Ya desde la primera edición del Watches & Wonders en 2013, Panerai ha sido una de las firmas participantes que mayor trascendencia le ha otorgado a este salón, lanzando nuevas referencias que rivalizan en importancia y presencia con las presentadas en el ginebrino SIHH. Este año no podía ser menos, y tal como os avanzábamos en e recientel artículo sobre Panerai y el Watches & Wonders 2015, ha aprovechado el evento para descubrirnos su Calibre P.1000, un movimiento de remonte manual que empieza a latir en el interior de los dos nuevos Radiomir 1940 PAM574 y PAM575, dos versiones en acero y oro rojo del mismo reloj.

La caja

La caja Radiomir la hemos visto adoptando una gran variedad de medidas que van desde los 42 mm hasta los 48 mm, pasando por los 45 y 47 mm, pero de entre ellos, los 42 mm me parecen el diámetro ideal. Este tamaño ofrece una excelente polivalencia y una ergonomía casi inmejorable, dos virtudes que se unen al perfecto equilibrio y proporcionalidad que exhiben su esfera. La caja almohadillada recibe un perfecto pulido en ambas versiones, un acabado que realza sus curvas y elegancia, mientras la pequeña corona presenta el rediseñado logo que Panerai va implementado en sus nuevos modelos. La hermeticidad conseguida llega a los 10 bares (100 metros).

Panerai Radiomir 1940 3 Days PAM574 PAM575

Lo que más me sorprendió del PAM574 es la vistosa correa de aligator en color verde con que se entrega, un hecho totalmente nuevo en Panerai, ya que siempre ha recurrido a colores mucho más neutros para acompañar inicialmente a sus guardatiempos, si bien es cierto que su catálogo de correas accesorias es extenso, y podemos encontrar una gran gama cromática que permite al cliente encontrar su color y textura ideal. Poco a poco, Panerai se ha puesto las pilas con este tema, una acertada decisión sobre todo si tenemos en cuenta que éste ha sido uno de los puntos importantes en la expansión y crecimiento de la fiebre paneristi, cuando los aficionados, entre los que me incluyo, hemos debido recurrir a fabricantes y artesanos externos en una búsqueda casi obsesiva por personalizar nuestro/nuestros Panerai. Aún recuerdo la cara de estupefacción que puse cuando, en un fin de semana organizado por el añorado Mundo Panerai en el golf de Peralada (Girona), un compañero de aficiones apareció con una colección de más de 100 correas.
De todos modos, no creo que esta decisión de implementar colores más extremados en sus correas de entrega vaya a ser una práctica muy común; seguirá recurriendo a los habituales negros, marrones, dorados, cuero, etc, en aras de una mayor aceptación general por parte del cliente.

La esfera

La nítida esfera presenta una configuración habitual en Panerai: sobre un fondo negro de estructura sandwich, luce tres grandes numerales arábigos e índices tipo bastón, un pequeño segundero a las 9 horas, manecillas en acero u oro según versión y, por primera vez en un Radiomir 1940, Super-LumiNova verde, que es la única característica externa que lo distingue del PAM512 (aquí podéis leer el TEST que efectuamos en 2013), también un Radiomir 1940 de 42 mm en acero, sin tener en cuenta su correa y sus diferentes calibres. Otra cuestión es si preferís estéticamente este color verdoso o el últimamente más utilizado arena. Ambos me parecen acertados, pero el primero me parece perfecto para combinar con la vistosa correa que utiliza.
La inconfundible sencillez de la estética Panerai alcanza su máxima expresión en esta configuración que, por suerte, restringe la literatura a las básicas impresiones de “Panerai” y “Radiomir”, ambas ubicadas bajo las 12 horas. Simplemente, cuando pienso en una esfera Panerai que represente todo su ADN, mi mente visualiza este mismo diseño.

