Por segundo año consecutivo Patek Philippe nos honra con la primicia de las novedades más importantes que presentará en Baselworld 2015 y que se desvelarán a la prensa mundial en el mismo momento en el que publicamos este artículo. Esta confianza nos permite analizar con calma dichas novedades y preparar este artículo con la calidad que merece el reloj del que vamos a hablar: el Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P.

Ya hace años que Patek Philippe sigue la norma no escrita de presentar dos novedades de gran calado, que se acompañan de otras numerosa nuevas referencias basadas en variantes estéticas o de material de caja de modelos ya existentes. De las dos grandes novedades de este año, la que sin duda dará más que hablar, por lo insólito, entre aficionados y prensa será el nuevo Calatrava Pilot Travel Time, de referencia 5524G. Sí, habéis leído bien, un reloj tipo aviador de Patek Philippe, algo totalmente inesperado e inimaginable para cualquier devoto de la firma ginebrina. A él dedicamos otro artículo en forma de análisis exhaustivo que se ha publicado simultáneamente a este.

Aquí nos centraremos en la segunda gran novedad, que precisamente sigue parámetros opuestos. Es el reloj que todo el mundo sabía que iba a aparecer pero nadie sabia cuando ni como. Me refiero al cronógrafo rattrapante de carga manual, probablemente la complicación mas purista desde el punto de vista relojero y la más deseada por los aficionados a la más Alta Relojería. Ha nacido el nuevo 5370, equipado con el también nuevo calibre CHR 29-535 PS.

De momento a esta referencia 5370 le tenemos que añadir una P, ya que inicialmente estará disponible con caja de platino. Evidentemente, como es norma habitual en Patek, en los próximos años veremos aparecer las variantes J, R y G, es decir, oro amarillo, rosa y blanco. Si además algún día apareciese una variante en acero, lo que no es descabellado para un reloj instrumento como es este, se colmaría de felicidad a los coleccionistas que pudiesen permitírselo.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P – el calibre CHR 29-535

Muchos pensaréis que Patek ya ofrece un calibre de cronógrafo rattrapante en su catálogo y estaréis en lo cierto. La legendaria firma ya contaba con el calibre CHR 27-525 PS que hemos visto recientemente implantado en el 5950, un exquisito reloj “de forma”. De hecho, este mismo calibre ya lo vimos anteriormente en el 5959, que aun sigue en el catálogo. ¿Porque entonces lanzar otro calibre con las mismas características?. Aun no he tenido tiempo de platear esta cuestión a los responsables de Patek Philippe, pero en mi opinión hay dos diferencias entre ambos calibres que afectan de forma muy importante a su funcionalidad y a la estética del reloj que los equipe.

Patek Philippe 5950

Patek Philippe Cronógrafo Rattrapante Monopulsante ref. 5950

La primera es que el 27-525 es un cronógrafo de accionamiento monopulsante, es decir, que la puesta en marcha, parada y puesta a cero se realiza de forma secuencial accionando repetidamente un mismo pulsador. Por contra, el nuevo 29-535 conlleva un accionamiento más convencional mediante dos pulsadores, lo que permite reanudar una medición sin tener que ponerlo obligatoriamente a cero como es el caso de un monopulsante.

Evidentemente a ambos calibres hay que sumarles un pulsador adicional e independiente que es el que acciona la función rattrapante. Junto con el foudroyante, la versión rattrapante es la más compleja de implantar en un cronógrafo, pero también la más funcional, ya que permite realizar una medición total al mismo tiempo que realizamos cuantas mediciones parciales queramos. Para los no introducidos, un ejemplo claro sería una competición automovilística, en la cual queremos medir el tiempo total de carrera de un coche, pero al mismo tiempo también queremos medir sus tiempos parciales por vuelta. Esto es lo que mecánicamente solo puede realizar un cronógrafo rattrapante.

