Los que nos leéis habitualmente sabéis de nuestra afición por aquellos artículos en los que la historia, bien de las manufacturas bien del guardatiempos del que hablemos, es parte principal del escrito. Lo cierto es que a pesar de dicha afición es realmente complicado el redactar este tipo de entradas dada la labor de recopilación y síntesis de información que requieren. Así pues, no podíamos dejar escapar la oportunidad que nos brinda ORIS al entregarnos hecho un interesante artículo sobre su historia y cuyo texto venía como introducción a la nota de prensa del Oris 110 Aniversario que la manufactura presentaba durante la pasada edición de Baselworld. Sin más preámbulo y recordando de nuevo que se trata de un trabajo de la propia marca, os dejo con el texto literal de la comentada nota de prensa.

2.ORIS-HistoriaLa historia de Oris comienza en la tranquila localidad suiza de Hölstein, en las Montañas del Jura, hace aproximadamente 110 años. Dos relojeros, Paul Cattin y Georges Christian llegaban a la ciudad para crear su propia compañía relojera. Adquirieron una fábrica de relojes que había sido recientemente cerrada y la llamaron Oris, nombre que tomaron de un arroyo cercano. Su sueño era crear los mejores relojes posibles al mejor precio. Emplearon a relojeros con talento y hábiles artesanos, y adoptaron procesos industriales con el fin de materializar su visión. Querían ser pioneros e innovar, crear relojes fiables sinónimo de muchos años de satisfacción.

La compañía creció rápidamente, granjeándose muy pronto una reputación en la producción de relojes que ofrecían una calidad y valor excepcionales. Hacia 1910, Oris empleaba a 300 personas y, en 1936 contaba con fábricas en Holderbank, Como, Courgenay, Ziefen, Herbertswil y Bienne para poder hacer frente a su rápida expansión. Oris construyó casas para sus empleados y proporcionó servicios de autobús para el desplazamiento de aquéllos que vivían lejos de Basilea, a 25 kilómetros al norte. Desde sus inicios, Cattin y Christian se marcaron como objetivo dominar las numerosas y complejas etapas de fabricación del proceso relojero y de hacer de Oris una compañía capaz de desarrollar sus propios movimientos de relojes de bolsillo.

Un nuevo capítulo.

A finales de la década de 1920, la compañía fue adquirida por un grupo de inversores tras3.ORIS-Historia el fallecimiento del último de sus fundadores. Fue dirigida por Jacques-David LeCoultre, nieto de Antoine LeCoultre y posterior socio de Edmond Jaeger en la constitución de Jaeger-LeCoultre en 1937. Para cuando estalló la guerra en Europa, Oris se había establecido como uno de los líderes en relojería suiza de calidad. Durante la guerra, con su red de distribución bloqueada, Oris se puso a fabricar relojes fijos. Esta reconversión llevó al lanzamiento, en 1949, de un innovador modelo con reserva de marcha de 8 días. Por aquel entonces, la compañía producía más de 200.000 relojes de pulsera y relojes fijos al año.

El boom de la posguerra.

Después de la guerra, la compañía continuó su trayectoria en una curva ascendente. Hacia 1970, era una de las 10 compañías de relojes más grandes del mundo, empleando más de 800 personas y produciendo 1,2 millones de relojes de pulsera y relojes fijos al año. El continuo desarrollo de nuevos movimientos manufactura fue clave en el desarrollo de la compañía. Ese mismo año, Oris fue revendida a la General Watch Company, una filial del Grupo ASUAG, que finalmente se convertiría en el Grupo Swatch. Pero el boom no duró mucho con la crisis del cuarzo, que iba casi a “matar” a la industria relojera suiza tradicional. La llegada de relojes baratos de cuarzo procedentes de Extremo Oriente diezmó el mercado mundial de relojes mecánicos.

La misión de rescate.

4.ORIS-HistoriaA medida que la crisis se agudizó durante la década de 1970, alrededor de 900 compañías relojeras suizas se declararon en quiebra y dos tercios de la mano de obra fue despedida. Oris se vio muy afectada por la recesión pero continuó persiguiendo su visión, a pesar de las circunstancias. En 1982, el director general de la compañía, el doctor Rolf Portmann, y el Director de Marketing, Ulrich W. Herzog, protagonizaron una comisión de compra y se descolgaron del grupo. Oris Watch Co SA se convirtió en Oris SA. Aunque para el mundo exterior nada había cambiado, Oris se había convertido de nuevo en una compañía independiente, libre de elegir su propio vía. El doctor Rolf Portmann y Ulrich W. Herzog eran empresarios, por lo que revitalizaron la compañía. Ulrich W. Herzog viajó por todo el mundo observando las tendencias emergentes y descubrió que en los mercados influyentes como el japonés los relojes mecánicos estaban resurgiendo. Convenció a sus colegas para abandonar la estrategia del cuarzo que había sido impuesta a la compañía por el grupo y, algunos años más tarde, Oris fabricaba su último reloj de cuarzo, para centrarse en las innovaciones mecánicas.

Renacimiento de una compañía relojera.

5.ORIS-HistoriaHoy, más de 30 años desde su adquisición, Oris sigue prosperando. El Dr. Portmann permanece como Presidente Honorífico y la compañía está a cargo de Herzog, ahora Presidente Ejecutivo. Oris es completamente independiente. Es una de las pocas compañías relojeras suizas que solo fabrican relojes mecánicos y la única que pone especial énfasis en ofrecer a los clientes un producto con un valor añadido real. Oris es reconocible por el Rotor Rojo, que simboliza una pasión por la relojería tradicional. La marca es universalmente reconocida por su compromiso de producir relojes mecánicos de calidad a precios razonables. El eslogan de la marca es “Relojes auténticos para gente auténtica”, que sirve como mantra a los diseñadores y relojeros que trabajan en la misma fábrica de Hölstein donde se estableció la compañía por primera vez hace 110 años.

Una historia de Innovación mecánica.

A lo largo de sus 110 años de historia, Oris ha sido pionera en materia de innovación de movimientos mecánicos. Entre 1904 y 1981, la compañía desarrolló 229 calibres propios. En 1938, Oris desarrolló el Calibre 373, el calendario de alidada, que se convirtió en emblema de la compañía. En 1982, a raíz de la compra de participaciones, el Dr. Portmann y Herzog reintrodujeron el calendario de alidada y lo utilizaron como símbolo del renacimiento de Oris.

6.ORIS-HistoriaEn 1968, el Calibre 652 se convierte en el primer movimiento de escape de clavijas en ser certificado por el prestigioso Observatorio Astronómico y Cronométrico de Neuchâtel. Dos años más tarde, en 1970, Oris creaba su primer cronógrafo, el Calibre 725 de cuerda manual.

En 1982, Oris decidió cesar el desarrollo de sus propios calibres y centrarse, en su lugar, en el desarrollo de módulos. Estos módulos fueron diseñados y desarrollados internamente, mientras que el ensamblaje era subcontratado a terceros como ETA y, más tarde, Sellita, garantizando así que la filosofía Oris – una constante desde 1904 – fuera preservada.

En 1988, con el Calibre 414 daba comienzo una serie de innovadores desarrollos de módulos. Éste presentaba una alarma mecánica con un tono sonoro y puro, cuyo perfeccionamiento llevó meses de meticuloso desarrollo.

Oris continuó en 1993 con una gama de movimientos actualizados, con características desarrolladas internamente, incluidos pequeños segunderos, ventanillas de fecha y pointer date. En 1995, Oris dio un paso más allá mediante la producción de su primer movimiento regulador, el Calibre 649. Uno de los más ambiciosos movimientos de Oris fue el Calibre 581, una complicación que apareció por primera vez en 1996. Estaba provisto de subesferas para las indicaciones de día de la semana, fecha e indicaba un segundo huso horario, además de fases lunares y segundero central. En 1999, llegó el primer Pointer Day, provisto del Calibre 645.

Volviendo atrás para cambiar el mundo.

7.ORIS-Historia

Oris Pointer Date 1938 (Calibre 373)

Más tarde, en 1997, Oris desarrolló el Calibre 690, un worldtimer con base ETA 2836-2. El módulo de manufactura Oris fue una revolución nunca antes vista en la industria relojera. Permitía al usuario ajustar la hora local en saltos de una hora, por medio de la simple presión sobre los pulsadores de avance o retroceso ubicados en el lateral de la caja. Además, podía ajustar la fecha hacia atrás si el ajuste de zona horaria llevaba al usuario un día atrás. Esta función ha sido imitada desde entonces por otras marcas, pero Oris fue la primera.

El renacimiento de una tradición.

8.ORIS-Historia

Worldtimer desarrollado en 1997

Tras el Calibre 960, Oris centró su atención en el diseño de las cajas y la innovación en los materiales. Más tarde, en 2009, tras un flujo constante de innovaciones técnicas, Oris introdujo su primer reloj de piloto 24-horas, animado por el Calibre 653, que exhibía una esfera de 24 horas. Un año más tarde, Oris presentaba su primera fecha retrógrada, el Calibre 735.

Ya en 2013, y como paso previo a la novedad de este año, Oris volvió a sorprender con el lanzamiento del Calibre 761, conocido como el Pointer Moon. Se convirtió en el primer reloj mecánico del mundo capaz de indicar al mismo tiempo el ciclo lunar y la tabla de las mareas, indicaciones esenciales para los buceadores.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.
AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 1 Valoración: 5]

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.