El cronógrafo rattrapante no es una complicación en absoluto desconocida para Panerai. Desde la década pasada nos ha estado ofreciendo modelos con esta complicación, muchas veces mediante ediciones especiales Regatta conmemorativas de las anualmente celebradas Classic Yatchs Challenge, patrocinadas por la marca (PAM 343, 332, 286 y 246) desde el año 2005. Otros modelos de producción regular también implementaban un movimiento cronógrafo rattrapante (OP XVIII): el Radiomir PAM 214 o el Luminor 1950 PAM 213.

Hace tres años, el 2009, Panerai lanzó su propio calibre cronógrafo rattrapante, el P.2006, una evolución del cronógrafo monopulsante P.2004. Hasta la fecha, sólo había sido utilizado en una edición especial del año 2009, el PAM 319, pero hace unas semanas nos llegó la noticia de la presentación de una nueva edición especial, esta vez dedicada a la Transat Classique Panerai 2012, que utiliza por segunda vez el P.2006, el PAM 427.

Y ahora, sorpresivamente, Panerai nos anuncia una edición limitada a 300 unidades que será presentada dentro de dos meses en el SIHH de Ginebra, el Luminor 1950 Rattrapante 8 Days Titanio (PAM 530). Su única diferencia respecto al PAM 427 Transat, es su trasera con cristal de zafiro en vez de un fondo ciego con el logo conmemorativo.

En líneas generales es una variación estética respecto al antes nombrado PAM 319, con la principal novedad de sustituir, muy acertadamente, el oro por el titanio. La caja, de acabado cepillado satinado y bisel pulido, mide unos impresionantes 47 mm. Los dos pulsadores cronográficos se sitúan en la carrura izquierda: el pulsador situado a las 8 horas, con la letra “C” en relieve, controla la aguja del cronógrafo, mientras que el pulsador situado a las 10 horas, con la letra “R”, controla la medición de los tiempos parciales, o sea, la función rattrapante.

La esfera negra presenta el mismo diseño de índices tipo bastón y puntos que tanto revuelo levantó en la presentación de los S.L.C 449 y 425 en el pasado SIHH 2012. Otros modelos (PAM 305, 371 y 382) ya presentan esa combinación, pero con una relación, ubicación  y dimensiones diferentes. La configuración bicompax comprende un subdial de 30 minutos, correspondiente a la función cronográfica, a las 3 horas, y un pequeño segundero a las 9 horas. Bajo ellos, a las 6 horas, encontramos la típica escala lineal que Panerai utiliza como indicador de la reserva de marcha. El detalle cromático lo encontramos en el azul de las agujas rattrapante y  minutera cronográfica, logrando un bello contraste con el fondo negro de la esfera.

El calibre manufactura P.2006/3 es un movimiento de carga manual con las funciones de horas, minutos, pequeño segundero, indicador de reserva de marcha y puesta a cero del segundero, además de la que define a este guardatiempos, cronógrafo rattrapante. Además de esta complicación, sus otras grandes virtudes residen en una excelente reserva de marcha de 8 días, lograda gracias a sus tres barriletes, y en sus dos ruedas de pilares asociadas a la función cronográfica de embrague vertical.

El aspecto general del PAM 530 es impresionante, mejorando ostensiblemente el diseño del anterior PAM 319 sobre todo gracias al uso del titanio y el dial S.L.C., consiguiendo una imagen de reloj instrumento de la que adolecía. El calibre P.2006 es extraordinario, tanto por su arquitectura y funciones como por su reserva de marcha de 8 días. Personalmente, valoro mucho la puesta a cero del segundero por la facilidad con que podemos sincronizar la hora. Otro detalle a tener en cuenta es la correa de caucho tipo “acordeón” que acompaña a este modelo: es de las más cómodas que he probado nunca, característica muy a tener en cuenta a la hora de disfrutar de una pieza de estas dimensiones.

Esperemos que esta primera impresión positiva se corrobore durante el próximo SIHH 2013; como siempre, la valoración final queda supeditada a su evaluación “en directo”… y a su relación calidad/precio.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.