Si Rolex nos sorprendió en Baselworld 2014 con el lanzamiento de la nueva colección Cellini, este año las novedades no han brillado por su impacto mediático, sino por una evolución silenciosa mediante el restyling de algunos de sus modelos más importantes como el Oyster Day-Date (que además ofrece un nuevo calibre), el Oyster Perpetual, el Yacht-Master con su nuevo brazalete patentado, y los Lady-Datejust. Por su parte, los Cellini reciben las referencias más lujosas. Hoy os presentamos las tres principales novedades dentro de la colección Oyster, introduciendo así sus características para ser analizados individualmente y en profundidad en artículos posteriores.

Oyster Day-Date

El cambio más importante los recibe el Oyster Day-Date, gracias a su nueva medida de 40 mm que sustituye a los 41 mm hasta ahora vigentes, y al nuevo movimiento que lo alimenta, el calibre 3255. El nuevo Day-Date se presenta en platino 950 de esfera azul, y en oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates, con nuevas esferas decoradas con láser sobre acabados tipo soleil al que se suman nuevos índices horarios romanos facetados. También supone el regreso del brazalete President, creado específicamente para el Oyster Day-Date en 1956, y claramente distinguible por sus tres eslabones semicirculares.

Rolex Oyster Day-Date Baselworld 2015 esfera

El calibre 3255 conlleva una mejoría tanto en precisión como en reserva de marcha. Respecto a este último parámetro, la cifra se sitúa en unas excelentes 70 horas, lo que representa un incremento de 24 horas respecto a su predecesor.  Y si los parámetros de -4/+6 segundos por día del COSC ya suponen una garantía de precisión en todos los Rolex, el calibre 3255 ofrece unas tolerancias aún más estrictas de – 2 /+ 2 segundos por día. Representa un importante paso adelante en cuanto a nivel técnico ofrecido, con 14 nuevas patentes que incluyen el nuevo escape Chronergy, mucho más eficiente a nivel energético.

Yacht-Master

El Rolex Yatch-Master recibe una nueva versión en Everose en dos tamaños de 40 y 37 mm, con bisel giratorio cerámico negro mate y numerales pulidos, acompañado del nuevo brazalete Oysterflex, el primero de caucho que ofrece Rolex.

Rolex Oyster Yacht-Master Everose Oysterflex Baselworld 2015 esfera

Pero no os penséis que es una correa de caucho tal cual, sino que resulta un componente más complejo de lo que a simple vista aparenta, ofreciéndose como una alternativa deportiva a los brazaletes metálicos sin renunciar a su robustez y fiabilidad. Su diseño, flexibilidad y confort son los que podríamos esperar en una correa de caucho, pero su resistencia corresponde a un brazalete de metal: en su núcleo  se encuentra una hoja de metal superelástico sobremoldeado con un elastómero negro de alto rendimiento, lo que supone que este brazalete no se puede cortar, sino que deberemos elegir entre las 6 medidas disponibles y luego “jugar” con el ajuste fino del cierre. Para aumentar la comodidad, la cara interna del brazalete Oysterflex está provista de un sistema patentado de «cojines» laterales que estabilizan el reloj en la muñeca. La verdad es que, una vez puesto en la muñeca, la comodidad, firmeza y adaptabilidad de esta correa es absoluta, corroborando así las virtudes que Rolex predica sobre ella.

Rolex Oyster Yacht-Master Everose Oysterflex Baselworld 2015 trasera

El nuevo Rolex Yacht-Master de 40 mm está equipado con el calibre 3135, mientras el modelo de 37 mm recurre al calibre 2236, ambos movimientos mecánicos de cuerda automática completamente desarrollados y manufacturados por Rolex. Como todos los movimientos Perpetual, disponen del certificado tienen COSC. El 3135 dispone de una espiral Parachrome azul, mientras que el 2234 está dotado de la nueva espiral Syloxi de silicio introducida en 2014 en modelos femeninos. Estas dos espirales, además de la propiedad amagnética que le confieren ambos materiales, ofrecen una gran estabilidad frente a las variaciones de temperatura y son hasta diez veces más precisas que una espiral convencional en caso de golpes.

Oyster Perpetual

Rolex introduce nuevas versiones en su modelo esencial, el Oyster Perpetual, con la presentación de un novedoso tamaño de 39 mm, así como de nuevas esferas exclusivas en 26, 31 y 34 mm: gris, burdeos y azul. Estas novedades vienen a completar las de los modelos de 31 y 36 mm presentados en 2014. Su caja de acero hermética hasta 10 bares (100 metros) alberga los calibres 3132, 3130 o 2231 según sea su tamaño.

Rolex Oyster Perpetual Baselworld 2015 esfera

Con un precio de 5.000 €, y a pesar de convertirse  en el Rolex para hombre más accesible, la discreta estética del Oyster Perpetual me resulta magnética, especialmente en esfera azul o gris. Incluso a pesar de sus relativamente  39 mm de diámetro, luce perfectamente en mi muñeca.

Rolex Oyster Perpetual Baselworld 2015 esfera


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.