Todos sabemos que la pieza fundamental en la historia de Audemars Piguet es el Royal Oak, el primer reloj deportivo en acero y una de las principales creaciones de Gerald Genta. Lanzado en 1972, el origen de su diseño octogonal debe buscarse en la geometría de las troneras de un buque de la Royal Navy, cuyo nombre era… Royal Oak.

En la búsqueda de una versión más deportiva frente a la polivalencia más clásica del Royal Oak, en 1993 la firma de Le Brassus creó el Royal Oak Offshore, generalmente asociado a la complicación cronógrafo. De hecho, 34 de los 40 modelos que componen la actual colección Offshore, son cronógrafos.

En 2010, recuperando su inspiración marítima nació en Royal Oak Offshore Diver, un reloj de buceo simple y funcional (ref. 15703). Su caja de acero de 42 mm albergaba el calibre 3120 de carga automática, lanzado en el años 2003 con el Royal Oak 15300. El año pasado se presentó la versión  con caja de carbono y bisel cerámico (ref. 15706). En el pasado, Audemars Piguet ya dió a conocer algunos diver Offshore. Una de ellas fue la edición limitada de Wempe, una serie de 175 piezas.

Ahora, en el pasado SIHH 2013, Audemars Piguet ha presentado su tercer diver, cuya principal novedad radica en el material utilizado en la fabricación de caja, bisel y coronas: la cerámica. Este material cada vez más presente en las colecciones de muchas firmas relojeras, presenta una elevada dureza y resistencia al rayado, aunque adolece de cierta fragilidad frente a golpes, pudiendo llegar a la rotura del material. Si bien su look negro intenso es realmente acertado, el grado de reflexión de la cerámica conseguido por Audemars Piguet es demasiado elevado para mi gusto; un acabado más mate hubiera sido ideal. Cuidado con las fotos facilitadas por la marca, ya que en ellas no se aprecian estos brillos que os menciono. En la siguiente foto que tomamos en el SIHH, podéis observar los reflejos de la cerámica.

Las medidas de la caja no presentan ninguna variación; los 42 mm de diámetro y 13,90 mm de grosor representan unas cotas ciertamente contenidas y cómodas de llevar. Una de sus características es la corona adicional que encontramos a las diez horas, encargada de controlar la preselección del tiempo mediante la rotación del anillo interno. La mayoría de los relojes de buceo eligen un bisel unidireccional exterior para marcar los períodos de buceo. Su implementación interior no sólo mantiene el diseño octagonal  intacto, sino que también proporciona una solución más segura. Una vez la corona está roscada, está totalmente a salvo de manipulaciones erróneas o posibles agresiones externas y golpes. Dotado de un sistema de juntas herméticas, puede, si es preciso, manipularse bajo el agua.

La esfera negra con la decoración “Méga Tapisserie” presenta por primera vez una aguja luminiscente de color naranja, a juego con la escala de inmersión inscrita en el resalto giratorio, dotado a su vez de una zona anaranjada entre las 12 y las 3. Recordemos que en el modelo de carbono, el color escogido fue el amarillo. Aunque ambos colores presentan un elevado contraste que ayuda a la legibilidad de las indicaciones, subjetivamente prefiero el color naranja.

Otra de las características que distinguen a este nuevo diver es el cristal de zafiro que, por primera vez, acompaña al fondo de titanio. Este elemento raramente lo podemos ver en relojes de submarinismo debido a que las altas presiones a las que se ven sometidos los relojes a profundidades elevadas obligan a implementar una resistencia estructural muy elevada. La arquitectura que generalmente se utiliza para disponer un cristal de zafiro en la trasera, no asegura la integridad del reloj, por lo que, para solucionarlo, se ha unido a la caja mediante tornillos. La profundidad máxima se sitúa en 300 metros, los mismos que los otros dos diver de la colección, ambos con fondo ciego.

Así como el Royal Oak me parece uno de los diseños más impresionantes que la industria relojera ha fabricado, no soy un gran admirador del Royal Oak Offshore. En cambio, la simplicidad del diseño y funciones del diver lo retorna a sus orígenes. Respecto al modelo que nos ocupa, la nueva caja de cerámica mejora la versión de carbono, pero el acero sigue siendo mi versión preferida, más polivalente y discreta.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.