Si hace tres semanas publicanos un Test sobre el debut del PAM 524 y 525 con el nuevo calibre cronógrafo flyback P.9100 de Panerai, ahora os presentamos su hermano mayor, el Luminor 1950 Regatta PAM 526. Esta edición sigue la estela de las ediciones limitadas Regatta, presentes anualmente desde el año 2001, cuando debutó el PAM 107 como celebración de las regatas Laureus. Fue en la edición del 2005 con el PAM 222 cuando la firma pasó a patrocinar las Panerai Classic Yachts Challenge, el principal circuito internacional de regatas para yates clásicos y de época. Después de siete años, a finales del 2012, presentó en PAM 427 asociado al patrocinio de la Transat Classique Panerai, aunque sin la denominación de Regatta.

La enorme caja de 47 mm está fabricada en titanio, cuyo acabado satinado contrasta con el pulido del bisel. En la carrura izquierda encontramos los dos pulsadores cronográficos grabados, mientras que a las cuatro horas, justo bajo el protector de corona, se sitúa el pulsador con la superficie naranja que activa la función Regatta de cuenta atrás.

El diseño de la esfera difiere mucho respecto al flyback PAM 524, destacando claramente el uso del color naranja en varios elementos de la esfera. Panerai es una firma poco dada a la variación cromática; el uso del negro es una de las características intrínseca de la marca.  De hecho,  aparte de discretos colores azules, marrones o blancos de la esfera, la excepción la encontramos en la aguja trotadora azul asociada a las ediciones Regatta, como la que hoy nos ocupa, o ligada a la función rattrapante. Pero si nos remontamos a más de una década atrás, hasta el año 2002, encontramos dos ediciones especiales Luminor Chrono AMG en titanio u oro blanco, en que la aguja segundera del cronógrafo es de color rojo.

El dial presenta una estructura bicompax, con el subdial de los segundos a las 9 horas y el contador de horas del cronógrafo a las 3 horas, ésta última con la manecilla en color naranja. En posicion central, las agujas de los minutos (naranja) y segundos (azul) acompañan las manecillas de acero correspondientes a horas y minutos de la función horaria.

Una escala perimetral de tipo ferrocarril destaca hasta los 15 minutos de la cuenta atrás de la salida, los últimos cinco marcados en naranja. El borde realzado  implementa la misma escala de cuenta atrás entre las 9 y las 12 horas mediante números arábigos, con los últimos cinco también marcados en naranja y la leyenda START en su interior. En los tres cuartos restante de realce, entre las 12:20 y las 7 horas,  una escala taquimétrica nos desvela la velocidad a la que navegamos expresada en nudos (knots). Recordemos que un nudo equivale a 1 milla náutica/hora, o sea, 1.852 metros/hora.

En el fondo, un cristal de zafiro nos permite admirar el nuevo calibre manufactura automático P.9100/R, un cronógrafo flyback con rueda de pilares y embrague vertical. Su arquitectura y diámetro (13¾ líneas) es idéntica al P.9100 del cual proviene. Su grosor aumenta hasta los 9,55 mm debido al aumento en 26 componentes, con un total de 328, debido a la mayor complejidad que aporta la implementación de la función Regatta. La rueda de pilares es más alta que la utilizada en el P.9100 para que pueda enganchar la palanca correctora, montada un poco más alta en una platina adicional.

Cada pulsación del botón naranja, situado a las 4 horas, mueve un minuto hacia atrás la aguja minutera central cronográfica de color naranja, hasta que se sitúa en la posición correcta en relación con la cuenta atrás. Cuando pulsamos el botón situado a las 10 horas y ponemos el cronógrafo en funcionamiento, las agujas centrales naranja y azul empiezan a moverse, indicando los minutos y segundos que faltan hasta la salida. Luego, cuando ha finalizado la cuenta atrás, marcan el tiempo transcurrido desde el inicio de la regata. El pulsador situado a las 8h termina la medida del tiempo y devuelve todas las agujas del cronógrafo a cero. Por otro lado, si se pulsa mientras las agujas están aún en movimiento, activa la función de regreso a cero o flyback, lo que permite que se pueda medir al instante un nuevo intervalo de tiempo sin tener que pulsar los botones de parada y reinicio.

Con una fabricación anual de 700 piezas, el PAM 526 estará disponible a partir del próximo mes de julio con un precio de venta de 13.900 €, unos 4.000 € más que el flyback “normal”. Si unimos este diferencial de precio a una subjetiva preferencia por un diseño estético más tradicional y un tamaño más contenido, resulta evidente que en caso de duda mi primera opción de compra sería el PAM 524.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.