Desde el punto de vista visual, el rattrapante añade una segunda aguja “trotadora” central a la habitual que encontramos en todos los cronógrafos. Cuando la función rattrapante no está activada esta segunda aguja se hace invisible, ya que se esconde perfectamente alineada debajo de la principal, avanzando ambas al unísono. Al presionar el pulsador rattrapante, dicha aguja se detiene, mientras la otra continua su recorrido. Una segunda pulsación hace que la aguja salte instantáneamente para atrapar (de ahí el nombre de rattrapante) a la principal, situándose de nuevo debajo de ella. Además de la complejidad mecánica que ello implica, también obliga a una especial atención en la alineación de las dos agujas, pues en un reloj de este nivel no es admisible que no queden perfectamente superpuestas.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P backLa segunda gran diferencia entre los calibres CHR 27-525 y CHR 29-535 es que, tal como denotan las dos primeras cifras de su referencia, el segundo cuenta con un diámetro claramente mayor, permitiendo acoplarse a relojes de mayor tamaño sin dejar un excesivo espacio “libre”, lo que en parámetros estrictos y puristas no se considera correcto desde el punto de vista estético. Ello permite montarlo adecuadamente en la caja de 41 milímetros de diámetro de este nuevo 5370P.

Pero siendo puntilloso, como obliga una pieza de este nivel, debo señalar que este calibre CHR 29-535 PS no es estrictamente nuevo, ya que lo vimos aparecer en el 2012, montado en el Cronógrafo Rattrapante con Calendario Perpetuo de referencia 5204, del cual ya os hablé detalladamente en su correspondiente artículo. La diferencia es que el 5204 le añade a la base del calibre un modulo de calendario perpetuo, quedando por tanto la denominación como CHR 29-535 PS Q. Si observamos el fondo transparente de ambos relojes no apreciaremos diferencia alguna, ya que el mencionado módulo de calendario perpetuo se monta en su anverso y por tanto queda oculto por la esfera. Estamos pues ante un caso atípico, ya que Patek Philippe ha decidido “rebajar” un calibre inicial, quitándole el módulo de calendario perpetuo, quedando así un cronógrafo rattrapante “básico”, un proceso inverso al que habitualmente se sigue cuando se lanza una familia de calibres.

Los datos técnicos básicos de ambos calibres son por tanto los mismos: una frecuencia de oscilación de 28.800 alternancias por hora y una impresionante reserva de marcha de entre 55 y 65 horas. Su arquitectura es la que mandan los cánones más puristas, con doble rueda de pilares y embrague horizontal. Por supuesto, al estar no solo el calibre sino todo el reloj amparado por el Sello Patek Philippe, nos garantiza una precisión cronométrica de +2 -3 segundos de variación máxima, la mitad del error que permite el certificado C.O.S.C.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P movement

Pero no pensemos que la diferencia entre ambos calibres de cronógrafo rattrapante se limita únicamente a su diámetro o a su grosor. Como corresponde a un movimiento de última generación, Patek Philippe ha incorporado al CHR 29-535 PS toda una batería de avances técnicos destinados a incrementar su precisión y fiabilidad. Entre ellos se cuentan, y cito textualmente el comunicado de Patek.

  • Las ruedas de embrague con perfiles de dientes patentados aumentan el rendimiento en la transmisión de energía y reducen el desgaste.
  • El reglaje de la penetración entre las ruedas de embrague se efectúa mediante un sistema de “sombrero excéntrico” ubicado sobre la rueda de pilares, en el extremo de la báscula de embrague, lo que permite una regulación más simple y precisa.
  • Los martillos de puesta a cero autorregulables reducen la necesidad de mantenimiento.
  • El bloqueador está directamente sincronizado con la báscula de embrague.
  • La leva del contador de minutos ha sido perforada con el fin de amortiguar los coques que se producen en la puesta a cero, lo que reduce la brusquedad en el bloqueo de las agujas de cronógrafo y rattrapante.

