En el marco de su nueva estrategia comercial, Richard Mille acaba de inaugurar su boutique más grande de Nueva York, la novena que la marca tiene en el continente americano.

Richard Mille ocupó los titulares del mundo relojero cuando a finales de setiembre  anunció que abandonaba el SIHH a partir del 2020, una consecuencia de su nueva política y estrategia comercial basada en la distribución exclusiva a través de tiendas minoristas monomarca de propiedad o controladas. Así pues, es evidente que en un futuro próximo veremos como el número de boutiques de Richard Mille irá incrementándose paulatinamente. En este sentido, la firma ha inaugurado este mes la mayor de sus boutiques en Nueva York. Con 390 m2, la tienda insignia, situada en el número 46 Este de la Calle 57, en el corazón de Manhattan, representa un nuevo estándar arquitectónico para la marca.

«Desde los primeros días de la marca, contar con una boutique independiente en Nueva York siempre ha sido uno de los objetivos primordiales para mí —explica Richard Mille, fundador y CEO de la empresa—. Pero no soy de los que terminan los proyectos con prisa si no está todo perfecto. Para Nueva York, donde la tienda es un importante escaparate con visibilidad mundial, mereció la pena esperar el emplazamiento ideal y el espacio adecuado».

Richard Mille Nueva York

Richard y John Simonian, CEO de Richard Mille America, empezaron a buscar el emplazamiento ideal para la boutique de Nueva York hace una década. Y resultó que la propiedad que terminaron seleccionando ni siquiera existía hace 10 años. Hoy, la tienda insignia de Nueva York se sitúa en un tramo de la Calle 57 que se ha ganado desde entonces el apodo de «Billionaire’s Row» gracias al desarrollo de rascacielos residenciales ultralujosos en sus proximidades. La extrema tecnicidad y savoir faire que definen los relojes Richard Mille también se hacen evidentes en cada uno de los elementos de la tienda, comenzando por la fachada de cristal de casi 10 metros de altura y visible a una manzana de distancia. La pared transparente que reviste las dos plantas está iluminada por 50 metros de luces LED, para crear una presencia luminosa en la base de la torre residencial más alta del hemisferio occidental. Veinticuatro paneles de cristal macizo —que suman 16 700 kg— han sido grabados de forma individual y colocados en triple fila para formar una escultura etérea basada en el RM 008 Tourbillon de Richard Mille.

La fachada precisó el desarrollo de un revestimiento metálico que sujetará los paneles, incluidas las 13 toneladas de cristal suspendidas del techo. En el interior de la boutique, los visitantes se adentran en una formación de vitrinas individuales, cada una de las cuales exhibe una obra maestra de la colección y todas ellas reunidas ilustran la historia y la amplitud del universo Richard Mille. Láminas de cristal resquebrajado, revestimientos de pared de cuero negro fijados con cremalleras, moqueta de felpa blanca y mostradores de ébano de Macasar y cristal crean un potente pero cómodo escenario para descubrir los relojes.

Richard Mille Nueva York

Un ascensor situado en el centro de la tienda lleva a los visitantes al nivel superior. Al igual que los relojes Richard Mille, la cabina y la estructura del hueco del ascensor son transparentes, para dejar ver perfectamente el mecanismo en funcionamiento y los detalles de cada una de sus piezas internas. El ascensor, encajado en paneles curvos de cristal de tres capas con revestimiento metálico cepillado, pulido y achaflanado al modo de las cajas de reloj Richard Mille, se ilumina creando la ilusión de una cápsula que flota en el aire. Un bar situado entre las dos plantas, las estancias de consulta VIP, las muestras de los relojes femeninos y automáticos de la colección y una sala con vistas a la Calle 57 crean el entorno ideal para disfrutar del estilo de vida Richard Mille en el nivel superior de la boutique. La tienda de Nueva York ha sido diseñada por el equipo interno de Richard Mille con sede en París y ha sido construida por TPG Architecture, con sede en Nueva York, y Viridis, de Norwalk (Connecticut).

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.