Analizamos el Aquanaut Chronograph 5968A, la novedad más sorpresiva de Patek Philippe en Baselworld 2018, un reloj que ilustra los nuevos aires de la marca

Aquanaut Chronograph 5968A – el movimiento

Con la excepción de la Gran Complicación 5208R, todos los cronógrafos automáticos del catálogo actual de Patek Philippe se basan en el calibre CH 28-520. Este código se incrementa con otras siglas en función de la complicación adicional que ofrezca.

En el caso del Aquanaut Chronograph 5968A, la denominación de su calibre es CH 28-520 C, que comparte con el Nautilus 5980 ya que son los únicos cronógrafos automáticos actuales de Patek sin complicación adicional. Pero, tal y como antes hemos comentado en el apartado esfera, hay algo que diferencia estos dos relojes y es la forma de totalizar el tiempo medido por el cronógrafo; contador de 60 minutos en el Aquanaut y doble contador de 60 minutos más contador de 12 horas en el Nautilus.

Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968A - CH 28-520 C 528 - detalleEsta diferencia de indicaciones también implica obligatoriamente diferencias en su mecanismo, pero a priori no se refleja en el código de su referencia. Bien, de hecho si que se refleja pero Patek no suele especificarlo en sus comunicados, ni siquiera en el grabado del mismo movimiento.

Así, la referencia exacta del calibre que equipa el Aquanaut Chronograph 5968A es CH 28-520 C/528, mientras que las del Nautilus es CH 28-520 C/522. Obviamente, las tres últimas cifras hacen referencia al modo de totalizar el tiempo medido por el cronógrafo.

Por cierto, otro detalle trascendental que hay que especificar y que increíblemente Patek suele pasar por alto, es que todos los calibres de cronógrafo con base CH 28-520 ofrecen la función adicional de Flyback, o “Retour en Vol” en francés. Esta es una función adicional propia del cronógrafo que, con una sola pulsación, nos permite poner a cero la aguja trotadora (y el contador de minutos si es el caso) e iniciar una nueva medición de forma instantánea.

Como ya insinúa su denominación, esta complicación adicional de un cronógrafo tiene sus orígenes en la aviación, en los tiempos en que debían orientar sus rutas sin la ayuda de la electrónica. La ruta se calculaba por lineas rectas entre puntos. Debemos volar desde un punto (A), en una determinada dirección, a x millas por hora y durante un tiempo exacto. Llegado a este punto (B), debemos cambiar la dirección a una velocidad determinada y durante x tiempo hasta el punto C… y así sucesivamente.

Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968A - CH 28-520 C 528 black

Por este sistema de navegación era vital que al efectuar el cambio de dirección no se produjera ningún impás en la medición ya que ello podía derivar en una desviación enorme al final de la ruta. Con un cronógrafo convencional ello no era posible ya que para iniciar una nueva medición se debe obligatoriamente seguir tres pasos; parada, puesta a cero y puesta en marcha. Con un cronógrafo flyback, este proceso se realiza en un solo paso, con una única pulsación.

En cuanto a las prestaciones técnicas, son las mismas que cualquier calibre con base CH 28-520: 28.800 alternancias por hora, entre 45 y 55 horas de reserva de marcha, rueda de pilares, embrague vertical, volante Gyromax y espiral Spiromax. Obviamente este calibre cuenta con el sello de calidad Patek philippe con todo lo que ello comporta en cuanto a excelencia de acabados y precisión cronométrica.

Un último detalle de gran importancia es la aguja de los segundos del tiempo convencional. Como ya habréis apreciado, el Aquanaut Chronograph 5968A carece de ella. La única aguja de segundos central es la trotadora del cronógrafo. Patek Philippe nos indica que podemos utilizar dicha aguja trotadora como aguja convencional de los segundos. Ello implica tener la función de cronógrafo permanentemente en marcha, pero Patek afirma que no tiene ninguna incidencia ni en el desgaste ni en la precisión. Una gran ventaja de esta opción es la sincronización del tiempo con una fuente de referencia. Solo tenemos que esperar que la referencia nos indique 0 y presionar el pulsador Flyback. Así la aguja central se pone a cero instantáneamente y la sincronización es perfecta.

 

Aquanaut Chronograph 5968A – la pulsera

Otra de las inesperadas y agradables impresiones que ha dejado el Aquanaut Chronograph 5968A es la pulsera. De hecho son dos pulseras ya que, por primera vez, Patek Philippe entrega dos correas de caucho distintas con este reloj.

Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968A - correa

La primera es la convencional e identitaria de todo Aquanaut; de caucho negro. Con ella el 5968A adquiere un carácter deportivo pero a la vez elegante, perfectamente llevable si vestimos un traje. Con la segunda llega una de las grandes sorpresas de este reloj ya que también es de caucho, pero de color naranja!… nuevamente algo inimaginable hasta ahora en un reloj Patek Philippe, y menos en uno de carácter masculino como es este.

Al igual que ha ocurrido con el color naranja de ciertos elementos de la esfera, lo más desconcertante es que nadie ha encontrado fuera de lugar esta combinación plenamente anaranjada. Obviamente no es la combinación ideal si vestimos con cierta formalidad, pero puede ser perfecta para periodos veraniegos o vacacionales. De hecho, este detalle tan simple de entregar el reloj con dos correas incrementa de forma exponencial su versatilidad y su coste, teniendo en cuenta el precio de este Aquanaut, es insignificante.

Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968A - cierre desplegableComo último, pero no menos importante, hay que mencionar el nuevo cierre desplegable que equipa este Aquanaut Chronograph 5968A. Según Patek este elemento se ha rediseñado totalmente, con cuatro puntos de anclaje independientes que incrementan su seguridad de apertura y cierre.

Lo único que puedo añadir es que este cierre me ha resultado tremendamente cómodo, hasta el punto de que no pensé en él en ningún momento cuando llevaba el reloj ceñido a la muñeca. Como podéis comprobar, sus acabados son tan exquisitos como los de cualquier elemento de un reloj Patek Philippe.

 

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3 4

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.