TEST – Richard Mille RM008-V2 All Grey

\\ WT REF 356 Se lee en 4' 34''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

 

El año 2009, Richard Mille lanzó al mercado su colección “All Grey”, compuesta por cuatro modelos con diferentes características y complicaciones, pero con el mismo acabado de la caja, en titanio granallado, y el uso de nanofibras de carbono con recubrimiento de PVD en la platina del movimiento.
Hoy analizaremos el top de gama de esta colección, el RM 008-V2, una edición limitada a 10 piezas en titanio y 10 en oro blanco, de carga manual, con tourbillón, cronógrafo rattrapante e indicadores de reserva de marcha y de par.
Conjuntamente con el RM002-V2, RM003-V2 y RM004-V2, configuran un fantástico cuarteto creado por Richard Mille dentro de su buen hacer como estandarte de la relojería de vanguardia, gracias al uso de materiales altamente tecnológicos que aportan un plus a sus creaciones.

 

Mucho más delgadas que un cabello humano, las nanofibras de carbono son un compuesto de fibra de carbono que tiene una estructura isotrópica, adquiriendo una notable estabilidad mecánica, física y química cuando es moldeado a alta presión (750 bar) y temperatura (2000 ° C). La razón principal para su uso en la relojería es el hecho de que este material es amorfo, químicamente neutro y de dimensiones constantes en un amplio rango de temperaturas. Si esta explicación puede parecer simplista, hay que recordar que los coeficientes de temperatura diferente de todas las partes que conforman un movimiento de reloj puede causar el mal funcionamiento de la rueda y por tanto, afectar a la precisión del reloj. Cuando la base del movimiento es perfectamente estable, tal como ocurre gracias a las nanofibras de carbono, se convierte en el soporte ideal para cualquier complicación relojera, ya sea un tourbillón o un cronómetro.

 

Todos estos modelos parten de la base de un calibre de cuerda manual con indicador de reserva de marcha a través de una escala numérica situada a la izquierda del barrilete y visible a través de la esfera. A la misma altura de la esfera, pero situada en la parte derecha del barrilete, llevan lo que se suele denominar «indicador de confianza» que no es otra cosa que un indicador de la tensión a la que está sometida el resorte motor.

Por último, todos los modelos de la colección All Grey montan una corona con sistema de pulsador que sirve para seleccionar la posición de puesta en hora o neutra y dar cuerda al reloj.

La caja es la típica de Richard Mille, con unas medidas de 48’00 mm de largo, 39’70 mm de ancho y 14’95 mm de grosor. De geometría tonneau, su curvatura inferior junto al bajo peso del titanio, conforman un reloj con una comodidad de uso excepcional, imposible de deducir visto su tamaño. Como ya hemos avanzado, está fabricada en titanio gris con acabado granallado, lo que otorga a este metal un aspecto totalmente homogéneo, destacando en la parte superior los 12 tornillos spline tan característicos de Richard Mille. Los dos pares situados sobre las 12 horas y bajo las 6 horas, tienen como función fijar la correa a la caja. Su hermeticidad se sitúa en unos escasos 50 metros.
Los laterales de la carrura presentan las protuberancias correspondientes a los tubos de ensamblaje de los ocho tornillos pasantes, también visibles desde la trasera. A la derecha tenemos la corona y, situado a las 4 horas, el pulsador rattrapante. A la izquierda, situados a las 20 y a las 22 horas, tenemos los pulsadores trapezoidales del cronógrafo. Todos ellos, son de acero pulido.

 

El recargado dial no es de fácil lectura. Tampoco ayuda mucho el aspecto caótico de las nanofibras de carbono. En su parte más exterior presenta un estrecho bisel con una escala taquimétrica. Estéticamente, la superposición del disco de zafiro con la escala horaria grabada, le otorga una flotabilidad visual impactante. Las agujas de tipo espada con aplicaciones de material luminiscente, tienen una anchura considerable.

 

Sobre las 6 horas, encontramos la principal característica de este modelo; tenemos una perfecta visión de la jaula del tourbillón. El volante de inercia variable, también visible, proporciona una mayor fiabilidad y precisión cronométrica a largo plazo.

 

A las 3 horas, encontramos el indicador de función con tres posiciones: W (posición de remonte), N (neutro) o H (ajuste horario). Dichas funciones controladas por la corona, se seleccionan mediante un pulsador en el centro de la misma, con una simple pulsación.
El cronógrafo con función ratrapante se activa con un embrague de rueda de pilares fabricado en titanio. La elección de materiales y el rediseño de la arquitectura del cronógrafo reduce casi en un 50% el consumo de energía, alargando la reserva de marcha, y elimina el típico salto de la aguja segundera del cronógrafo al iniciarse la marcha.
Para poner en marcha la función cronográfica, debemos presionar el pulsador situado a las 10h y para tomar los tiempos intermedios el pulsador de las 4h. Con el pulsador situado a las 8h resetearemos las agujas del crono. Pensando en el motivo del porqué esta configuración en las posiciones de los pulsadores he llegado a la conclusión que facilita las dos acciones más comprometidas cuando deseamos cronometrar algo, que son el inicio (utilizaríamos el dedo índice) y la toma de tiempos (utilizaríamos el pulgar), sin tener que separar los dedos de los pulsador pero siempre teniendo cogido el reloj en la mano y no puesto en la muñeca.
La trasera de zafiro permite admirar el calibre RM008, con una arquitectura de una gran belleza tecnológica . Con unas medidas de 30,20 mm por 28,60 mm y un grosor de 7,53 mm, late a 21.600 alternancias por hora (3 Hz).

 

En resumen, el Richard Mille RM008-V2 All Grey no implementa ninguna novedad importante dentro de la marca, pero sí que aporta una dosis de frescura en su diseño, gracias a su acabado granallado y la utilización de las nanofibras de carbono. La comodidad de uso es excelente, y su diseño es espectacular, tanto la caja como el movimiento; no podemos dejar de admirar el alto nivel en que sitúa Richard Mille sus creaciones, apartándose continuamente de las pautas convencionales de la relojería.
Su principal punto débil es la legibilidad, un tanto precaria. Otro aspecto negativo es el precio, realmente excesivo, sólo al alcance de clientes económicamente muy poderosos.

Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.
 
\\ WT REF 356
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta