Después de la publicación hace unas semanas de los resultados económicos del Swatch Group, creemos necesario ahondar un poco más en quién es y lo que representa este grupo en el panorama relojero mundial. En un próximo artículo, abordaremos la gran polémica que dura ya unos cuantos años sobre su decisión de cortar el suministro de ciertos componentes al resto del sector y su repercusión en el panorama relojero suizo.

Entre las diferentes empresas y sectores que conforman el Grupo Swatch, están presentes marcas de alta relojería tan históricas e importantes como Breguet, Omega, Glashütte, Blancpain o Jaquet Droz, y otras que, aunque se sitúen a un nivel inferior, tienen unos volúmenes de venta realmente importantes, como Longines, Rado, Tissot, Certina, Hamilton o Swatch. También realiza mecanismos bajo las firmas ETA, S.A., Frederic Piguet o Valjoux, los causantes de la batalla legal que analizaremos.

Sus orígenes los encontramos en la fusión de dos grandes grupos, SSIH y ASUAG, comandados respectivamente por Omega y Longines. El primero de ellos, el grupo SSIH se forma en Ginebra en 1925 como estrategia para la supervivencia de Omega y Tissot frente a las dificultades económicas producidas durante la Primera Guerra Mundial.

Bajo el liderazgo de Brandt, presidente de Omega, y a partir de 1955 el de Joseph Reiser, el grupo SSIH continuó creciendo, creando o absorbiendo alrededor de 50 compañías, entre las que se encontraba Lemania, la cual ha fabricado los calibres cronógrafos más famosos de Omega. En el periodo de mediados de los ’60 y primeros de los ’70 se vive la era dorada del grupo, teniendo como punto culminante el uso del Speedmaster en la expedición Apolo XI y su llegada a la Luna. En los años ’70, SSIH era el primer productor suizo de relojes y el tercero mundial.Sin embargo, la crisis de los ’70 y la aparición de la competencia japonesa con firmas como Seiko o Citizen, la aparición de relojes más baratos de cuarzo y los digitales LCD hizo que la industria relojera suiza se tambaleara y SSIH acabara embargada por los bancos en 1981. Seiko trató de hacerse con la compañía, pero las conversaciones fracasaron.El otro gran grupo relojero suizo, Allgemeine Schweizerische Uhrenindustrie AG (ASUAG), también andaba en dificultades. ASUAG fue fundada en 1931 y era dueña de varias marcas como Longines, Rado, Certina y Mido, y asimismo dueño de Ébauche, el principal fabricante suizo de movimientos, hoy conocido como ETA, S.A., también resultado de la fusión de varios fabricantes. Después de una drástica reestructuración financiera, las dos compañías se fusionaron en el grupo ASUAG-SSIH en 1983.

Fue un consultor libanés de nombre Nicolas Hayek quien encontró la solución: crear una única fábrica para proveer a toda la industria del país. En 1983 constituye Swatch y dos años después, compra las deficitarias SSIH (Omega y Tissot) y ASUAG (Longines, Rado, Certina) juntándolas con Swatch y formando SMH, renombrada en 1998 como Grupo Swatch, en honor al reloj que les cambió el destino. El nombre está inspirado en las dos primeras letras de Switzerland y de reloj, watch en inglés.

 

Sus relojes Swatch tenían solo 51 piezas, la mitad que sus antecesores, lo que redujo los costes de producción y mejoró la rentabilidad, pero a todos les parecía una locura pensar que un reloj hecho en plástico podía ser el rescate de la industria. Posteriormente, impulsó el desarrollo y la mejora continua de todas las marcas del grupo. Sus estrategias innovadoras también sirvieron como importante modelo para el conjunto de la industria relojera suiza, y jugó un papel clave su reactivación. Los logros de Hayek ha sido ampliamente reconocidos en Suiza y Europa, dando lugar a una serie de premios notables, entre ellos el de Doctor Honoris Causa, otorgado por las Universidades de Neuchâtel y de Bolonia en 1998. En 2003, fue nombrado Officier de la Légion d’Honneur de Francia. Aunque continuaba acudiendo a las instalaciones del grupo, en 2003 el cofundador de Swatch cedió las riendas de la compañía a su hijo, Nick Hayek. El 2010, a la muerte de Nicolas Hayek, su hija Nayla fue designada presidenta del consejo de administración.Actualmente, el Swatch Group produce dos tercios de las piezas internas de reloj que consume la industria relojera helvética: en 2012, Swatch fabricará 5,5 de los 8 millones de movimientos anuales que necesita el sector relojero suizo.

Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.