Patek Philippe Nautilus:
hijo pródigo de los años 70, objeto de culto del siglo XXI

Patek Philippe Nautilus: hijo pródigo de los años 70, objeto de culto del siglo XXI. La historia de uno de los relojes más legendarios del siglo XX.

\\ WT REF 366 Se lee en 12' 6''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Las orejas del Nautilus

El Royal Oak recurrió al clásico diseño de caja en tres partes: bisel, carrura y fondo. La innovación técnica consistió en la forma de unir estas tres piezas. En lugar de sellarlas a presión o a rosca, los dos métodos conocidos hasta la época, Audemars Piguet utilizó unos largos tornillos que desde el bisel hasta el fondo atravesaban las tres piezas y las unían fuertemente. La innovación estética consistió en su bisel de forma octogonal y especialmente en las cabezas visibles de los tornillos que de el partían. Dos elementos que ya forman parte de su identidad.

La caja del Nautilus no fue una evolución sino una auténtica revolución de diseño e ingeniería. Partiendo de la finalidad básica de obtener una gran hermeticidad con poco grosor, Patek Philippe realizó un ejercicio de lógica de lo más simple y eficaz. La lógica dice que cuantos más elementos hay que unir, más puntos débiles hay que inmunizar del agua. Por tanto, la solución no puede ser más obvia y revolucionaria: crear una caja formada por tan solo dos elementos. Así la caja del primer Nautilus 3700/1A, carecía de fondo separado y por tanto solo constaba de una carrura de una sola pieza con el fondo integrado y del bisel. Esta solución planteaba un segundo problema, que era el ensamblaje del mecanismo dentro de la caja de la forma más eficiente posible. Esta operación que siempre se realizaba extrayendo el fondo del reloj ya no era posible, pues este elemento no existía.

Aquí es donde Patek Philippe y Gerald Genta encuentran una solución única y exclusiva, incluso hoy en día: un bisel que está unido a la caja mediante bisagras, permitiendo su liberación y fijación de forma ultra-rápida y eficiente. Ello también implica un cambio radical en el diseño, ya que forzosamente estas bisagras requieren de unos salientes que las alberguen, dando origen a las famosas “orejas” que se han convertido en el símbolo icónico del diseño del Nautilus. Nunca antes un nuevo concepto había conseguido tal éxito y notoriedad, tanto a nivel técnico como a la vez estético. Este particular diseño también origina cierta confusión entre las personas no muy introducidas en las particularidades del Nautilus, ya que sus dimensiones son “relativas”. Cuando decimos que su diámetro es de 42 mm, nos estamos refiriendo a una medición entre las 3 y las 9, que incluye las mencionadas orejas. Por contra, si medimos la caja del Nautilus entre las 12 y las 6, sus diámetro es de tan solo 38 mm. Este es un hecho muy a tener en cuenta para quienes puedan pensar que los “falsos” 42 mm son excesivos para un reloj que quiera mantener su elegancia.

Ya se había conseguido el primer objetivo, una caja que a pesar de utilizar el mismo material que el Royal Oak, comportaba un diseño mucho más avanzado. El Patek Philippe Nautilus también conseguía el objetivo inicial de este cambio de concepto tan radical: una hermeticidad de nada menos que 12 bares, casi tres veces superior a la del Royal Oak.

Patek Philippe Nautilus despiece

Pero aun faltaba el bisel, un elemento que desde el punto de vista estético es el más notorio y relevante de un reloj de este tipo. Si no nos fijamos demasiado, puede darnos la impresión de que el bisel octogonal es una copia del Royal Oak, algo por otra parte lógico teniendo en cuenta que ambos relojes los diseñó el mismo genio. Pero si nos adentramos en su geometría, veremos que el Nautilus lleva el diseño octogonal hasta el extremo. Mientras el bisel del Royal Oak es octogonal en su parte externa y circular en la interna, el del Nautilus es octogonal en ambas. Ello requiere que tanto el mecanizado del bisel como del cristal y de la junta hermética sean perfectos, ya que de lo contrario la hermeticidad tan duramente conseguida se iría al traste. Esta complejidad es probablemente una de las causas de la reducida producción del Nautilus.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3 4
\\ WT REF 366
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

15 comentarios

    Dejar una Respuesta