El legendario Royal Oak es el gran protagonista de Audemars Piguet en el SIHH 2017. Esta puede parecer una afirmación poco novedosa, ya que hace años que Audemars Piguet ha centrado todo su potencial de diseño, desarrollo, producción y comunicación en este reloj, pero si bien en anteriores ediciones del SIHH veíamos novedades del Royal Oak, del Royal Oak Offshore e incluso del Royal Oak Concept, este año la mayoría de las novedades, salvo el Offshore Diver, se han centrado exclusivamente en el Royal Oak, el heredero del reloj que en 1972 cambió la historia de la relojería.

El segundo titular referente a las novedades que nos ha presentado Audemars Piguet en el SIHH 2017 sería que, ninguna de ellas es de carácter mayor, si por ello entendemos un reloj que aporta como mínimo un nuevo diseño y/o un nuevo calibre en su interior. No se da ninguna de estas condiciones en los relojes que veremos a continuación ya que su novedad reside siempre en aspectos cosméticos o de materiales. Es probable que algún apasionado de Audemars se sienta decepcionado, pero a mí personalmente me parece bastante coherente. Ya hace tiempo que opino que esta obligación que se han autoimpuesto las marcas de presentar grandes novedades cada año tenía fecha de caducidad porque solo conduce a la sobresaturación del catálogo y en pocas ocasiones mejoran lo anterior.

 

Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic

Inicio el artículo con este Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic, porque considero que es la novedad más significativa que nos ha presentado Audemars Piguet en el SIHH 2017. Ciertamente es un reloj que ya existía hace años en el catálogo de Audemars, y además podía presumir de ser uno de los muy escasos relojes con Calendario perpetuo de Alta Relojería disponible en acero, desde siempre uno de mis relojes preferidos todas las marcas comprendidas.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic

La novedad de este Royal Oak Perpetual Calendar reside en que su caja y su brazalete están totalmente realizados con cerámica de tonalidad negra con acabado satinado. Obviamente ello representa un notorio incremento de precio con respecto a la versión en acero, que aun siendo un reloj de precio considerable, es bastante más asequible que las versiones de oro.

Cuando considero un candidato para aspirar al ideal de “reloj único perfecto” siempre considero aquellos que están realizados en acero, tanto por la versatilidad estética que otorga este metal como por su funcionalidad, pero admito que esta versión cerámica del Royal Oak Perpetual Calendar me haría dudar.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic - dialEvidentemente la cerámica negra transmite una imagen más deportiva que la versión de acero, lo que penaliza su versatilidad, pero dada la extraordinaria delgadez de este reloj, es difícil que deje de resultar elegante, independientemente del metal con el que esté elaborado.

Por otra parte, la práctica inmunidad de la cerámica a los arañazos es un plus evidente para esta versión, especialmente tratándose de una caja y brazalete con acabados satinados, un tipo de terminación que hace mucho más evidente cualquier marca en su superficie.

La disposición y diseño de las indicaciones de la esfera no varían en absoluto con respecto a las variantes ya existentes de este reloj, salvo que se recurre al negro para los contadores y al gris pizarra para el fondo, dos tonalidades que conjuntan a la perfección con el negro de su caja y brazalete.

Como movimiento se mantiene el exquisito calibre de carga automática 5134, una evolución del famoso 2120, un calibre con la base mecánica mas longevamente activa de la historia de la relojería de pulsera. Los extraordinarios 4,31 milímetros de grosor del calibre 5134 permiten que el Royal Oak Perpetual Calendar presuma de una finura de 9,5 mm, una cifra extraordinaria tratándose de un reloj de carga automática con Calendario Perpetuo.

 

Royal Oak Chronograph

En el caso del Royal Oak Chronograph, las nuevas versiones que nos ha presentado Audemars Piguet en el SIHH 2107 están realizadas con cajas de acero y de oro rosa con lo cual, en este sentido, no hay diferencia alguna con los modelos actuales del catálogo.

Las diferencias las encontraos en sus esferas, concretamente en el tamaño de los dos contadores del cronógrafo que se incrementan con respecto a los modelos anteriores. Puede parecer un detalle nimio, pero en un reloj tan emblemático como es este, cualquier detalle resulta trascendental para los apasionados de la marca. Por una parte, este aumento de tamaño de los contadores incrementa su legibilidad pero además, al diferenciarse notablemente en sus medidas con el sub-dial del pequeño segundero, se hace muy intuitiva la diferencia entre las indicaciones del tiempo y las del cronógrafo.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Chrono 2017 steel

Además de esta notable diferencia de tamaño, los nuevos Royal Oak Chronograph comportan otras pequeñas diferencias. La primera es que la inscripción AUTOMATIC (a mí me sobra) ubicada debajo del nombre de la marca disminuye su tamaño. La segunda, es que desaparecen las cifras en el pequeño contador de segundos. Otra diferencia, muy sutil, es que los índices de las horas son ligeramente mas cortos y anchos. La última diferencia que aprecio es que el fechador, en lugar de estar centrado entre las 4 y las 5, ahora esta desplazado hacia el índice de las 5.

