Patek Philippe 5320G: reinterpretando el Calendario Perpetuo

Analizamos a fondo el Patek Philippe 5320G, el Calendario Perpetuo que ha sido la gran estrella de la firma ginebrina en el 2017. Este fascinante reloj confirma el positivo cambio de ruta estético que ha emprendido Patek en los años más recientes.

\\ WT REF 48197 Se lee en 15' 26''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Patek Philippe 5320G – la caja

Como es habitual iniciamos el recorrido del 5320G por la caja. En este elemento externo encontramos el primer gran signo, no el único, que lo identifica estéticamente y que lo diferencia del resto de relojes del catálogo actual de Patek Philippe; las asas de triple moldura.

Patek Philippe ref.2405

Patek Philippe ref.2405

Estas elaboradas asas no son ninguna novedad en Patek Philippe. Para encontrar el primer reloj de la firma ginebrina con esta característica debemos remontarnos a los años 40 con la referencia 2405. En este caso no se trataba de un Calendario Perpetuo sino de un Calatrava, y es el reloj en el que se ha inspirado Patek para diseñar el 5320G.

Si comparamos la imagen de la izquierda, de la referencia 2405, con el nuevo 5320G, apreciaremos que la fuente de inspiración en las asas es evidente. Pero si lo analizamos con más atención, veremos que las similitudes también se extienden a la carrura y al bisel.

El bisel de un reloj es el elemento de la caja que se sitúa por encima de la carrura (parte central) y cuya función básica es enmarcar el cristal que protege la esfera. Normalmente, en la mayoría de relojes, el diámetro del bisel y de la carrura coinciden y en algunos, el del bisel es ligeramente inferior. Si observamos el 2405, veremos que esta diferencia de diámetro es mayor de lo habitual. Ello provoca que apreciemos claramente dos niveles muy marcados, formando visualmente una especie de doble moldura que conjunta a la perfección con sus asas.

Patek Philippe 5320G - caja

Observando el nuevo Patek Philippe 5320G, apreciamos que se ha realizado el mismo ejercicio estilístico y que el efecto visual resultante es aun más notorio debido a la mayor anchura del bisel con respecto a la referencia 2405. Además, el ancho del bisel equivale a la diferencia de su diámetro con el de la carrura, lo que provoca que el resultado estético sea de una total simetría. Es importante también señalar el encaje de la corona en el interior de la carrura, de forma que este último elemento actúa como protector sin necesidad de realce alguno.

Podríamos concluir que la formula geométrica utilizada en el 5320G es la misma que Patek aplicó en el 2405, pero con unas formas y proporciones modernizadas. Ello le otorga un aspecto visual más robusto, justo hasta el punto de no influir negativamente en su elegancia.

El diámetro de la caja del Patek Philippe 5320G es de 40 milímetros, que llegan a los 41,75 si la medimos de 9 a 3 horas, corona incluida. El grosor, midiendo la distancia entre el cristal delantero y el trasero es de 11,13 milímetros’ una magnífica cifra para un Calendario Perpetuo, aunque sospecho que Patek hubiera podido adelgazarlo aun más con otra geometría del cristal anterior.

Patek Philippe 5320G - perfil caja

Como se observa en la imagen superior, Patek Philippe ha querido ser muy fiel al ADN «vintage» del 5320G, cubriendo su esfera con un cristal elevado y no enrasado con el bisel. Esta era la forma habitual del Plexiglas que utilizaban los relojes de principios del siglo XX y más concretamente los de carácter militar. Dar esta forma al cristal de zafiro representa una gran complejidad, pero le otorga una dureza (resistencia a los arañazos) infinitamente superior a la del Plexiglas que se utilizaba antaño.

De todos modos, tanto el diámetro como el grosor son, a mi parecer, unas dimensiones perfectas para que el reloj conserve la elegancia propia de Patek Philippe y al mismo tiempo ofrezca una buena legibilidad de las indicaciones. Cualquier aumento o disminución de estas dimensiones incidiría negativamente en uno de los dos aspectos.

El fondo de la caja sigue los parámetros habituales de Patek Philippe. En ella encontramos de nuevo un cristal de zafiro que nos permite admirar el movimiento y un anillo externo en oro blanco ausente de cualquier grabado o inscripción. Salvo en algunas muy contadas ediciones especiales que ha emitido Patek Philippe, esta ausencia de simbolismos en el fondo de la caja forma parte de su ADN y no la encontraremos en prácticamente ningún reloj de otras marcas.

Patek Philippe 5320G - fondo caja

Como indica la G de su referencia, la caja del 5320G está realizada en oro blanco, el mismo metal precioso utilizado en el Calatrava Pilot Travel Time 5524G. No creo que sea casual y deduzco que obedece a querer conservar al máximo la estética militar de estos relojes. Si se utilizarse el oro rosa o el amarillo, su credibilidad de reloj instrumento/militar quedaría seriamente mermada.

El ideal ya sabemos cual hubiera sido; el acero. Pero también sabemos que Patek Philippe sigue fiel a su principio de solo utilizar este metal en sus relojes de carácter deportivo. Las excepciones a esta regla son muy pocas y precisamente un ejemplo de ellas es el tercer reloj que completa este «triunvirato militar»; el Calatrava 5522A que hemos comentado al inicio de este artículo. Lamentablemente se trataba de una edición limitada, que además solo se ha comercializado en los EEUU.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3 4 5
\\ WT REF 48197
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta