H. Moser Endeavour Centre Seconds Diamonds Purity

H. Moser nos presenta su primer Endeavour Centre Seconds dedicado a la mujer, singularizado por su nueva caja de 38mm y su bisel de diamantes.

\\ WT REF 56982 Se lee en 1' 2''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El reloj de tres agujas es uno de los básicos de la relojería, y en H. Moser los Endeavour Centre Seconds son el principal exponente de esta elemental complicación. Con la misma caja de 40 mm se ofrecen tres esferas a cada cual más minimalista, empezando por los Centre Seconds Automatic y Purity, y acabando por la absoluta pureza de los Concept. Tres años después de su lanzamiento durante el debut de la marca en el SIHH, ahora se lanza la primera referencia femenina, el H. Moser Endeavour Centre Seconds Diamonds Purity, un reloj caracterizado por su nuevo tamaño de 38 mm y el engastado del bisel.

Endeavour Centre Seconds Diamonds Purity

Fabricada en acero, la caja ha sido rediseñada y ahora cuenta con líneas y curvas más dinámicas, aunque sigue presentando las formas típicas de H. Moser y Cie en sus lados. Además dispone de un bisel engastado con 60 diamantes que iluminan la preciosa esfera Blue Lagoon con acabado satiné soleil. En ella, sólo encontramos las tres agujas de horas, minutos y segundos junto a cuatro índices en las posiciones cardinales (doble a las doce) y la serigrafía de H. Moser & Cie.

Endeavour Centre Seconds Diamonds Purity

El movimiento que impulsa el Endeavour Center Seconds Diamonds Purity es el calibre HMC 200, un mecanismo de remonte automático que garantiza una reserva de marcha de 3 días como mínimo y late a 21.600 alternancias/hora. Está equipado con un órgano regulador fabricado por Precision Engineering AG, la compañía hermana de H. Moser & Cie.

\\ WT REF 56982
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta