Cuando hace pocos días os hablaba de la nueva incorporación a la Colección Excalibur de Roger Dubuis, el Doble Tourbillon Skeleton, os comentaba que, aún implementando un doble tourbillon volante con diferencial, no podíamos considerarlo incluido en el triunvirato de las novedades mayores presentadas por esta manufactura ginebrina durante la pasada edición del SIHH.

En ese mismo artículo ya os avanzaba que los grandes protagonistas de Roger Dubuis para el 2013 representaban, cada uno de ellos, verdaderos estandartes en tres de los campos más prestigiosos de la Alta Relojería: innovación, artesanía y tradición. En este artículo hablaremos del guardatiempos que representa la tradición, puesto que tradición y savoir-faire son los requisitos indispensables con los que debe cumplir cualquier manufactura para implementar en un calibre una de las más prestigiosas complicaciones existentes en la relojería mecánica: la repetición de minutos.

La Colección Hommage de Roger Dubuis data de 1995 compartiendo así año de nacimiento con el de la manufactura. Se trata pues de una colección con dieciocho años de historia, período durante el cual no ha dejado de evolucionar implementando distintas complicaciones hasta llegar al modelo que nos ocupa y que, sin lugar a dudas, representará a partir de ahora el máximo exponente de esta colección de guardatiempos. Colección que, por otra parte, sea quizás la que presenta una mayor dosis de clasicismo de todas las que integran el catálogo de la manufactura.

El nuevo Hommage Repetición de Minutos se aloja en una caja de 45 mm de diámetro manufacturada en oro rosa y su producción se limitará a un total de 8 piezas con un precio de venta recomendado de 377.000 francos suizos o, lo que es lo mismo, algo más de 300.000 €.

El dial de este guardatiempos tiene una estructura semitransparente cuya finalidad es, aún permitiendo contemplar gran parte del calibre RD08 que alberga a través del cristal de zafiro, no sacrificar la legibilidad de la información aportada. Realmente se trata de un detalle a tener muy en cuenta ya que, en muchas ocasiones, este tipo de relojes priman el diseño sobre la funcionalidad, de manera que la lectura de horas, minutos, o cualesquiera que sean las indicaciones albergadas en la esfera, quedan en un segundo plano en pos del diseño del guardatiempos.

Afortunadamente, este no es el caso y el nuevo Hommage incorpora, en primer lugar, un delgado anillo perimetral junto al bisel sobre el que se aplican unos pequeños índices en el mismo material de fabricación de la caja, el oro rosa, y que permiten la lectura de los intervalos de cinco minutos. El resto de las posiciones correspondientes a la minutería están ocupadas por índices de igual morfología que los anteriores pero esta vez imprimados en blanco sobre el anillo color antracita. Esta minutería tan sólo se ve interrumpida entre las posiciones correspondientes a las 11 y la 1, espacio destinado a albergar el nombre de la manufactura.

El segundo componente del dial que altera su transparencia es también un anillo, de menor diámetro esta vez y ubicado por tanto más cerca del eje central de la esfera de donde parten agujas de horas y minutos. En color antracita, al igual que el perimetral, este segundo anillo aloja los numerales romanos, también en oro rosa, a los que apunta la aguja horaria.

Un tercer elemento destaca en el dial del Hommage Repetición de Minutos. Este tercer elemento corresponde a la segunda de las grandes complicaciones que alberga el calibre RD08 y que no es otro que el tourbillon en configuración volante o, lo que es lo mismo, la que constituye una de las grandes especialidades de la marca.

La jaula de este tourbillon, que alberga a su vez un pequeño segundero, es visible gracias a una abertura circular practicada en el dial y superpuesta al anillo de las horas entre las posiciones de las cinco y las seis. Original y ciertamente atractiva resulta la manera en que Roger Dubuis enmarca esta abertura a la vez que la une al eje central del dial.

En cuanto al calibre alojado en el interior de este guardatiempos, se trata del movimiento manufactura de remonte automático RD08 y que late a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora (3 Hz) con una reserva de marcha de 60 horas conseguida gracias a los dos micro-rotores fabricados en platino que podéis ver en la imagen superior derecha a ambos lados de la jaula del tourbillon. También en esta imagen se pueden observar, justo por encima de estos micro-rotores, los dos martillos de la repetición de minutos.

El movimiento RD08 está integrado por un total de 415 componentes todos ellos albergados en unas dimensiones de 14 3/4”’ de diámetro (algo más de 33 mm) por tan sólo 8,8 mm de altura. Al igual que sucede en el resto de los guardatiempos de Roger Dubuis, todos y cada uno de los componentes del Hommage Repetición de Minutos son resultado del estricto control sometido por el prestigioso Punzón de Ginebra. La jaula del tourbillon realiza un giro completo cada 60 segundos y el mecanismo de la repetición de minutos está dotado de un disipador de fuerza centrífuga.

El conjunto se completa con una correa negra de aligator cosida a mano con cierre deployante en oro rosa.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.