El Sensor de G fue presentado el año pasado formando parte del RM 036 Jean Todt, una edición limitada a 15 unidades. Un año después, Richard Mille nos presenta su evolución a través del RM 36-01, asociado esta vez a una de las mayores estrellas del firmamento automovilístico: Sebastien Loeb, el nueve veces campeón del mundial de Rally WRC. En edición limitada a 30 piezas, este guardatiempos resulta completamente diferente a su antecesor, ya sea por su diseño, caja, calibre, o por el nuevo sensor G de competición.

El primer gran cambio lo encontramos en la caja, pasando de la clásica tonneau a la actual geometría redonda, un diseño que va ganando terreno en la firma de Les Breuleux. Con un enorme diámetro de 47,70 mm su caja de titanio cuenta con una carrura elaborada en nanotubos de carbono, y de un bisel giratorio en cerámica marrón, troquelado con 12 oberturas que muestran numerales grabados en color rojo. A primera vista, si no conocemos las peculiaridades de este reloj podría sorprendernos que en vez de implementar la típica referencia de horas o minutos, encontremos una escala de 360 grados en lapsos de 30º. Más adelante os explicamos su utilidad.  La estructura tripartita de la caja está ensamblada con los característicos tornillos spline de titanio, ofreciendo una hermeticidad de 30 metros.

RM36-01 THREE QUARTERCMYK

Formando parte del calibre RM36-01 tourbillon de remonte manual, el nuevo sensor de G de Competición conectado al bisel nos transcribe visualmente las fuerzas G que actúan sobre el piloto durante la carrera. Si en el RM 036 sólo podíamos reconocer dichas fuerzas en un solo eje, con el nuevo sensor de G de competición podemos registrarlas en la dirección que se nos antoje. Girando el bisel graduado a 360 grados, podemos orientar la dirección de la fuerza que deseamos medir; las aceleraciones, deceleraciones y fuerzas laterales de hasta 6G, son captadas mediante este sistema basado en el movimiento longitudinal de una masa interior. Los datos se transcriben a la escala que nos indica mediante una aguja si la fuerza G experimentada no supone un peligro (zona verde) o si alcanza un umbral crítico para el piloto (zona roja). Su puesta a cero se realiza rápidamente gracias al pulsador central que sobresale del cristal de zafiro, una posición ciertamente peculiar.

RM36-01 FRONT

Las indicaciones de horas y minutos no se muestran a través de unas típicas manecillas, sino mediante dos flechas escalonadas, roja para las horas y amarilla para los minutos. Como es habitual en muchas de las creaciones de Richard Mille, presenta adicionalmente un selector de funciones a las 4 horas que se acciona mediante el pulsador contiguo: W (winding, dar cuerda), N (neutral, neutro) o H (handsetting, poner en hora), son las tres opciones disponibles. Justo encima, en la posición de las 2 horas implementa un discreto indicador de reserva de marcha de 80 horas.

RM36-01 BACK CMYK

Pero todas estas novedades siguen sin cuantificarnos el valor medido, sino sólo, y bajo no sabemos qué criterios, saber si puede ser perjudicial. Además, dejando aparte una evidente carencia de la pericia necesaria para pilotar un coche de rally, no me veo conduciendo el Citroën DS3 WRC de Sebastien Loeb al mismo tiempo que manipulo el RM36-01 para saber si la fuerza con la que freno o tomo la siguiente curva puede ser peligrosa para mi salud. El despiste y el posterior accidente, seguro que tendrían peores consecuencias que el mero hecho de situar la aguja en la zona roja.

A pesar de ello,  y aunque el Sensor de G es una complicación de escasa utilidad práctica, hemos de reconocerle el mérito de ser un gran ejercicio de micromecánica y física aplicada.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.