Hace unos días, Panerai ha anunciado un nuevo modelo que será oficialmente presentado  durante el próximo SIHH 2013: el Luminor Submersible 1950 Amagnetic, bajo la referencia PAM 389. Este miembro de la familia Luminor presenta unas medidas contundentes: sus 47 mm de diámetro implican que su comodidad de uso será correcta sólo en muñecas de tamaño XL.

La elección de la caja 1950, una de las más bellas de la marca, es un acierto, aunque muchos de los paneristis prefieran la caja Luminor Marina de los Submersibles PAM 24 y PAM 25. El material con el que se ha fabricado es el titanio con acabado cepillado. Su bajo peso, un 40% más ligero que el acero, compensa el aumento que le confieren su gran tamaño y su sistema de protección magnética. La hermeticidad que el conjunto consigue es de 300 metros, la misma que los Submersibles antes citados.

Hay dos novedades muy notables en este Panerai que lo hace distinto a cualquier otro de la firma de Neuchâtel, una de las cuales ya hemos avanzado anteriormente:

– Sus propiedades amagnéticas
– El bisel de titanio y cerámica negra mateEl conjunto exterior del PAM 389 no es una novedad en sí misma, ya que es idéntico al PAM 305, con la novedad de implementar ese anillo exterior de cerámica negra que recubre el bisel giratorio. Afortunadamente, presenta un acabado mate totalmente alejado de los brillos de otros biseles cerámicos, tal como ocurre, por ejemplo, en el Rolex Submariner. Gracias la utilización de éste material, conseguimos una muy buena resistencia frente a los posibles roces y arañazos.

 

 

Su aspecto bitonal tampoco es novedoso dentro del panorama relojero actual, con un diseño que me recuerda mucho a los Jaeger-LeCoultre Master Compressor Diving Navy SEALs. La imagen resulta chocante para los seguidores de Panerai; puede gustar o no, pero lo que es seguro es que sacrifica la típica imagen de la marca, con la caja y bisel en un mismo tono. Pero ya puestos a romper, subjetivamente hubiera preferido que “todo” el bisel fuera cerámico, no sólo el disco superior; ganaría en presencia, empaque y conseguiría diferenciarse del resto de la oferta del mercado.Otra diferencia con el PAM 305 la encontramos en la esfera. Recordemos que el PAM 25 Submersible, del cual evolucionan éstos dos modelos, presenta índices horarios redondos, y números arábigos a las 6 y 12 horas, pasando éstos a ser sustituidos por uno y dos índices tipo bastón respectivamente en el PAM 305. Ahora, en el PAM 389 se sustituyen todos los índices redondos horarios por índices tipo bastón, perdiendo otra de las referencias de los Panerai Submersibles. Como mínimo, la estructura del bisel, con  índices redondos, se mantiene inalterable.
De izquierda a derecha, PAM 25 – PAM 305
La principal evolución positiva reside en su interior, gracias a la caja dulce que protege el movimiento de los efectos de los campos magnéticos. Más adelante nos adentraremos en este aspecto.Un detalle que no me pasa desapercibido, es la chocante diferencia estética entre el color verde del súper-luminova en índices y agujas, y el beige de las leyendas impresas en la esfera y los dígitos de la fecha. Visualmente, creo que hubiera sido más equilibrado haber uniformado los colores, especialmente con el beige, que le otorgaría un look vintage fantástico.
El movimiento que alberga esta caja dulce es el P.9000, íntegramente diseñado y creado en la manufactura de Panerai de Neuchâtel. De carga automática, tiene un diámetro de 13 3/4líneas y un espesor de 7,9 mm. Cuenta con indicación de fecha a las 3h y con un segundero pequeño a las 9h. Su mayor peculiaridad es el volante de inercia variable, en el que los tornillos de ajuste están dispuestos radialmente, y por su puente de volante de base única.

Un aspecto muy positivo a destacar es su fantástica reserva de marcha de 3 días gracias a sus dos barriletes conectados en serie, al igual que la incorporación de un sistema de ajuste rápido que permite que la aguja indicadora de las horas se mueva en saltos de una hora, para evitar interferencias con el movimiento de la aguja indicadora de los minutos y con el funcionamiento del propio reloj.

Implementado desde el año 2009 en varios de sus modelos, no es un calibre con un diseño atractivo, sino muy austero y simple para mi gusto; por suerte, el PAM 389 no nos ofrece la posibilidad de observarlo, quedando oculto bajo su fondo ciego.

 

Amagnetismo

Antes de describir el sistema utilizado en el guardatiempos que nos ocupa, permitidme refrescar la memoria y ofrecer una breve explicación sobre el magnetismo y las medidas que implementan los fabricantes (en algunos de sus modelos) para evitar sus efectos.
En el mundo actual, estamos constantemente rodeados por campos magnéticos, provocados por ordenadores, televisores, altavoces, teléfonos, etc. El grado de intensidad de dichos campos varía en función de nuestro entorno. Si son particularmente fuertes, pueden modificar significativamente el funcionamiento del reloj debido a la magnetización de sus elementos metálicos internos. La espiral en particular, al magnetizarse, empieza a pegarse con ella misma, funcionando como si fuera una espiral más corta, y adelantando el paso del reloj de manera drástica.
Un método casero para averiguar si nuestro reloj está magnetizado, es acercarlo a una brújula y observar si sus manecillas giran. Si es así, el reloj está magnetizado. La manera de solucionarlo es llevarlo al SAT, donde procederán a someterlo a un campo magnético inverso para restaurar su funcionamiento normal.
Un reloj se considera como amagnético, según la norma ISO 764 o DIN 8309, si no se atrasa o adelanta más de 30 segundos por día al sometérselo a una intensidad de campo magnético de 4,800 A/m (Amperios por metro) o 6 mT (miliTeslas). Los mejores relojes amagnéticos pueden soportar intensidades 20 veces superiores. Esos 4,800 A/m es menos de lo que puede producir cualquier imán casero, así que no es mucha protección pasar el estándar de las normas para ser catalogado como resistente al magnetismo o antimagnético.Hay dos maneras de crear un reloj con propiedades amagnéticas:1) La primera forma consiste en el uso de diferentes aleaciones capaces de soportar, en mayor o menor medida, dichos campos magnéticos (Invar, Glucydur, Nivarox, Elinvar, etc). A partir de los años 60 casi todos los relojes suizos usan Glucydur y espirales Nivarox. Las anclas, ruedas de escape y otras partes del mecanismo también se fabricaron con estas aleaciones. Actualmente, el material más avanzado en cuanto a los resultados obtenidos es el silicio, cuyo uso está comportando una auténtica revolución en la relojería del siglo XXI.
2) La alternativa clásica es proteger el órgano regulador mediante una caja interior de hierro dulce que lo envuelve. Gracias a su alta conductividad, actúa como una caja de Faraday, evitando la formación de campos magnéticos en el interior del reloj en sí.Panerai ha optado recurrido a la caja de hierro dulce para aislar su calibre. Con ella, ha conseguido un alto grado de protección a los campos magnéticos: 40.000 A/m (amperios por metro), un límite más de ocho veces mayor que el valor especificado por la normativa NIHS 90-100 (Normes de l’Industrie Horlogère Suisse). En comparación, algunos de los relojes más emblemáticos por sus propiedades antimagnéticas, los IWC Ingenieur o los Rolex Milgauss, resisten campos magnéticos de hasta 80.000 A/m.El PAM 389 no es el primer Panerai que ofrece esta protección. El primero fue el Luminor Arktos (PAM 92, año 2004), seguido por el Arktos GMT (PAM 186, año 2005) y el Luminor North Pole GMT (PAM 252, año 2006). Todos ellos fueron Ediciones especiales de 500 unidades, y conseguían una resistencia de 100.000 A/m, más del doble del nuevo PAM 389. En cambio, el PAM 389 será el primer Panerai amagnético de producción regular.
De izquierda a derecha, PAM 92 – PAM 186 – PAM 252

Su precio rondará los 9.000 euros. Con un coste más de un 20% superior (unos 1.800 €) al de un PAM 305, el posible comprador deberá valorar si le compensa pagar esa diferencia a cambio de beneficiarse de su capacidad magnética y presentar un look novedoso dentro de Panerai gracias al bisel cerámico.

 


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

5 comentarios

  1. Excelente articulo, he aprendido que también los Arktos y North Pole son “Amagnetic” y todos tienen en común los índices rectangulares por lo menos han sido uniformes, aunque como bien dice pierde ese “Espíritu” Panerai Submersible , para el día a día en mi caso valoro poco la protección a los Campos Magnéticos, ya que su solución es sencilla si el reloj se ha magnetizado, pero si que valoro en un reloj de diario ese plus del bisel cerámico, actualmente tengo un Panerai PAM 305 y el bisel es un imán para los arañazos y roces al ser un reloj grande, comodísimo pero grande, el problema del bisel del PAM 305 es que al tener partes de titanio pulidas a espejo y partes cepilladas además de los índices de los 15 minutos, es difícil “reparar” estos arañazos en el bisel, este bisel cerámico soluciona este problema, y ahora la pregunta del millón, ¿ Sabéis si se le puede acoplar el Bisel Cerámico del PAM 389 al PAM 305 ? Gracias por adelantado, de un servidor que os sigue día a día.

    E.S.

  2. Gracias por tu comentario. Permíteme comentar que, personalmente, valoro mucho el que un reloj implemente una protección frente a los efectos negativos del magnetismo, especialmente si lo consigue mediante la aplicación de materiales como el silicio. Ya no es que sea fácil su reparación, es que es igual de fácil que se vuelva a magnetizar.
    Ahí tiene mucho que ver la investigación I+D llevada a cabo por las marcas, y en esto llevan clara ventaja el Grupo Swatch, Patek y Rolex. Como sabéis, ya hace unos años unieron sus esfuerzos en la misma dirección, obteniendo resultados que ya han sido trasladados a modelos de producción regular, ya sea Patek, Rolex o el Grupo Swatch, con Omega y Breguet. En cambio, el grupo Richemont ( Panerai, IWC, etc.) se está quedando atrás, y todavía recúrren en su mayoría a la tradicional caja dulce para fabricar sus modelos magnéticos como éste PAM389 o los IWC Ingenieur. Para mí, la aplicación del silicio y sus derivados es el mayor salto cualitativo que ha dado la industria relojera en muchos años.

    Respecto al bisel cerámico, realmente es una gran ventaja, sobretodo en relojes de tamaño XL y/o titanio como el que nos ocupa. El Rolex Submariner que llevo está nuevo como el primer día; es una gozada. No sé si se podría intercambiar, pero no creo que fuera ningún problema. Lo más normal es que si el 305 y el 389 son de caja y medidas idénticas, aprovechen el máximo de elementos comunes posibles; eso que se ahorran.
    Otro tema es si yo “tunearía” un reloj: no. Como mucho, me limito a los cambios de correas, que de esto los fans de Panerai sabemos un poco.

    Un saludo

  3. Gracias por su respuesta, estoy completamente de acuerdo que lo ideal, hubiese sido emplear una espiral de Silicio y sumar PANERAI un par de puntos en avance tecnológico aprovechando el nombre y marketing de este modelo.

    Lo bueno ( para mi ) del titanio es el peso, o sea la ligereza, y en un reloj grande se agradece, no he sabido encontrar el peso total de este reloj, comparado con el PAM 305, pero si lleva un caja interna de hierro dulce, claramente este reloj pesará mas en la muñeca.

    Pero si que me ha encantado la incorporación del bisel cerámico en los Sub´s.

    Reciban un cordial Saludo.

    E.S.

  4. Gracias por el artículo, y los interesantes datos acerca de qué se considera como reloj “magnético”, que desconocía por completo. Igualmente, parece que este Panerai puede lucir con todo rigor esa etiqueta, y no se trata sin más de un ligero efecto de márketing.

    En cuanto a lo comentado del bisel, y de la forma de insertar este aplique de cerámica, echo en falta, alguna opinión de la realización del mismo. La verdad es que en las fotos de prensa, se crea la duda de si la forma de realizar este bisel, o mejor dicho, el inserto de cerámica del mismo, es la más adecuada. En alguna de las fotos de prensa, una vez ampliadas, hasta permiten ver motas de polvo, en las juntas de dicho inserto…lo que crea la dura del aspecto que el mismo puede presentar tras el uso normal del reloj. No sé so tenéis algún dato al respecto, o si habéis podido observar algo en referencia a este tema.

    Por lo demás, estoy de acuerdo en los temas que apuntáis como mejorables del reloj, y es que en esa franja de precios, y con ese “look”, hay relojes especialmente atractivos.

    Gracias de nuevo.

    Nacho Martínez

  5. Hola Nacho. Respecto a tus dudas sobre el anillo cerámico… la verdad es que nosotros tenemos las mismas. Según parece, Panerai ha rebajado la parte más superficial del biselo del PAM305 y tener espacio para “enganchar” dicho anillo. No creo que dé problemas de estabilidad, pero tal como comentaba en el artículo, lo ideal, tanto a nivel práctico como estético, hubiera sido implementar un bisel “todo” cerámico, aunque no sé que coste de fabricación representaría para la marca y cómo lo trasladaría al público.
    Pero, puestos a hacer de abogado del diablo, recordemos la fragilidad de la cerámica frente a los impactos; y si ya debe ser caro sustituir el delgado anillo actual, imagínate el importe de sustituir todo un bisel hecho añicos. Ay qué dolor!

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.