Asistir a la exposición “Chronograph Generations” que Patek Philippe presentó el pasado 27 de septiembre en Barcelona ya fue un privilegio. Ver, tocar (con guantes, por supuesto) e incluso oír las obras de arte que manufactura la firma ginebrina es el súmmum para cualquier apasionado de la relojería mecánica. Si además se tiene la oportunidad de charlar en privado con el Presidente de dicha empresa… ¿que más se puede pedir?

No es la primera vez que tengo el placer de entrevistar a Thierry Stern. Ya lo hice en París, en el año 2009, con motivo de la presentación a nivel mundial del calibre de cronógrafo CH 29‐535 PS y de los inesperados relojes femeninos que por primera vez lo equiparon. Pero al igual que la buena literatura o la buena música, departir con una personalidad de este calibre no cansa nunca. Al fin y al cabo consiste en charlar sobre nuestra pasión con el máximo responsable de la empresa más prestigiosa del sector.

Sé que no le gusta que le mencionen, pero me resulta inevitable agradecer a John Vergotti, Director de Patek Philippe en España, y a todo su equipo las gestiones que realizó para hacer posible que Thierry Stern nos dedicara un largo período de su valioso tiempo para esta entrevista. Más teniendo en cuenta que estábamos en medio de un gran evento en el que se encontraban sus distribuidores y sus clientes finales más importantes.

Evidentemente también agradecer sinceramente a Thierry Stern su predisposición, su gentileza y especialmente algo muy poco corriente en el sector y sorprendente tratándose de quien se trata y de la empresa que dirige: su total disposición a responder con franqueza, transparencia y sin tapujos a todas las cuestiones que le planteé.

En el actual entorno económico, parece que Europa se encuentra estancada y que los mercados asiático y ruso están en auge. ¿Se ve esto reflejado en los resultados de Patek Philippe? ¿Cómo ve el futuro de estos mercados?

manufactura Patek Philippe en Ginebra

Es algo que se percibe, pero hemos decidido concentrarnos y ser más fuertes en Europa. Hemos trabajado mucho en este continente porque queremos ante todo mantener nuestra posición histórica. Es cierto que desde el año pasado hemos crecido en China, pero no debemos precipitarnos en un mercado que de todos modos nos solicita más relojes de los que podemos suministrar. Nuestra ventaja en este mundo en crisis es nuestra decisión de producir pocos relojes, pero de calidad.

La mayor parte de las marcas se han concentrado y han crecido muy rápidamente en China abriendo numerosos puntos de venta. Hoy en día la credibilidad de estas marcas se ha visto afectada ya que un producto que encuentras por todas partes tiene poco de exclusivo. Por otra parte esto provoca que no puedan suministrar piezas a los distribuidores en Europa, lo que no es justo.

Patek Philippe es las pocas firmas del sector con un accionariado totalmente familiar. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de esta estructura con referencia a los grandes grupos?

La ventaja es poder mantener una estrategia definida, sin depender de accionistas que demandan dividendos a corto plazo. Nosotros podemos plantear estrategias a largo plazo, lo cual es muy agradable para nosotros y para nuestros distribuidores. De este modo podemos priorizar la calidad y la relación con nuestros clientes, manteniendo siempre nuestra independencia.

Ser una empresa con accionariado familiar realmente no tiene desventajas si se sabe lo que se tiene que hacer y se hace bien. Un riesgo en este tipo de empresa podría ser el no contar con los recursos necesarios en un momento puntual, por ello es importante contar con unas reservas holgadas. También es imprescindible mantener la calidad de producto y promover la innovación, esto es vital.

.

Patek Philippe tiene actualmente un número muy reducido de boutiques propias. También cuenta con algunas en asociación con alguno de sus distribuidores. ¿Tienen previsto abrir alguna boutique en España? ¿con qué fórmula? ¿En qué ciudad?

La respuesta a una boutique con nuestro nombre sería no. En Patek Philippe somos fabricantes de relojes, no distribuidores ni detallistas. Hoy en día Patek Philippe solo tiene tres boutiques propias: La primera es la histórica de nuestra sede en Ginebra. La segunda la abrimos en París en los años 80 y el motivo fue que por entonces no había en Francia ningún detallista que quisiera hacerlo. Tuvimos la oportunidad de un magnifico local en la Place Vendôme y fue casi como una obligación hacerlo. La tercera, la de Londres, fue un empeño de mi padre hace más de 20 años, el porqué realmente nunca lo he sabido. Aunque tienen su sentido en una capital de la importancia de Londres. Pero estas tres son realmente las excepciones.

