Rolex Daytona, una historia de 60 años (1ª parte)

\\ WT REF 4478 Se lee en 9' 9''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Hoy os hablaremos de uno de los iconos más importantes que ha dado la industria relojera, el Rolex Daytona,  y de como pasó de ser un reloj poco apreciado a principios de los 60, a triunfar y acabar siendo uno de las piezas más codiciadas y solicitadas jamás fabricadas. Pocos conocen el porqué de la historia, y en este artículo intentaremos dar  luz a los trazos más importantes de ella.

Para ello, nos remontaremos a los orígenes de la relación de Rolex con el mundo del motor hasta llegar finalmente al circuito de Daytona que da nombre al cronógrafo de Rolex. Seguiremos con la evolución del Cosmograph, repasando las diferentes referencias lanzadas por la marca desde el año 1963 hasta principios del siglo XXI. Y no nos olvidaremos de un personaje imprescindible en la historia del Daytona, Paul Newman, para finalizar con un breve resumen de la «fiebre» que desató el fenómeno Daytona y las famosas «listas de espera».

ROLEX Y EL AUTOMOVILISMO

La relación de Rolex con el automovilismo no es nueva en absoluto, sino un punto y seguido en una larga historia de vínculos con el motor. Hans Wilsdorf, el emprendedor y creador de Rolex a principios del siglo pasado, tenía muy claro que la mejor manera de conseguir ventas era mediante el desarrollo de las técnicas de marketing, de las que fue su principal valedor y siguen representando uno de los pilares de Rolex.

Su primer ejercicio de mercadotecnia fue aprovechar la hazaña de Mercedes Glietze en 1927, al convertirse en la primera mujer inglesa en cruzar a nado el Canal de La Mancha luciendo un Rolex Oyster en la muñeca. Su estrategia publicitaria posterior repercutió muy positivamente en sus ventas, por lo que siguió buscando eventos a los que asociar la idea de Rolex como reloj extremo, capaz de soportar todas las vicisitudes posibles.


Y cómo no, el recientemente creado deporte automovilístico estaba en su punto de mira. Ya durante los años 30, Rolex se asoció con algunas de las figuras más importantes de este universo, como por ejemplo Malcom Campbell, que rompió el récord mundial de velocidad 9 veces entre 1924 y 1935, logrados casi todos ellos en las playas de Daytona Beach.

Hans Wilsdorf, estaba muy impresionado con los logros de Sir Malcolm Campbell y su estilo de vida, que creía que simbolizaba el estilo de vida Rolex, así que se convirtió en el primer embajador verdadero de Rolex. Es cierto, Mercedes Glietze fue la primera embajadora de la marca, pero en realidad sólo representó a Rolex en un  evento, mientras que la asociación con Sir Malcolm Campbell se prolongó durante muchos años. Rolex incluso lanzó un modelo de Rolex Malcolm Campbell con su nombre en la esfera.

Después de romper esos 9 récords de velocidad en la arena de Daytona, Malcolm Campbell decidió dejar la arena de Daytona Beach debido al mal estado de la pista, con muchos agujeros e irregularidades que dificultaban enormemente conseguir las velocidades máximas previstas. Decidió trasladarse a Bonneville Salt Flats, una inmensa llanura salina situada en Utah, a finales de 1935. El 13 de setiembre de este mismo año, logró establecer su mejor marca de 301,13 mph (481,81 km/h) pilotando su Bluebird con un Rolex Oyster en la muñeca.

A causa de este récord, los pilotos comenzaron a utilizar el salar de Bonneville para sus intentos y dejaron de visitar el circuito playero de Daytona. Así pues, la ciudad de Daytona vio peligrar su situación de privilegio y reconocimiento que le ofrecía el automovilismo de alta velocidad. Frente a ello, las autoridades municipales volcaron sus esfuerzos en mantener a Daytona como el centro invernal de la competición americana.

En marzo de 1936, el piloto Sig Haugdahl organizó una carrera de stock cars en el circuito playero de Daytona. El circuito constaba de dos rectas de aproximadamente 3 km de longitud cada una: la Carretera Estatal de Florida A1A hacia el sur, y la playa hacia el norte; el circuito se recorría en sentido antihorario. El trazado tuvo una extensión de 5,1 km originalmente. En septiembre de 1937, Haugdahl volvió a organizar la carrera, esta vez con ayuda de Bill France Sr. Él comenzó a organizar más carreras los próximos años hasta 1941, cuando Estados Unidos ingresó en la Segunda Guerra Mundial.

Concluida la guerra, France volvió a organizar carreras en el circuito playero de Daytona a partir de 1946. En 1949 comenzó a disputarse la NASCAR Strictly Stock, hoy llamada Copa NASCAR, y Daytona recibió a la categoría en la segunda fecha de la temporada en julio. La carrera comenzó a disputarse anualmente en febrero de 1950. Dada la gran cantidad de público, en 1953 decidió mover la carrera a un circuito permanente. La playa albergó la última carrera en 1958, y las 500 Millas de Daytona comenzaron a disputarse en 1959 en el Daytona International Speedway, un superóvalo de 2 millas de largo. La playa continuó utilizándose para pruebas de velocidad máxima hasta 1961.

En 1959, Rolex inició su relación con el Daytona International Speedway, y desde 1992 es patrocinador oficial de la Rolex 24 At Daytona. Actualmente se ha convertido en una de las carreras más prestigiosas de su categoría junto a las 24 Horas de Le Mans, también patrocinada por Rolex desde el 2001.

 Cosmograph Daytona

Los inicios de los modelos cronógrafos de Rolex datan de los años 30, cuando lanza su primer Zerograph, basado en una maquinaria Valjoux con un solo pulsador, que marcaba tiempos continuos. La aceptación fue buena pero sus limitaciones fueron puestas en evidencia con su uso, por lo que su evolución fue rápida y a finales de 1930 lanzó un cronógrafo con dos pulsadores, el cual permitia parar el tiempo y continuarlo después sin tener que reiniciar la cuenta. Posteriormente, incorporó la famosa corona Oyster en el modelo 3462, marcando un antes y un después en la historia de Rolex.

Pero el primer Cronógrafo Oyster, con la concepción crono que tenemos hoy en día, no llegó hasta la creación del 4500 durante la Segunda Guerra Mundial, en el cuál ya se situaban los dos pulsadores, la corona central y el subdial de 30 minutos. La siguiente modificación fue añadir un tercer contador de 12 horas en su modelo 5034 a finales de los 40, fijando la estructura base del cronógrafo de Rolex.

Rolex 4500

El cronógrafo Rolex con referencia 6234 se introdujo en 1955, casualmente el mismo año que lanzó el Rolex GMT Master. Se fabricó desde 1955 hasta 1961, y durante estos 6 años lanzó un promedio de aproximadamente 500 unidades por año. Esta referencia es el verdadero abuelo del moderno Rolex Daytona.

Rolex 6234

A finales de 1950, Rolex se convierte en socio del circuito americano Daytona International Speedway de Florida, que en 1965, acabará dando nombre al legendario cronógrafo creado el 1963, el Daytona Cosmograph. El origen del nombre radica en su elección como cronómetro oficial del circuito. Algunas fuentes especulan que Rolex usó por primera vez la designación o apodo «Daytona» para capitalizar la popularidad creciente de las carreras de NASCAR. Lo que no todo el mundo sabe es que apunto estuvo de llamarse Le Mans, en honor a la carrera de resistencia más prestigiosa de la época. Incluso se presentó un prototipo en 1964. El anuncio inferior fue publicado originalmente en el programa de la Carrera de Sebring, en 1964. El Sebring International Raceway, es una pista de carreras ubicada en el centro de Florida, a 123 millas al sur-oeste de Daytona.

No obstante, un año después, en 1965, Rolex ya ha adoptado el definitivo nombre de Daytona, tal como vemos en el anuncio siguiente:

Esta no es la primera ni la última vez que Rolex  prueba un nombre y, a continuación, lo cambia de forma significativa. En 1955 tuvo un anuncio de lo que era y ahora es el Rolex «Submariner», pero bautizado como Rolex «Skin Diver».

Los cronógrafos no eran los modelos de Rolex más populares y fueron producidos en cantidades limitadas. Rolex no pudo popularizar el cronógrafo a pesar de la utilidad de sincronización para los corredores. En mi opinión, antes de que la producción de los movimientos cronógrafos se abaratara a finales de los años cincuenta, como el Valjoux 72, los clientes los consideraban como un lujo demasiado caro con poco sentido práctico. La utilidad de un instrumento de medición de intervalos de tiempo que no interfiere con la indicación de la hora del reloj, estaba reservada a unos pocos, tales como médicos, aviadores o pilotos deportivos. El primer Cosmograph fue la referencia 6238 (1961-1967), también conocido en Italia como el pre-Cosmograph Daytona. Fue el último Rolex con una escala taquimétrica en el dial, y el primero en llevar el nombre de Cosmograph.

Rolex 6238

En 1957, Omega Speedmaster lanzó el Speedmaster, reloj diseñado para los amantes del automovilismo, un cronógrafo tricompax de carga manual. Como podéis comprobar en la foto superior, el parecido entre el Rolex 6238 y el Omega Speedmaster es notable. Este parecido aumentará en referencias posteriores, cuando se traslada la escala taquimétrica del Cosmograph al bisel, a imagen y semejanza que su competidor fabricado por Omega.

Ref. 6239 y 6241

Dos años después, Rolex lanzó los primeros relojes de pulsera Cosmograph Daytona, el 6239 y el 6241, en los que  se implementa el taquímetro en el bisel, graduado hasta 300 «unidades por hora» en los relojes que datan de los primeros años de producción, y  hasta 200 «unidades por hora» en fabricaciones más tardías.La diferencia entre estos dos modelos radica en que el 6239 tenía el bisel de acero, mientras que el del 6241 era negro.

Rolex 6239 y 6241

La configuración de ambos relojes era la misma, pudiendo ser de esfera plata con sub-esferas negras o de esfera de color negro con sub-esferas blancas. La mayoría tenía la palabra añadida «Daytona» alrededor del subdial ubicado a las 6 horas, pero algunos diales tenía la palabra «Daytona» en una posición más elevada, justo debajo del «Cosmograph».

Los dos modelos se fabricaron en acero y oro de 14 y 18 quilates, al igual que el resto de modelos lanzados hasta el año 1988, excepto el 6240 (acero) y el 6269 (oro y diamantes).

Estos primeros Daytona fueron equipados con el movimiento Rolex 722 de carga manual, basado en el calibre Valjoux 72, con una reserva de marcha de 42 horas y un diseño clásico de rueda de pilares. Estos dos relojes no eran modelos Oyster, y no llevaban los pulsadores del cronógrafo roscados. Rolex pronto se dio cuenta de que era necesario lanzar un modelo Oyster.

Ref. 6240

El primer intento Rolex de lanzar un Cosmograph Oyster con los pulsadores roscados, ocurrió en 1965 con el lanzamiento del 6240, un modelo prototipo que, sin embargo, duró 4 años en el folleto, siendo sustituido finalmente por el 6263. La principal diferencia entre estos dos relojes es que el 6240 implementaba el calibre Rolex 722, mientras que el 6263 fueron equipados con el nuevo calibre Rolex 727. Además, el 6240 tiene un minutero más delgado. Una novedad estética es en la esfera, donde la palabra «Oyster» es ligeramente mayor que la «Cosmograph».

Rolex 6240

Ref. 6263 y 6265

Lanzado en 1970, el Rolex Oyster Cosmograph Daytona mantenía el mismo diámetro de 37 mm que sus predecesores, pero fue equipado con pulsadores cronográficos roscados  y un nuevo calibre, basado también en la fiabilidad del Valjoux 72, el calibre Rolex 727. El 6263 tenía un bisel de color negro mientras que el 6265 tenía un bisel metálico. Ambos relojes podrían tener un dial negro con sub-esferas blancas, o un dial plateado con sub-esferas negras (también conocido como Panda , si llevaba el bisel negro). Estos diales tenía la palabra «Oyster» precediendo a la de «Cosmograph». La resistencia al agua del reloj estaba muy mejoradas, pasando de 50 a 100 metros de estanqueidad. El roscado de los pulsadores impiden su accionamiento accidental en condiciones de buceo. Estas dos nuevas referencias reemplazaron los viejos 6239 y 6241. Sin embargo, Rolex mantuvo en su catálogo,  durante un breve período de tiempo, dos modelos con pulsadores sin roscar.

Fila superior, Rolex 6263, y fila inferior, Rolex 6265

Ref. 6262 y 6264

Estos dos modelos son idénticos a sus predecesores, manteniendo los pulsadores no roscados. Sin embargo debido a que fueron equipados con el nuevo calibre Rolex 727, la marca les dio nuevos números de referencia: el 6262 y el 6264 reemplazó a la 6239 y 6241, respectivamente. Estas dos nuevas referencias duraron alrededor de 2 años (1970-1972), ya que no eran tan populares como las nuevas referencias atornilladas. Entonces,  ¿por qué Rolex lanzó estos modelos sin rosca, un hecho que a primera vista parece desconcertante y quizás cuestionable, incluso en términos de estrategia de marketing?. Según parece, los anteriores 6239 y 6241 puede haber tenido muchos seguidores entre los usuarios que quieren activar el cronógrafo rápidamente sin tener que desenroscar los pulsadores  y no necesitaban esta resistencia al agua extra que sí tienen el 6263 y 6265.

Rolex 6262 y 6264

Mañana, en la segunda parte del artículo, seguiremos con el lanzamiento de la referencia  16520 en el año 1988, que con su nueva caja de 40 mm y equipado con un movimiento Zenith de carga automática, supuso un punto de inflexión muy importante en la historia y reconocimiento del Daytona.

\\ WT REF 4478
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

2 comentarios

  1. Carlos Acevedo el

    Tengo un Daytona que era de mi abuelo supuestamente lo compro a principio del 1960 los pulsadores son roscados pero son de bronce, quiero saver si se hicieron asi Rolex Daytona originales, pues aunque la historia de este reloj esta bien fundamentada el que los pulsadores sean de bronce siempre me ha hecho pensar que es una copia de los primeros anos.
    si tiene alguna informacion que darme se lo agradezco.

Dejar una Respuesta