 desarrollado conjuntamente con Agenhor. Evidentemente, el mecanismo del Streamliner Centre Seconds no alcanza su virtuoidad. En su interior late el calibre HMC 200, el mismo que incorporan los otros modelos Centre Seconds de la firma, los Endeavour y Pioneer, y viene a ser su calibre de entrada. Este movimiento que muestra la funciones de horas, minutos y segundero central, está dotado de un sistema de remontuar de trinquete bidireccional automático.

H. Moser & Cie. Streamliner Centre Seconds Matrix Green

Mide 30 mm de diámetro (13 ¼ líneas) y 4,7 mm de grosor, mientras su frecuencia de oscilación es de 21.600 alternancias por hora (3 Hz), un adelanto respecto a las habituales 18.000 alternancias por hora de los calibre diseñados por Moser. Además, el HMC 200 garantiza una reserva de marcha mínima de 3 días y dispone de la función Stop Seconds, que nos permite sincronizar perfectamente con la señal horaria de referencia. Los puentes están decorados con la versión doble de H. Moser del tradicional patrón Côtes de Genève, mientras que el rotor de oro rosa luce el sello de Moser.

Su coste se sitúa en los 19.900 CHF, un precio que me parece caro si lo comparamos con los 12.900 CHF del Pioneer Centre Seconds fabricado en acero y con el mismo calibre. El hecho de implementar un brazalete no explica que cueste casi un 55% más. A pesar de ello, y si pudiera permitírmelo, sin pensarlo me decantaría por el Streamliner.

\\ WT REF 69153
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta