Bajo el paraguas de la gran novedad de Omega en este 2015, la nueva Colección Globemaster, la manufactura presenta el Speedmaster Silver Snoopy Award que rinde tributo a los 45 años transcurridos desde que el módulo de mando del Apolo XIII realizara su amerizaje en aguas del Océano Pacífico tras sufrir la que fuera, probablemente, una de las mayores crisis sufridas por la NASA en su carrera espacial y que pudo ser exitosamente solventada gracias, en parte, a la utilización del legendario Speedmaster. Apolo XIII respondía al nombre con el que se bautizó la que suponía la séptima misión tripulada del programa Apolo y la tercera que tenía como objetivo aterrizar en la Luna. Los planes de la misión se truncaron cuando, estando a más de 320.000 km de la Tierra, uno de los dos tanques de oxígeno del módulo de servicio explosionó en pleno vuelo.

Houston, we have a problem

Esta es la frase por la que, sin duda alguna, más se recuerdan los hechos históricos acaecidos a las 21:08 del 13 de abril de 1970, frase que pronunció el piloto del módulo de mando del Apolo XIII, Jack Swigert que, conjuntamente con el comandante Jim Lovell y el piloto del módulo lunar, Fred Haise, completaban la tripulación de la misión espacial. Simplemente a modo de curiosidad, y antes de entrar de lleno en la descripción del reloj que nos ocupa, comentar que en realidad, las palabras pronunciadas fueron, exactamente “Ok, Houston, we’ve had a problem here”, seguidas por la frase “Uh, Houston, we’ve had a problem” que salió de boca de Jim Lovell.

Speedmaster-Silver-Snoopy-Award-1970Hoy en día es difícil encontrar a alguien que no conozca la película de 1995 “Apollo 13″ que rememora estos hechos durante los cuales el Omega Speedmaster Professional se convirtió en el componente que permitió a la tripulación del Apolo 13 maniobrar su nave dañada en la operación de reentrada a la atmósfera terrestre.

Una explosión en el módulo de servicio del Apolo 13 hizo saltar uno de los paneles exteriores de la nave, causando graves daños a la fuente de alimentación principal y cortando el suministro de oxígeno a la tripulación. Los tres astronautas se trasladaron al módulo lunar, diseñado sólo para dos personas, y desconectaron todos los equipos excepto el receptor de radio. A pesar de que sólo tenían energía para dos días de operación, el retorno a la tierra era de cinco.

Debido a que el mecanismo de control automático de posicionamiento no era funcional, la re-entrada en el ángulo correcto no se podía asegurar. El hecho de reingresar en la atmósfera de la tierra de manera incorrecta habría dado lugar a cualquiera de estas dos catástrofes: el rebote de la aeronave en la atmósfera hacia el espacio o su incendio debido al aumento de la fricción. De este modo, Lovell y la tripulación tuvieron que hacer la reentrada de forma manual, y la clave para esto radicaba en el momento preciso de la ignición del motor para ajustar la posición. Debido a que el procedimiento requería de una total precisión, y a que los instrumentos de la nave estaban fuera de servicio, Swigert utilizó el Speedmaster Professional para controlar los 14 segundos de ignición del motor, mientras que Lovell arrancaba y paraba los motores de manera precisa. Como resultado de este cronometraje impecable, el Apolo 13 aterrizó a salvo en el Pacífico y su tripulación fue rescatada por el USS Iwo Jima.

Sea como fuere y a raíz de este suceso, en octubre de ese mismo año y por el papel desempeñado por el Omega Speedmaster, los astronautas de la NASA honraron al reloj con el “Snoopy Award” su más alta y afectuosa distinción dedicada a personas y organizaciones que hicieran una importante contribución al programa espacial estadounidense. Omega no tardaría en lanzar su Speedmaster Professional Snoopy Edition bajo la referencia 3578.51.00 para celebrar este reconocimiento. Este reloj es, en realidad, el que podríamos considerar como el precursor de la novedad que en este artículo os presentamos.

Omega Speedmaster Moonwatch Professional “Silver Snoopy Award”

Speedmaster-Silver-Snoopy-Award-Dial

Moonwatch y Professional son los dos términos incluidos en el nombre de este nuevo guardatiempos de Omega que nos indican que respeta los cánones de las piezas originales. En una Edición Limitada a 1970 unidades, este Speedmaster se alberga en el interior de una caja de acero que mantiene los habituales 42 mm de diámetro con una altura de 14,81 mm y el típico valor de estanqueidad de 50 metros de las referencias convencionales del familiarmente conocido como Speedy. La arquitectura de la caja tampoco varía presentando la típica estructura asimétrica creada por los protectores de la corona y pulsadores del cronógrafo que se incorporaron en el año 1963 aunque con un diámetro de caja, por aquel entonces, de 40 mm. A simple vista, y más si la única referencia de la que se dispone son las imágenes que acompañan a este artículo, podría parecer que no hay variación alguna en el continente y que la evolución al completo se ubica en la esfera. Lo cierto es que, aunque visualmente pueda llegar a pasar desapercibida, hay una diferencia notable en el bisel y en la escala taquimétrica que implementa. En tanto que las referencias convencionales del Speedmaster Moonwatch Professional incorporan el bisel de aluminio imprimado en negro dejando la escala taquimétrica en el color de este material, esta edición limitada toma el óxido de circonio, más conocido como cerámica negra, con un acabado pulido como material de base y la escala taquimétrica con Super-LumiNova en color verde.

La esfera

Speedmaster-Silver-Snoopy-Award-Mood

Sin duda alguna responde al elemento que recibe gran parte de las novedades que distinguen a esta Edición Limitada del resto de guardatiempos de la serie. En primer lugar y como rasgo más sorprendente, observamos que la esfera de este Omega Speedmaster Silver Snoopy Award es un negativo de los diales a los que nos tiene acostumbrados el Speedy. Así, en esta ocasión el color del fondo es el blanco en tanto que los elementos como índices, agujas y escalas adoptan el negro en su representación. Las indicaciones y funciones de este reloj respetan al cien por cien las habituales del Speedmaster original en todos los aspectos. Con una configuración tri-compax, las agujas de horas, minutos y trotadora del crono comparten el eje central del dial en tanto que, con una proporcionalidad envidiable, tres diales subsidiarios se ubican a las 9, a las 6 y a las 3 para albergar el pequeño segundero, el contador de 12 horas y el contador de 30 minutos del cronógrafo respectivamente.

La escala principal de esta esfera, sobre la que se apoyan las lecturas de horas, minutos y contador de los segundos del crono está transferida en color negro a la vez que las posiciones horarias las ocupan unos índices rectangulares aplicados fabricados en Super-LumiNova con las cavidades superiores rellenadas con barniz negro. Las posiciones ocupadas entre los cero y los 14 segundos de esta escala principal están ocupadas por una serie de pequeños cuadros a los que acompaña la leyenda “What could you do in 14 seconds?” en alusión al tiempo que precisaron los astronautas del Apolo XIII para corregir el rumbo del módulo de mando.

Speedmaster-Silver-Snoopy-Award-Dial-Dark

La combinación cromática de los subdiales mantiene los mismo códigos en tanto que el pequeño segundero alberga en su interior al protagonista de esta Edición. Un dibujo de Snoopy, el famoso perro de Peanuts, aparece boca abajo, como si estuviera durmiendo y soñando con la leyenda que aparece justo por debajo del término Professional, “Failure is not an option” (El fracaso no es una opción) y que responde a las palabras pronunciadas por el actor Ed Harris interpretando al director de vuelo del Apolo XIII, Gene Kranz, en la película de 1995.

El fondo

Reservado para el placer particular de los propietarios de cada una de las 1970 unidades de esta Edición Limitada, la trasera de la caja es una pequeña obra de arte formada por un cristal de zafiro rodeado por un anillo de acero que incorpora grabadas en negro las leyendas “SILVER SNOOPY AWARD”, “EYES ON THE STARS”, “45TH ANNIVERSARY”, “0000/1970” y, finalmente, “APOLLO XIII”. Este cristal de zafiro protege en su interior un medallón manufacturado en plata 925, de diseño similar a la insignia de solapa que acompañaba al Silver Snoopy Award recibido por Omega en 1970. El Snoopy protagonista de este medallón está hecho en plata y montado sobre una placa de este mismo material rodeado por esmalte azul oscuro. Sobre este fondo esmaltado en azul se ha rociado manualmente polvo de plata de manera que reproduzca las estrellas de un cielo sobre el que el famoso perro parece estar flotando.

Speedmaster-Silver-Snoopy-Award-Back

El calibre

El movimiento mecánico albergado en el interior de este  Speedmaster Moonwatch Professional “Silver Snoopy Award” es el archiconocido calibre Omega 1861, el montado originalmente por el Moonwatch y caracterizado por montar la pieza que activa el freno del cronógrafo en un material sintético de Nylon que mejora sus prestaciones debido a un menor desgaste en su uso. Este mismo calibre de remonte manual es el que monta la referencia actual 3570.50.00 del Speedmaster Professional (con fondo ciego y cristal de Hesalite) y dispone de una reserva de marcha de 48 horas oscilando a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora.

El reloj se entrega en un estuche especial que incluye el correspondiente certificado de autenticidad, una insignia de Snoopy en plata 925 y una publicación en formato de periódico con artículos exclusivos sobre la misión, la relación de Snoopy con la NASA y un making of del esmaltado del fondo del reloj. Sin duda alguna, una pieza indispensable en el haber de cualquier coleccionista de Speedys.

 

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.