Todas estas innovaciones se refieren a la parte general del calibre y de su función de cronógrafo, pero hay otras que afectan exclusivamente al mecanismo rattrapante:

  • Un nuevo aislador de la palanca de rattrapante para evitar rozamientos inútiles que alteran la amplitud de oscilación del volante.
  • Un nuevo diseño de la palanca del rattrapante que permite una alineación perfecta de las agujas de cronógrafo y rattrapante cuando se encuentran superpuestas.

Como vemos, y como es natural en Patek Philippe, el aspecto técnico de este nuevo Rattrapante es irreprochable, pero para los incondicionales de la marca ginebrina los aspectos estéticos, aunque subjetivos, son igual de cruciales y por tanto siempre se analizan bajo lupa. En una pieza tan emblemática como este 5370P, esta cuestión adquiere, si cabe aun, mayor relevancia. Veamos como lo resuelve Patek Philippe.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P – la caja

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P dial

Empecemos por la caja, para la cual Patek ha elegido inicialmente el más noble de los metales preciosos: el platino. Como es costumbre, como símbolo de distinción, ello implica que, entre las asas, ubicado discretamente en la zona inferior de la carrura, encontramos un pequeño diamante talla brillante.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P diamond

Centrándonos en la geometría de la caja, es evidente que Patek la ha dotado de una sofisticación varios grados por encima de la habitual en los modelos actuales de su catálogo. No lo ha hecho en la linea de aplicar sofisticados grabados al estilo de los estratosféricos y recientes 6002G, Chiming Jump Hour o Master Grand Chime. Creo que ello es una acertada decisión, pues el 5370 debe mantener ante todo un tipo de sofisticación elegante y discreta que los aficionados y coleccionistas valoran especialmente en este tipo de pieza, de carácter más instrumental.

Son varios los detalles que apartan a la caja de este Rattrapante del resto de cronógrafos del catálogo actual de Patek. El más notable es sin duda la superficie en bajo relieve de su carrura, a la que se aplica un acabado satinado que contrasta con el pulido de su perfil superior e inferior. No se trata de un detalle menor, pues mientras habitualmente encontramos estos acabados diferenciados entre las distintas piezas que componen la caja, (lease bisel, carrura y fondo) lo que permite trabajarlos por separado, Patek se atreve a realizarlo en una pieza solidaria como es la carrura. Ello implica una enorme dificultad de trabajo por parte de los especialistas en pulidos y acabados, que evidentemente se realizan a mano. El más mínimo error al aplicar cualquiera de los acabados invadiendo otra zona de la carrura arruinaría totalmente el trabajo.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P crown

En la misma linea que la carrura, se aplican acabados diferenciados en los pulsadores ovales del cronógrafo: pulido en la superficie ovalada y satinado en sus caras superior e inferior. La exquisita corona central, tipo “turban”, aloja en su centro el pulsador del rattrapante. Para la zona superior de la carrura se recurre al pulido, al igual que para el bisel, al que además se le confiere una geometría cóncava. A destacar también los cabujones pulidos decorativos que encontramos en las asas, a la altura del pasador que sirve de unión con la correa.

En definitiva, siempre en mi personal opinión, la caja de este 5370 es la mejor que ha realizado Patek hasta la fecha. Tiene todo lo que aprecian los coleccionistas de la marca: elegancia y sobriedad unidas a una sofisticación que no altera ninguna de dichas cualidades. La hermeticidad del 5370 es de 3 bares, suficiente para el uso que le dará cualquiera de sus futuros propietarios.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P – la esfera

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P faceLa máxima atención al detalle se ha aplicado también a la esfera de este nuevo Rattrapante, probablemente el elemento más crítico desde el punto de vista estético, pues es lo primero que atrae nuestra atención cuando observamos un reloj. Para su base Patek ha elegido una opción de máximo prestigio, en forma de un fondo de oro gris al que se aplica una capa de esmaltado negro, realizado mediante cocción al fuego a 850 grados de temperatura, lo que le otorga ese brillo inigualable para cualquier otro tipo de acabado.