Salones Patek Philippe en Ginebra

Hoy en día nuestra estrategia es desarrollar boutiques a través de nuestros distribuidores y gestionadas por ellos. Aunque realmente no se tratan de boutiques en su acepción clásica, sino de espacios exclusivos Patek Philippe dentro de sus locales, con su zona VIP y con los códigos éticos y estéticos de Patek. Este sí es un concepto que queremos seguir desarrollando.

El llamado “mercado paralelo” es algo que puede dañar la imagen de una marca. ¿Cuál es la política de Patek para evitarlo?

El mercado paralelo no se puede evitar totalmente. Podemos intentar reducirlo, frenarlo, pero evitarlo es imposible y hay que aceptarlo. Nuestra política a nivel de piezas muy complicadas es clara, controlando a quién se las va a vender nuestro distribuidor para evitar que caigan en manos de especuladores. Por ello es muy importante para Patek Philippe mantener la proximidad con nuestros detallistas y con el cliente final. Esta es ya una primera fase para intentar evitar el mercado paralelo.

La segunda fase es estar al corriente de dicho mercado. Para este fin internet es muy importante ya que nos permite detectar quien vende una pieza determinada y a partir de ahí saber qué detallista se la ha proporcionado. Si a través de ello detectamos que un detallista está implicado de forma repetitiva en este mercado lo deberemos cerrar. De todos modos, si se trata de un caso aislado, de una sola pieza que luego aparece en venta en otra parte, es casi imposible de controlar, simplemente hay que aceptar que se ha vendido al cliente equivocado

Patek Philippe cuenta con una exitosa familia de relojes polivalentes en acero como son la gama Nautilus o el Aquanaut. Recientemente han lanzado algunas piezas complicadas como el 3670A o el 5960A. ¿Tienen previsto utilizar el acero en más modelos con grandes complicaciones?

ref. 5950A
cronógrafo rattrapante en acero

El 3670 es una pieza muy especial que se decidió lanzar debido a la disponibilidad que teníamos de un calibre antiguo, por lo que se trata de un caso que podríamos calificar de único.

Sabemos que hay una gran demanda de este tipo de relojes en acero, especialmente repeticiones de minutos y cronógrafos, pero es algo peligroso para Patek. Nuestra política es mantener un determinado porcentaje de nuestra producción en acero y no aumentarlo.

La gente quiere un Patek de acero porque se trata de algo raro y único, y aquí reside el peligro. Lo que sí podemos hacer es una determinada serie muy especial, produciendo por ejemplo una pieza cada seis meses y mantener su exclusividad. Este es un ejemplo de las ventajas de una sociedad familiar e independiente. Si un grupo empresarial del sector detecta en el mercado esta demanda de relojes complicados de acero, inmediatamente incrementará su producción en este tipo de relojes porque solo quiere vender, vender, vender… y no se dan cuenta que en pocos años esto habrá terminado y su mercado se habrá saturado.

La larga historia de Patek Philippe con la complicación de cronógrafo es realmente impresionante. Su especialidad histórica es una de sus variantes más complejas: el Rattrapante. ¿Hay planes para desarrollar un cronógrafo Foudroyante en un futuro? ¿Se podría realizar conservando la fiabilidad irrenunciable de un Patek Philippe?

Estamos permanentemente desarrollando nuevos movimientos y lo que es seguro es que no vamos a pararnos. Pero hay que tener en cuenta que presentar un nuevo movimiento por año ya es algo extraordinario, puesto que su desarrollo requiere entre 5 y 8 años. Este largo período de desarrollo se debe a que cada nuevo calibre debe estabilizarse antes de su lanzamiento. Tener la seguridad de que no dará ningún problema. Es nuestra obsesión por la fiabilidad, uno de los pilares de Patek Philippe.

Tenemos muchas ideas sobre nuevos movimientos pero debemos priorizar. A corto plazo, lo importante es desarrollar movimientos de base con innovaciones completas, tal como hicimos con el calendario anual o como haremos con la implantación del sistema Oscillomax en movimientos desarrollados desde cero. No nos hemos planteado lo del foudroyante pero siempre es posible en un futuro.

¿Cual es la importancia del material de la caja para la sonoridad y la pureza tímbrica de una sonería? ¿Cuál ofrece más sonoridad con el mismo volumen de aire?

Este es un tema que conocemos bien en Patek Philippe y cuya teoría es muy clara. Actualmente contamos con repeticiones de minutos en cuatro materiales distintos, que son cinco contando el acero, aunque actualmente solo existe uno en este metal.

ref. 5213G
repetición de minutos y calendario perpetuo

En mi opinión el acero no es el mejor de los materiales. Produce un sonido metálico, agudo. Es como el hermano mayor del platino pero sigue siendo demasiado agudo. Luego tenemos el platino que es el peor a nivel de sonoridad ya que el tono que produce es muy agudo y además dificulta su expansión, produciendo un sonido débil. El oro gris, en general, es bastante bueno, pero aun y generando una mayor sonoridad, sigue siendo demasiado agudo. Luego tenemos el oro amarillo, que produce un sonido mucho más cálido y con un buen nivel de volumen. Por último, tenemos el oro rosa, con un sonido muy cálido y que además es el que produce un mayor volumen, por tanto, científicamente es la mejor opción para una repetición de minutos. Pero todo esto es la teoría ya que luego hay muchos otros factores que la pueden alterar y que influyen de forma determinante en el sonido final.

Primero tenemos la manera de fabricar la caja, que es de gran importancia. Podemos obtener una caja de platino que produce mejor sonido que una de oro rosa únicamente debido a la forma de ser trabajada, como puede ser la forma de calentar la aleación o el sistema de unión de la asas con la carrura. Esta parte del proceso es muy compleja y en Patek Philippe la conocemos y dominamos muy bien, aproximadamente a un 60%, lo cual es mucho.

Luego viene el vaciado de la caja, donde se debe calcular de forma precisa la cantidad de material que se va a eliminar en cada zona específica, no por economizar en oro o en platino, sino porque influye en la manera como surgirá el sonido, en su acústica. La última etapa, que no es nada fácil, es la forma de fijar el movimiento dentro de la caja.


Como verá, el resultado final depende de muchos factores y dado que todos estos factores se originan por procesos que se realizan a mano, no hay dos relojes iguales. Yo puedo tomar tres relojes de la misma referencia, con el mismo material de caja, y cada uno sonará distinto. Es por ello, y no por un tema publicitario, que escucho personalmente cada una de las repeticiones de minutos que fabricamos. Por ejemplo, y contrariamente a lo que dicta la teoría básica de materiales, considero que el mejor sonido que hemos logrado hasta hoy en día, tanto por volumen, como por armonía, es un repetición de minutos con caja de platino. Lo curioso es que realmente no hemos descubierto el porqué de su gran sonido, ni incluso después de analizarlo en un laboratorio. Es un caso único. El volumen que produce es tres veces más alto que el mejor que hemos obtenido con caja en oro rosa. Puede deberse a cualquiera de los procesos que antes he descrito, pero realmente no sabemos a cual de ellos. Es por todo esto que no se puede generalizar en este tema.

Ya hace bastantes años que han desaparecido los concursos de cronometría. Cree que sería interesante restablecerlos

No estoy muy convencido de que hoy en día fuera interesante y dudo que alguna gran marca quisiera participar. Hay una gran diferencia entre el resultado cronométrico de un reloj especialmente preparado y regulado para participar en el concurso y la media cronométrica de los relojes de producción regular del mismo modelo. Esto podría producir un resultado injusto. En Patek estamos muy seguros de nuestra eficiencia en este sentido y sería divertido un concurso amistoso, para divertirnos, pero no para tomar conclusiones oficiales sobre este tema.

En los últimos años parece que el sector de la Alta Relojería está apostando de forma creciente por internet como medio publicitario y de comunicación para transmitir sus valores a los potenciales clientes. ¿Cuál es la estrategia futura de Patek Philippe con este medio?

Hay que estar en internet porque nos proporciona herramientas adicionales inéditas. Pero tal como yo lo veo no hay que volcarse únicamente en este medio. Tiene el peligro de que es demasiado masivo y llega a demasiada gente que realmente no necesita un reloj mecánico para saber la hora, para ello ya tiene su iPhone o su Blackberry. Por ello, dentro de internet, son preferibles los micro-sites menos masivos y más especializados ya que son los que atraen a los verdaderos apasionados. De todos modos, está claro que es un medio extraordinario, ya que nos permite encontrar cualquier tipo de información e incluso buenas imágenes sobre un modelo determinado.

El mayor peligro sería vender a través de internet, ya que se pierde todo el contacto personal con el cliente y con ello la atención, las explicaciones y los intercambios de opinión necesarios cuando tratamos de una pieza de Alta Relojería.

Finalmente, una pregunta que probablemente le han formulado en muchas ocasiones, pero que creo puede ser muy interesante para nuestros lectores. Si solo pudiera tener un reloj, ¿Cual escogería? ¿Porqué?


¿Un solo reloj? – Thierry Stern piensa detenidamente un largo rato – Es una pregunta realmente difícil. Si imagino mi reloj ideal, quizás sería uno que aún no existe, un cronógrafo con repetición de minutos. De todos modos, pensando en un uso diario, me gusta mucho mi Travel Time, porque viajo constantemente y me permite conocer simultáneamente la hora de diferentes países.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.