Es difícil calificar las novedades que ha presentado Patek Philippe en Baselworld 2016. Por un lado podríamos recurrir a los términos “contenidas” o “discretas”, ya que solo una de ellas puede considerarse absoluta, en el sentido de que aporta nuevo movimiento, nueva caja, nueva esfera y nuevo conjunto de complicaciones. Me refiero al Chronograph World Time de referencia 5930G.

Por otro lado, Patek Philippe ha presentado otros relojes, que si bien no aportan novedad en todos los elementos que los componen, sí lo hacen en algunos aspectos que los convierten en trascendentales para el catálogo de Patek y para los apasionados de la legendaria firma ginebrina. Entre ellos destacaría el nuevo Calendario Perpetuo de referencia 5327, el cual incomprensiblemente Patek Philippe no incluye en el dossier donde se detallan minuciosamente sus principales novedades en la feria de Basel. De este, en mi opinión trascendental reloj, os hablaré en un próximo artículo donde lo analizaré en profundidad. Ahora nos dedicaremos a informaros del resto de las novedades más notorias que nos ha presentado Patek Philippe en Baselworld 2016.

Patek Philippe 5930G – Chronograph World Time

El Chronograph World Time, de referencia 5930G, es si duda la estrella dentro de las novedades que nos ha presentado Patek Philippe en Baselworld 2016. Se trata de una combinación de complicaciones; cronógrafo y Horas Mundiales, inédita en el actual catalogo de Patek, aunque en términos absolutos no se trata de una novedad en Patek Philippe, ya que estas mismas complicaciones las aunó en el legendario reloj del año 1940 de referencia Nº 862 442.

Patek Philippe Chronograph World Time 5930G

La caja de este nuevo 5930 mide unos sorprendentes 39,5 milímetros de diámetro, un tamaño perfecto desde el punto de vista de la discreción y la comodidad, cualidades intrínsecas del ADN de Patek Philippe. Lo realmente meritorio es ser capaz de incluir en este reducido espacio y de forma legible las indicaciones de un Cronógrafo y de las Horas Mundiales. Para ello Patek ha recurrido a una serie de hábiles “trucos” que ya detallaré con profundidad en un próximo artículo que dedicaremos a este reloj.

Para este lanzamiento, Patek ha decidido utilizar el oro blanco para su caja y al azul como color dominante en la esfera, aunque sin duda esta referencia declinará próximamente en otros metales nobles para su caja y en otras tonalidades para su esfera.

La complejidad que he mencionado de mostrar de forma legible todas las indicaciones en su esfera, también ha obligado a importantes modificaciones en el calibre de base. Su denominación, de CH 28-520 HU, podría inducirnos al equívoco de que se trata del conocido calibre automático de cronógrafo flyback CH 28-520 con un módulo añadido de Horas Mundiales, algo que parcialmente es cierto ya que se basa en dicho calibre. Lo que no dice su denominación es que para conjuntarse con el módulo de Horas Mundiales y mostrar todas las indicaciones sin interferencias visuales, el calibre CH 28-520 ha sufrido importantes modificaciones, hasta el punto que podríamos considerarlo un calibre prácticamente nuevo.

Patek Philippe 6300G – Grandmaster Chime

El anuncio del 6300G es sin duda la noticia que habrá hecho felices al selecto grupo de apasionados coleccionistas de Patek Philipe que además poseen un muy alto nivel adquisitivo. Para ellos, que en su mayoría se quedaron sin poder acceder a una de las 6 piezas disponibles del Grandmaster Chime lanzado con motivo del 175 aniversario de Patek Philippe, se ha hecho la luz con el anuncio de la versión en oro blanco de este descomunal reloj, del cual no se anuncia ninguna limitación numérica en su producción.

Pero cuidado, que Patek no diga que se limitarán a producir x piezas de este reloj, no significará que sea fácil adquirir una de ellas. Las Grandes Complicaciones de Patek ya son “limitadas” de por sí, una cualidad o característica que la enorme complejidad de manufactura del 6300G llevará al extremo. Dudo que se lleguen a producir más de unas pocas decenas de este reloj durante su vida en el catálogo, porque como es costumbre en Patek Philippe, llegará un día en que, sin previo aviso, anunciará que su producción cesa. De todos modos es una segunda oportunidad que seguro agradecerán este exclusivo grupo de coleccionistas de la firma ginebrina.

Patek Philippe 6300 Grandmaster Chime

Es curioso que el número 6300 de la referencia de este Grandmaster Chime se aparte tanto del 5175 utilizado para la versión en oro rosa del aniversario, aunque puede haber para ello distintos motivos de cierta lógica. El primero que se me ocurre es que Patek haya decidido que el 5175 hacía referencia directa a los años del aniversario y de que era obligado mantenerlo como algo único e irrepetible. El segundo motivo, más de carácter técnico, es que a pesar de mantener ambos relojes exactamente las mismas complicaciones, difieren en la estética de su esfera y también en la decoración de la caja, una de las “complicaciones artísticas” que definen el carácter de ambas versiones.

Como aun queda pendiente el artículo en profundidad que prometí sobre el 5175R, el anuncio de este 6300G provocará que modifique su planteamiento, ya que por lógica, además de una extensa descripción de sus complejidades mecánicas, ahora incluirá una comparativa centrada en las diferencias entre ambos relojes.

Patek Philippe 5230 – World Time

El nuevo 5230 significa la actualización de uno de los iconos “asequibles” más apreciados por los apasionados de Patek Philippe. Como es lógico, ello implica la desaparición en el catálogo del venerado 5130, aunque de momento se mantiene en él la variante 010 con el centro de la esfera esmaltado.

El 5230 conserva el mismo movimiento de carga automática con micro-rotor que el 5130, el conocido calibre 240 HU, ahora ya equipado con la espiral “Spiromax” que nos garantiza su inmunidad a los campos magnéticos.

Patek Philippe 5230 - World Time

Lógicamente, el mantener el mismo calibre implica que se mantengan también las indicaciones y las forma de mostrarlas en la esfera, aunque este crítico elemento, el rostro del reloj, ha sufrido importantes cambios, tanto en el ámbito estético como en el técnico.

De carácter técnico podemos considerar la reubicación de varias de las ciudades que nos indican los 24 husos horarios. Un ejemplo de ello es Moscú, que al modificar su huso horario de UTC+4 a UTC+3 ha obligado a su desplazamiento, que además de retroceder un punto, ha pasado (por razones de equilibrio estético) del circulo interno de las ciudades al externo. Este cambio de ubicación también lo han sufrido muchas de las ciudades que se ubicaban en el círculo interno, como París, Karachi, Bangkok, Tokio, Anchorage, Denver, New York y Azores. Lógicamente ello implica un cambio de ubicación a la inversa de las ciudades London, Cairo, Dubai, Dhaka, Hong Kong, Hawaii, L. Angeles y Mexico. Además, desaparecen algunas ciudades que son sustituidas por otras. Así, desaparecen Noumea, Midway, Caracas, Rio y S. Georgia. En su lugar encontramos a Brisbane, Marshall, La Paz, Buenos Aires y Sao Paulo. Como vemos un cambio en toda regla.

Otras dos modificaciones importantes en la esfera, esta vez de carácter puramente estético, son el nuevo guilloché que adorna el círculo central en color grisáceo y la sustitución de las icónicas agujas de este reloj por otras de un diseño totalmente distinto.

Si en la esfera las modificaciones son importantes, tanto o más lo son las que sufre la caja, que podemos considerar de totalmente nueva. Desaparecen las características protuberancias que rodeaban la corona y las asas adquieren una geometría muy compleja, más teniendo en cuenta que no están soldadas, sino cortadas y trabajadas sobre el mismo bloque que la carrura. Curiosamente, a la inversa de lo que suele ser habitual hoy en día, el diámetro de la caja sufre un notable adelgazamiento, pasando de los anteriores 39,5 a los actuales 38,5 milímetros.

Patek Philippe 5396 – Annual Calendar

Otra de las referencias que Patek Philippe incluye como novedad importante es el 5396, un reloj con Calendario Anual, una complicación creada y patentada por Patek y que constituye una de sus grandes aportaciones a la relojería del siglo XX.

Patek Philippe 5396 - Annual Calendar

Tengo que confesar que me sorprende el tratamiento de novedad mayor por parte de Patek Philippe de este 5396, un tratamiento que parece niega al antes mencionado Calendario Perpetuo 5327, pues sus modificaciones con respecto al anterior modelo son bastante menores.

De hecho, salvo que se me haya escapado algún detalle, la única diferencia que aprecio en el nuevo 5396 es la sustitución de los índices horarios tipo bastón por números tipo Breguet. Los que seguís de cerca las evoluciones de los relojes de Patek Philippe ya habréis observado que esta misma modificación se ha realizado en diversos relojes del catálogo, entre ellos el Cronógrafo 5970 o el mismo Calendario Perpetuo 5327.

