Con el nuevo Patek Philippe 7150/250R-001, una de las grandes novedades de Baselworld 2018, la legendaria firma ginebrina sigue demostrando su compromiso con el público femenino.

El Patek Philippe 7150/250R-001 es una de las grandes novedades de la firma ginebrina en Baselworld 2018. Y sí, se trata de un reloj femenino. Algún mal pensado podría creer que Patek aprovecha las recientes movilizaciones feministas para transmitir una imagen igualitaria, pero sería un error. Primero porque desarrollar un nuevo reloj no es cuestión de días, ni de semanas, ni siquiera de meses. Segundo porque a Patek Philippe no le hace falta demostrar que no distingue entre géneros. ¿Alguien tiene en su catálogo más relojes con grandes complicaciones destinados al público femenino?…

Patek Philippe Ladies First Chronograph 7071R

Patek Philippe Ladies First Chronograph 7071R-010 y 7071R-001

Reforzando esta política igualitaria de Patek Philippe, debemos recordar el gran impacto que causó el año 2009 en París, cuando presentó su primer calibre de cronógrafo manufactura… en un reloj femenino!. Se trataba del “Ladies First Chronograph de referencia 7071. Siguiendo la imprevisible política de producto de Patek, este reloj desapareció de su catálogo en el 2016. Parecía que su público femenino se quedaba sin opción de cronógrafo, pero solo ha sido durante un relativamente corto periodo de tiempo. El nuevo Patek Philippe 7150/250R-001 es el cronógrafo que viene a llenar este hueco temporal.

Esta vez, Patek Philippe se desmarca de lo que parecía una tendencia en el nombre de los relojes femeninos. Habíamos visto el mencionado “Ladies First Chronograph” y más recientemente el “Ladies First Perpetual Calendar”, pero el nuevo cronógrafo femenino se limita a la característica e indescifrable referencia alfanumérica para identificarlo. Por mucho que se ha intentado, nadie ha conseguido encontrar una lógica en los cuatro dígitos que identifican globalmente un reloj Patek, en este caso 7150. Tampoco encuentro ninguna explicación a la cifra 250 que lo acompaña. En cuanto a la tercera cifra, la de 001, sí que puedo afirmar que se trata del identificativo de la esfera. Probablemente, si Patek en un futuro lanza una versión diferente de la esfera del 7150/250, le acompañaría la cifra 010. La R es lo más fácil; caja de oro rosa.

 

Patek Philippe 7150/250R-001- la caja

Como podéis apreciar comparando la imagen del 7071 con la del nuevo 7150, la primera gran diferencia la encontramos en la geometría de sus cajas. Si el 7071 recurría a un diseño “de forma”, concretamente cuadrada y ligeramente ovalada, el 7150 es mucho más convencional y parte de una base totalmente redonda.

Patek Philippe 7150/250R-001 - front

Pero, como ya os comentaba en el artículo referente al 5320G que analicé recientemente, ya hace unos años que Patek Philippe ha emprendido una auténtica cruzada para dotar a sus cajas de signos distintivos.

Lo más obvio visualmente es el engaste formado por 72 diamantes “Top Wesselton” que cubren totalmente su bisel. Esta es una solución estética que encontramos en la mayoría de relojes femeninos actuales, pero el gran signo distintivo del Patek Philippe 7150/250R-001lo encontramos en el particular diseño de sus asas.

Se trata de unas asas cuya geometría es difícil de definir. Si traduzco literalmente la documentación proporcionada por Patek Philippe, sería “salientes y retorcidas”, lo que confirma que este tipo de traducciones no son aconsejables. Lo que está claro es que en su diseño predominan las líneas rectas y los ángulos marcados, lo que les otorga un carácter “potente”, en un atípico pero logrado contraste con la redondez y suavidad que predomina en el resto de elementos que conforman su caja.

Donde más se aprecia este contrate de formas en la caja del Patek Philippe 7150/250R-001es comparando las asas con los pulsadores de cronógrafo, de geometría totalmente redonda.

Patek Philippe 7150:250R-001 - perfil caja

Observando el lateral de la caja también apreciamos la decoración guilloché de los pulsadores. Esta vista también nos permite observar la forma del cristal de zafiro, que sobresale por encima del bisel y que además adopta una ligera curvatura. Con ello Patek emula el característico estilo del plexiglass que se utilizaba en los primeros relojes de pulsera.

El grosor de la caja, un factor que siempre debe cuidar una manufactura de Alta Relojería, es de tan solo 10, 59 milímetros. Se trata de una cifra notable por su delgadez, aún más por la forma sobresaliente de los cristales de zafiro delantero y trasero. Con cristales enrasados esta cifra hubiese podido descender un par de milímetros.

Patek Philippe 7150/250R-001 - fondo caja

La imagen superior nos permite observar que el cristal de zafiro, además de su forma de caja, cubre la prática totalidad de la carrura sin apenas dejar espacio sobrante, un detalle que siempre aprecian los apasionados de la relojería.

La caja, realizada en oro rosa 5N, mide 38 milímetros de diámetro, que llegan a los 44,35 si medimos la distancia entre el extremo de las asas. Esta es una cifra un tanto sorprendente ya que sobrepasa lo habitual en relojes femeninos. De hecho, por su tamaño, si eliminásemos el engaste de diamantes del bisel, estaríamos ante el cronógrafo clásico masculino perfecto.

La estanqueidad del Patek Philippe 7150/250R-001 es de 3 bares, más que suficientes para el uso habitual diario. Evidentemente no permite ninguna actividad  acuática, pero es algo para lo que no está pensado este cronógrafo. Para ello Patek ya ofrece el Nautilus o el Aquanaut.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.