Como ya es habitual cada año por esta fechas, Panerai “filtra” a la prensa una de las novedades que presentará en el Salón SIHH de Ginebra en enero del 2012. En esta ocasión se trata del Luminor Marina 1950 3 Days.
Para los no paneristi (incondicionales de Panerai) vale la pena aclarar un poco el significado de los códigos Panerai. Luminor es la denominación del tipo de caja del reloj. Si a ello le añadimos el “1950”, significa que esta caja sigue las formas (tipo cojín) del modelo original creado en la década de los 50. Si al término Luminor (con o sin “1950”) le añadimos “Marina” implica que además de las indicaciones de horas y minutos del Luminor “a secas”, el reloj cuenta con un pequeño segundero. Lo del 3 Days (que a mi me sobra en el nombre) indica la reserva de marcha del mecanismo expresado en días.

Siguiendo el camino iniciado a partir del 2002, Panerai continua la imparable introducción de calibres “manufactura” y de relojes equipados con ellos en su catálogo. Este nuevo Luminor, de código PAM422 (muy importante para los paneristi), utiliza una evolución  del calibre P.3000 presentado el año pasado, con la única diferencia que cuenta con el segundero descentrado antes mencionado. La denominación de este nuevo calibre es P.3001. Es un mecanismo de carga manual, por tanto (otro código de la marca) solo equipará relojes de su colección “histórica”.
Cuando se presentó el P.3000, os garantizo que provocó la sonrisa de todos los paneristi. A diferencia de los calibres de la gama P.2000, el P.3000 tiene unas medidas de 16,5 lineas (unidad de medida de los calibres), idénticas al calibre Angelus SF240 que equipaba los relojes militares originales de la marca italiana. Estas medidas, aparte del rigor histórico, tienen un importantísimo efecto estético en un Paneari con caja 1950 de 47 mm, como es el caso que nos ocupa. En una caja de tales dimensiones (las originales de los 50) un calibre de diámetro “normal”, de 12 o 13 líneas, queda desproporcionadamente pequeño.

Otra gran ventaja de los calibres grandes, es que permiten utilizar un volante de dimensiones también superiores a lo habitual. Ello se traduce en una mejor estabilidad y precisión del reloj, a la vez que facilita su regulación. Se puede decir que todo son ventajas, tanto técnicas como estéticas, salvo que evidentemente no se puede ubicar en un reloj de dimensiones “normales”, pero este no es el caso de Panerai.
Personalmente, si pensara adquirir otro Panerai, este PAM422 sería uno de los candidatos principales. Se que, de forma casi continua, critico la moda de los relojes sobredimensionados, pero en el caso de Panerai ello tiene una clara justificación y casi diría que obligación. Sus relojes originales de los años 30, 40 y 50 tenían todos (salvo alguna rara excepción) un diámetro de 47 mm o mayor, y el motivo era totalmente funcional. Como muchos ya sabéis, en las décadas mencionadas solo se fabricaban panerais para uso exclusivamente militar, concretamente para los comandos de intervención subacuática de la Real Marina Italiana. Para dichos comandos era imprescindible utilizar un reloj que proporcionara la máxima legibilidad posible en el entorno en que actuaban, un factor que está íntimamente relacionado con su tamaño.
Para terminar y como aclaración a la coletilla del título de este artículo, aclarar que este PAM es de producción limitada pero no se trata de una edición especial. Este galimatías significa que la producción anual de este PAM está limitada, en este caso a 2.000 unidades, pero al no tratarse de una Edición Especial, implica que la producción total en el tiempo no está limitada. Resumiendo: cada año se producirán 2.000 unidades del PAM422 durante los años que la marca considere oportuno. Soy consciente de que todo esto parece absurdo, pero como bien sabemos los sufridos paneristi, estos acertijos también forman parte del ADN de Panerai.

Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

4 comentarios

  1. Curioso este reloj, cuando aún no ha pisado los escaparates su hermano, el PAM372, que fue la gran sorpresa del salón del 2011.

    Difícilmente explicable, y solo comprensible en esta firma tan especial, en sus formas de hacer las cosas.

    El reloj es precioso, como casi todos los que ofrece esta manufactura, pero quizás estemos llegando a un punto en el que “solo sea otro más”. Precioso, especial, auténtico, y limitado…pero “solo otro más”.

    Nacho Martinez

  2. Es extraño lo que consigue Panerai, será “otro más”, pero es precioso.

    Nadie como Panerai consigue fidelizar a sus clientes. Una vez te inocula el virus, ya estás perdido.

    Me gustó mucho el artículo. Un sañudo.

    Pedro.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.