Panerai Radiomir 1940 3 Days PAM575 esfera

Calibre P.1000

Pero la verdadera novedad la encontramos en su interior, el nuevo calibre manual P.1000 con 3 días de reserva de marcha. Este movimiento, que representa ni mas ni menos que el 16º calibre de remonte manual manufacturado por Panerai, implementa una par de significativas diferencias respecto al P.999: gracias a sus dos barriletes, posee una reserva de marcha de tres días (72 horas) frente a las 60 horas del P.999, además de latir a 28.800 alternancias por hora (4 Hz), respecto a las 21.600 alternancias por hora (3 Hz) de los P.999, P.3000 y P.5000. El incremento de 12 horas no es que sea tremendamente significativo, pero sí lo es el hecho de que se consiga mediante dos barriletes, lo que le confiere una mayor constancia en la entrega del par de fuerza y, por tanto, poder mantener una buena precisión incluso cuando el muelle se encuentra en ambos extremos de su nivel de carga . Estas dos características representan una mejora técnica importante, por lo que elegir los PAM574 y PAM575 por encima de los PAM512 y PAM513 sería una decisión totalmente justificada si nos basamos en la tecnología mecánica que implementan respectivamente.

Panerai Radiomir 1940 3 Days PAM574 trasera

Junto al P.999, el P.1000 es el calibre con el diámetro más pequeño de los fabricados por Panerai, 12 líneas que se sitúan a bastante diferencia de las 13¾ o superiores del resto de mecanismos, por lo que están destinados a ser implementados en aquellas referencias de 42 mm o inferiores. Sí, acordaos que todavía hay alguna referencia de 40 mm que aún implementa calibres OP, concretamente el Luminor Automatic PAM048 y su OPIII, y que suponemos, si Panerai no decide abandonar este tamaño, recibirá alguno de estos calibres si sigue la evolución que hasta ahora ha llevado a cabo Panerai mediante la sustitución sistemática de los antiguos calibres por los manufactura. No descarto tampoco el futuro lanzamiento de una nueva línea con este tamaño de 40 mm, algo que sin duda  agradecería el mercado femenino, que ve como los 42 mm resultan, quizás, algo excesivos para sus muñecas.

Radiomir 1940 3 Days PAM574 calibre

Aunque tienen el mismo diámetro, su arquitectura es bastante diferente, exhibiendo un gran puente calado que cubre la mayor parte de su diámetro, al que se le une un pequeño puente de dos brazos que sostienen el volante. Su espesor de 3,85 mm aumenta levemente respecto a los 3,40 mm del P.999, unos 0,35 mm que no deberían representar una gran diferencia en el grosor final de la caja… si bien es un dato que Panerai no incluye en la descripción de sus guardatiempos.
El volante está sustentado por un puente con doble soporte que garantiza su solidez y estabilidad, un elemento presente en todos los calibres manufactura de remonte manual, con excepción del P.999, y de algunos automáticos como el P.4000 o el P.20003. Además, dispone de un dispositivo que detiene el volante y pone a cero el segundero cuando se ajusta la hora, lo que nos permite la perfecta sincronización del reloj con una señal horaria externa de referencia.
Respecto a su decoración, su gran puente calado que cubre las 3/4 partes del mecanismo exhibe el habitual satinado horizontal de los calibres manufactura de Panerai, al que se suma el biselado y pulido de sus aristas.

Valoraciones

El PAM574 resulta un verdadero compendio de virtudes: la magnífica caja Radiomir 1940 en acero alcanza con los 42 mm su tamaño ideal, tanto en diámetro como en grosor, que le confiere una excelente comodidad de uso. A ella se le une una esfera sencillamente perfecta, tanto por su armonía como por su identidad Panerai, y el nuevo calibre P.1000, un movimiento excelente tanto a nivel técnico como por las prestaciones que ofrece. La correa verde ya es una cuestión de gustos, pero a mí no me disgusta en absoluto. Evidentemente, si queremos aumentar su talante deportivo, deberemos optar por montar la inefable correa de caucho.
Los precios se sitúan en 7.400€ para el PAM574 en acero, y 17.600€ para el PAM575 en oro rojo. Por lo que vemos, la inclusión del nuevo calibre P.1000 representa un sobrecoste de aproximadamente unos 1.400 € respecto al PAM512, con la misma caja y esfera, pero con el calibre P.999. Se me ocurren dos preguntas que seguramente os rondarán también a vosotros por la cabeza: ¿Vale la pena pagar casi un 25% más?, y ¿es real esta diferencia de precio entre ambos calibres?. Respecto a la primera, personalmente me decantaría por el modelo con calibre P.999 que, aunque no muestre las virtudes del P.1000, no deja de ser un buen calibre. Pero respecto a la segunda, poco puedo deciros, y dudo que podamos conocer cual es la diferencia real entre ambos costes de producción.

Panerai Radiomir 1940 3 Days PAM575

 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.