El nuevo Piaget Extremely Lady que la firma suiza nos mostrará en el SIHH 2018 es toda una demostración de su dominio en el arte de los brazaletes del más alto nivel.

Después del impresionante Altiplano Ultimate Automatic 910P, el Piaget Extremely Lady es la segunda de las novedades que nos desvela la firma de La Côte-aux-Fées y que pronto veremos en el SIHH 2018. Si el Altiplano Ultimate nos impresionaba por todo el despliegue de tecnología constructiva relojera para batir el record mundial de delgadez, el Extremely Lady también nos impresiona, aunque en un ámbito muy distinto; el del arte en la elaboración del brazalete.

En el ADN de Piaget constan dos grandes factores identitarios que además le conceden el liderazgo en ambos campos; los relojes ultraplanos y los brazaletes.

El Piaget Extremely Lady es el perfecto representante del segundo caso, el del arte de elaboración de brazaletes artísticos y complejos. Sobre Piaget y al arte del brazalete podéis leer un completo artículo en el No.1 de Manufacture Magazine, que podéis descargar gratuitamente a través de la página manufacture-magazine.com

Piaget Extremely Lady - front

La base sobre la que se funda el diseño del Piaget Extremely Lady es una caja de forma ovalada, un bisel engastado con diamantes y una esfera de nácar. Estas son tres características que encontramos en un importante número de relojes femeninos de las grandes firmas, por tanto, aunque exquisitamente realizadas e implantadas, no distinguen al Extremely Lady de otras creaciones.

Donde Piaget se desmarca del resto es en el increíble brazalete del Extremely Lady. En una gran marca, la cualidad irrenunciable de cualquier brazalete de reloj es su comodidad, su capacidad de adaptarse a la morfología de la muñeca del usuario. En términos físicos, esta adaptabilidad está directamente ligada con la flexibilidad del brazalete. Cuanto más flexible más adaptable y por tanto más cómodo.

La máxima expresión de la flexibilidad son los brazaletes denominados milanesa, cuyos minúsculos eslabones proporcionan una adaptabilidad inigualable. En los últimos años hemos vivido un cierto renacimiento de este tipo de brazalete, especialmente en algún reloj masculino de estilo vintage, y en menor cuantía en relojes femeninos. El único problema del brazalete milanesa es su uniformidad estética, que no aporta ninguna personalidad diferenciada con respecto a otros relojes con el mismo tipo de brazalete.

Piaget Extremely Lady - brazaleteEn el Piaget Extremely Lady, la firma suiza ha optado por un complejo y elaborado brazalete formato por innumerables piezas en forma de u que enlazan entre ellas alternando el sentido vertical con el horizontal. El resultado es un brazalete extremadamente flexible, con lo que el apartado comodidad está sobradamente garantizado.

A partir de esta base, es donde interviene el inigualado dominio de Piaget en la creación artística del brazalete. Como apreciamos en la imagen superior, el artesano orfebre realiza sobre el entramado de oro un grabado manual que, además de otorgarle una estética fascinante, logra hacer desaparecer visualmente las piezas que componen el brazalete. El resultado es realmente fascinante; un brazalete de oro que parece estar formado a partir de una sola pieza pero que aporta la inigualable flexibilidad que le otorgan los pequeños e invisibles eslabones que lo componen.

Esta es una técnica que Piaget ha recuperado de los relojes femeninos que creó en la década de los sesenta. Fue una época en la que Piaget inició su dominio en esta especialidad, lamentablemente desconocida para el gran público, pero crítica para que ceñirse un reloj con brazalete sea un placer y no una tortura.

Desde el punto de vista técnico, el Piaget Extremely Lady cuenta con una caja realizada en oro rosa de 18 quilates y un bisel engastado con 24 diamantes en talla brillante. Como en la mayoría de relojes femeninos del segmento de Alta Joyería, Piaget recurre a un movimiento de cuarzo, concretamente el calibre Piaget 56P.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.