Patek Philippe Nautilus:
hijo pródigo de los años 70, objeto de culto del siglo XXI

Patek Philippe Nautilus: hijo pródigo de los años 70, objeto de culto del siglo XXI. La historia de uno de los relojes más legendarios del siglo XX.

\\ WT REF 366 Se lee en 12' 6''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El motor del Nautilus

Algo solo conocido por los más iniciados en este mundo de la Alta Relojería, es el origen del calibre que motoriza el primer Patek Philippe Nautilus. Probablemente pueda escandalizar a los más fanáticos del erroneo concepto actual de “manufactura”, pero ha sido la verdadera realidad durante siglos de Alta Relojería.

El calibre 28-255 C que utilizaba el Nautilus 3700/1A de 1976, probablemente el más legendario de todos los relojes existentes, estaba fabricado por Jaeger-LeCoultre. Que nadie se ponga las manos en la cabeza, porque la base de ese mismo calibre, el Jaeger-LeCoultre 920, es la misma que utilizaba Audemars Piguet en su Royal Oak y Vacheron Constantin en su Overseas. En el caso de Audemars el calibre final se denomina 2120 y en el caso de Vacheron 1120.

Patek Philippe Nautilus calibre 28-255 C

calibre 28-255 C

El origen de compartir un mismo calibre, realizado externamente, por parte de los tres grandes, es un tanto confuso ya que existen diversas versiones. La más fiable es que las tres grandes manufacturas unieron fuerzas para financiar el desarrollo de un calibre que a la vez fuera muy robusto y muy plano. Para ello recurrieron a una manufactura histórica como es Jaeger-LeCoultre, especialista en la elaboración de dicho tipo de mecanismo.

Este calibre de base, denominado 920, jamás ha sido utilizado por Jaeger en sus relojes ya que el acuerdo comportaba la exclusividad para los que realizaron el encargo. Una vez entregado el mecanismo, cada uno de los tres realizaba sus pequeñas modificaciones y sus propios acabados y decoraciones, pero el esquema y su base técnica se mantenía inalterada.

Años más tarde, Patek lo reemplaza por su propio calibre 315 SC, pero Audemars Piguet lo sigue utilizando incluso hoy en día en el Royal Oak 15202, curiosamente mucho más caro que el 15300 que equipa su propio calibre. Este calibre automático oscila a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora y utiliza un volante de inercia variable que se regula mediante cabezas perdidas, lo que en Patek Philippe se denomina sistema Gyromax.

La carrura solidaria con el fondo de la caja del Nautilus impedía ver su mecanismo, algo que luego cambió en sus distintas evoluciones. Esta interesante evolucion del Patek Philippe Nautilus de 1976, hasta llegar a la amplia variedad de hoy en día, la dejamos para la segunda parte del artículo sobre este reloj Legendario.

PARTE 2 – Patek Philippe Nautilus: la evolución, de 1976 a 2012

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3 4
\\ WT REF 366
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

15 comentarios

    Dejar una Respuesta