En todos estos casos, me parece una decisión acertada, pues todos ellos eran relojes que concentraban sus indicaciones en el centro de la esfera, dejando los finos índices horarios una sensación de vacío que ahora llenan los números árabes del estilo Breguet. Aunque paradójicamente, su aplicación en el 5396 es la menos novedosa, ya que esta misma modificación se realizó en la edición especial dedicada a Tiffany de este mismo reloj en el año 2012.

Ni en la geometría de la caja del 5396 ni en sus dimensiones aprecio modificación alguna con respecto al modelo ya existente, que por cierto permanece en el catálogo, algo que también sucedió inicialmente con el cronógrafo 5170. Así, ahora conviven en el catálogo de Patek Philippe dos versiones, con caja de oro rosa y de oro blanco, del 5396 con horarios índices tipo bastón, y las dos mismas versiones de caja con índices horarios en base a números tipo Breguet. Aunque si nos guiamos por lo sucedido ahora con el 5170, es más que probable que las versiones del 5396 con índices tipo bastón desaparezcan en breve de dicho catálogo. Aparte de los índices, donde encontramos una diferencia estéticamente notoria es en el color de la esfera de la variante de oro blanco, que en el anterior modelo es opalina plateada y en el nuevo es gris antracita.

 

Patek Philippe 7122-200 – Calatrava Timeless White

La última de las novedades presentadas como notorias por Patek Philippe en este Baselworld 2016 es la referencia 7122-200, un reloj destinado al público femenino, segmento de mercado que, en mi opinión, es el que ofrece un mayor potencial de crecimiento y que Patek nunca ha olvidado.

Patek Philippe 7122-200 - Calatrava Timeless WhiteEn este caso sí que estamos ante un reloj totalmente novedoso ya que el diseño y la estética de su caja son inéditos en el catálogo. Básicamente estamos ante una caja que entra en la categoría de “Calatrava” dada su geometría redonda, aunque el diseño de sus asas le otorgan una personalidad que le diferencia de otros relojes femeninos redondos de Patek Philippe.

En la imagen se aprecia claramente como el plano superior de dichas asas, en lugar de partir del centro de la carrura como es habitual, lo hace del perímetro más interno del bisel, prácticamente de su esfera. De este modo, el engastado de brillantes del bisel se ve interrumpido por las asas y queda dividido en cuatro partes bien delimitadas. Visualmente, este diseño otorga una importancia predominante a las asas, habitualmente el elemento del reloj menos determinante en su proyección estética y que en este caso toman un protagonismo visto en muy pocos relojes.

De forma atípica y sorprendente, Patek Philippe bautiza a este reloj con un nombre, algo muy poco frecuente en los relojes de la marca ginebrina. Así, además de su referencia (7122-200), estamos ante el “Calatrava Timeless White”. Lo de “timeless” como intemporal, define bien la aspiración de este reloj a huir de modas y permanecer vigente con el paso del tiempo, o de la edad de su afortunada portadora. El término “white” también define claramente la tonalidad blanca como predominante en su esfera lacada y en su correa de aligator, aspectos comunes tanto en la versión con caja de oro blanco como en la de oro rosa.

Como ya viene siendo habitual en sus últimas creaciones femeninas, Patek Philippe decide equipar a este nuevo 7122-200 con un movimiento mecánico, concretamente con el calibre de carga manual 215 PS, una máquina que por cierto también incorpora la espiral “Spiromax”.

Patek Philippe en Baselworld 2016 – Conclusión

Como ya he plasmado al inicio de este artículo, las novedades de Patek Philippe en Baselworld 2016 no aparecerán como espectaculares a los ojos de la mayoría del público en el sentido en que nos tienen acostumbrados el resto de marcas. Pero es que Patek Philippe es un mundo aparte por sí mismo y sus valores han seguido y siguen una linea bien definida e inmutable a lo largo de los siglos. Lo importante no es lo espectacular sino la relación íntima y discreta que adquieren con su reloj los privilegiados poseedores de una de estas obras de arte mecánicas.

Estos apasionados de Patek Philippe sabrán apreciar las novedades absolutas como son el Chronograph World Time 5930 o el nuevo reloj femenino “Calatrava Timeless White”. Pero también valorarán, incluso más, las evoluciones de algunos de los modelos icónicos de Patek como son el Calendario Anual 5396 o el ya legendario World Time, ahora de referencia 5230. Por supuesto, todo ello sin olvidar la aparición en producción “regular” del Grandmaster Chime, aunque este seguirá al alcance de muy pocos…

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.