Como vemos en la imagen superior, Audemars nos ofrece tres nuevas variantes de este Royal Oak Chronograph con caja de acero, que se diferencian por la combinación de tonalidades del fondo de sus esferas y los contadores; fondo pizarra con contadores plateados, fondo azul con contadores plateados y fondo blanco con contadores negros. Cualquiera de las tres posibilidades es sumamente atractiva desde el punto de vista estético, pero personalmente, dada mi predilección por esta tonalidad en relojes de este tipo, me decantaría por la azul.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Chrono 2017 rose gold

Las mismas variaciones que en los modelos de acero las encontramos también en los cuatro nuevos Royal Oak Chronograph en oro rosa que nos presenta Audemars. De hecho son dos modelos, con esfera azul o marrón, que podemos elegir en versión con brazalete de oro rosa o con correa de piel de aligator. A diferencia de los modelos en acero, aquí los contadores están siempre realizados en oro rosa y por tanto comparten tonalidad.

 

Royal Oak Offshore Diver

La tercera novedad que nos presenta Audemars Piguet en el SIHH 2017 se refiere al Royal Oak Offshore Diver. En este caso las diferencias con respecto a los actuales Diver del catálogo son menores que en el caso del Royal Oak Chronograph, ya que siendo también de carácter estético solo afectan al color del fondo de la esfera, aunque visualmente la imagen que transmiten resulta en cualquier caso muy acusada con los dos modelos existentes con esfera blanca o negra.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Offshore Diver White 2017

La única salvedad a ello es la nueva versión del Diver con fondo de esfera blanca, que podemos ver en la imagen superior, que cambia el anterior color negro de agujas, indices y escala de inmersión, por el azul. Por tanto, su imagen es muy parecida a la del modelo con esfera blanca actual.

En el caso de las cuatro restantes nuevas versiones del Royal Oak Offshore Diver que nos presenta Audemars, la diferencia de imagen con respecto a las actuales esferas negra y blanca, son más que notorias. Si de por sí, el Offshore Diver es un reloj de aspecto acusadamente deportivo y por tanto no puede considerase como un reloj versátil, su carácter estético se lleva al extremo con las nuevas esferas de tono azul, verde, amarillo y naranja.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Diver 2017 steel

Por otra parte, estas variaciones coloristas del Offshore Diver no deben sorprendernos en demasía, ya que son exactamente las mismas que Audemars Piguet aplicó el año pasado en el Royal Oak Offshore Diver Chronograph. En cuanto al resto, mantienen las mismas dimensiones de caja y el mismo movimiento, el conocido calibre 3120.

 

Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked

He dejado para el final el Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked porque creo que a nivel práctico es el que menos interés despertará entre los aficionados a la Alta Relojería. No me entendáis mal; se trata de un Royal Oak, se trata de un Tourbillon, es extra-plano y además se trata de un reloj “Openworked” que es lo mismo que decir esqueleto, un conjunto de factores que fascinarán a cualquier apasionado, pero estos mismos factores hacen que sean pocos los afortunados que pueden permitirse adquirirlo. Si a todo ello le sumamos que se trata de ediciones limitadas… le convierten en un reloj para soñar.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Offshore Tourbillon Extra-Thin Openworked 2017

He escrito “limitadas” en plural porque son dos las nuevas versiones que nos ha presentado Audemars Piguet en el SIHH 2017 de este Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked; una con caja de oro rosa y otra con caja de acero. Se puede decir que se trata de los sucesores de la primera edición que lanzo Audemars en el año 2012 con caja de acero y de la segunda versión presentada el año pasado con caja de oro amarillo. Además, Audemars nois anuncia que estas serán las dos ultimas versiones que se producirán de este reloj con y cito textualmente “este diseño esqueletizado exacto”, lo que parea cualquier buen entendedor significa que Audemars se reserva la posibilidad de lanzar en un futuro nuevas versiones de este reloj con un diseño de su esqueleto distinto del actual.

El Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked se emitira en una edición limitada a 100 unidades para la versión de acero y únicamente 50 para la versión con caja de oro rosa.

 

Audemars Piguet en el SIHH 2017 – Resumen

Estas ha sido las principales novedades que nos ha presentado Audemars Piguet en el SIHH 2017. Solo habría que sumarles el exquisito Royal Oak Frosted Gold del que os hablé en un reciente artículo de diciembre del 2016. A modo de conclusión, me queda claro que con estas nuevas incorporaciones, quien no encuentre su Royal Oak ideal entre el inmenso abanico de posibilidades técnicas y estéticas que ofrece Audemars Piguet, es que tiene un problema digno de consulta psiquiátrica.

 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 8 Valoración: 4.4]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.