Por otra parte, la elección del color negro, crea un contraste con el blanco de los índices que incrementa la legibilidad de las indicaciones, al tiempo que enfatiza la imagen de sofisticación que merece esta pieza, todo ello sin perder en ningún momento su elegancia y discreción, dos características irrenunciable para cualquier Patek Philippe.

Para los índices, Patek recurre de nuevo al contrate de métodos. Así encontramos un índice perimetral estampado, técnica que también se aplica al contador de minutos del cronógrafo y al pequeño segundero. Por contra, para los índices horarios se recurre a números árabes aplicados en oro blanco estilo Breguet. Los conocedores ya habrán apreciado rápidamente que este tipo de índices horarios son los mismos que Patek utilizó para la segunda versión del 5170, el hermano “pequeño” de este Rattrapante. Puede parecer un detalle nimio, pero la unanimidad entre aficionados, en sentido favorable, fue total cuando Patek sustituyo los índices tipo bastón del 5170 inicial por este tipo de números, que también habíamos visto anteriormente en el 5950.

Otro detalle a señalar, común a todos los relojes con cronógrafo manual desde que Patek lanzó la nueva familia de calibres manufactura 29-535, es la disposición ligeramente descentrada hacia la zona inferior de los contadores. Algunos acérrimos de la firma lo han criticado, pero a mi me parece acertado, pues deja el suficiente espacio libre en la parte superior de la esfera para implantar el nombre de la marca sin que dicha zona se vea excesivamente densa y desequilibrada en comparación con la inferior. Un último detalle es la escala taquimétrica en base 1000 metros, que Patek aplica al perímetro de la esfera enfatizando acertadamente el carácter de “instrumento” de este cronógrafo.

Patek Philippe Rattrapante 5370P_08

Todas las agujas, tanto las centrales como las correspondientes a los contadores, son pulidas. En el sentido instrumental quizás se hubiera podido aplicar algún detalle diferenciador para la aguja del rattrapante, pero probablemente hubiera arruinado el carácter y equilibrio de este reloj. Aunque pensándolo con detenimiento no es necesario diferenciar estéticamente las dos agujas ya que la confusión es imposible. Cuando se hallan superpuestas ya no viene al caso, y cuando se separan es evidente distinguir la rattrapante: es la que no se mueve. Un detalle de la agujas horaria y minutera, que podemos apreciar en la imagen superior, es el recubrimiento de material luminiscente de su interior. Una característica muy poco común en un Patek Philippe clásico y que nuevamente incrementa la funcionalidad, permitiendo la legibilidad de la hora en condiciones de oscuridad.

Para la correa, se ha elegido la única opción válida: Piel de aligator negra con grandes escamas y con el pespunte también negro. Cualquier otra opción, además de arruinar la estética, entraría en contradicción con el carácter del 5370.

Patek Philippe Chronograph Rattrapante 5370P – conclusión

La conclusión es la misma de casi siempre cuando analizo un reloj Patek Philippe: No se me ocurre ninguna crítica razonable y objetiva. Tampoco se me ocurre nada que pudiera mejorar este Cronograph Rattrapante. Puede que algunos penséis que tengo algún interés personal o que trabajo encubiertamente para Patek Philippe, pero no es así. Simplemente es lo que hay. Si Patek Philippe lidera la cúspide de la más Alta Relojería desde hace muchas décadas no es por casualidad.

De momento Patek Philippe no nos ha comunicado el precio de este nuevo 5370P, pero en este caso carece de importancia. ¡Que nadie se eche las manos a la cabeza por esta última afirmación!, ni se lo tome como un comentario ofensivo teniendo en cuenta los tiempos que corren. Es un razonamiento muy simple: A los que lamentablemente no podemos plantearnos ni permitirnos su adquisición nos da igual el precio. A los afortunados que sí puedan acceder al él, les dará exactamente igual 10.000 € arriba o abajo.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.