En 1916, TAG Heuer presentó el Mikrograph, el primer contador mecánico de la historia capaz de medir la 1/100ª de segundo. Este año, ha presentado el Mikrograph 1/100ª, el primer cronógrafo mecánico de pulsera con rueda de pilares integrada capaz de medir la 1/100ª de segundo. A los pocos días, TAG Heuer rompe todos los moldes al anunciar su nuevo concept Mikrotimer Flying 1000, capaz de medir e indicar la 1/1000ª de segundo, marcando un nuevo hito de la precisión mecánica.
TAG Heuer Mikrotimer Flying 1000
Como ocurre con la construcción de coches de carreras, la principal preocupación de la ingeniería de cronógrafos se centra en la precisión, la velocidad y la fiabilidad, que vienen determinadas por la potencia de oscilación del cronógrafo y por la construcción del mismo. Tradicionalmente, los osciladores empleados en la manufactura de cronógrafos vibraban a 3, 4 ó 5Hz, que equivalen a 21.600, 28.800 y 36.000 alternancias por hora respectivamente.Tanto el TAG Heuer Calibre 360, lanzado en 2005, como el TAG Heuer Mikrograph 1/100ª, lanzado en enero de 2011, están equipados con osciladores de 50Hz, diez veces más rápidos que los más rápidos osciladores convencionales.
TAG Heuer Mikrotimer Flying 1000 - front
El Cronógrafo Concept Mikrotimer Flying 1000 lleva ese concepto todavía más lejos. Utilizando una compleja cinética diferencial, los relojeros e ingenieros de TAG Heuer han diseñado un sistema de frecuencia ultra-alta con un muelle oscilante de 500Hz que vibra a la extraordinaria velocidad de 3.600.000 alternancias por hora, 125 veces más deprisa que la mayoría de los cronógrafos mecánicos existentes creados hasta la fecha, y 10 veces más rápido que los anteriores plusmarquistas mundiales, el TAG Heuer Calibre 360 y el Mikrograph 1/100ª. Esto corresponde al órgano regulador más rápido jamás diseñado, desarrollado y proyectado. Y sí, significa que la aguja central saltante realiza 10 rotaciones completas por segundo. Dicha aguja indica la 1/1000ª de segundo y la 1/100ª de segundo en una escala situada en la parte exterior de la esfera, que dispone de 100 graduaciones en 360º. Una segunda aguja central, más pequeña, señala los minutos y un doceavo de minuto en una escala de 150 segundos. Un contador situado a las 6, calibrado a 5 segundos, indica la 1/10ª de segundo.

El Mikrotimer Flying, que aprovecha la construcción integrada del Mikrograph 1/100ª, está equipado con engranajes cinéticamente independientes: uno a velocidad normal para el reloj (4Hz, 28.800 alternancias por hora y reserva de marcha de 42 horas), y otro a velocidad ultra-rápida para el cronógrafo (500 Hz, 3.600.000 alternancias por hora y reserva de marcha de 150 segundos). Al separar los engranajes del reloj y del cronógrafo se elimina el riesgo de que uno influya sobre el otro. Y lo que es más importante, se reduce la pérdida de energía, optimizando la precisión del órgano regulador del cronógrafo. Incluso con el cronógrafo en funcionamiento, se mantiene dentro de los parámetros COSC.

Las innovaciones más destacables de este movimiento cronógrafo son las siguientes:

No hay sistema de rueda de volante, eliminando así cualquier tipo de errores isócronos que este elemento puede causar.

El espiral de alta frecuencia presenta una rigidez optimizada y una longitud reducida, proporcionando estabilidad estática y un dinamismo sumamente alto con dilatación limitada, reduciendo a la par los efectos de la gravedad y de los impactos, y aumentando la precisión isocrónica del latido gracias a su baja amplitud.

TAG Heuer Mikrotimer Flying 1000 - mouvement

La transmisión dinámica áncora/volante (patente en trámite) genera un impulso de híper-velocidad que no se ve perturbado por el deslizamiento áncora/dientes, ya que el áncora rebota literalmente sobre el volante en lugar de deslizarse.

A diferencia de los sistemas de auto-arranque volante-espiral presentes habitualmente en los relojes, el Cronógrafo Concept Mikrotimer Flying 1000 utiliza un sistema de Lanzador-Eje-Freno (patente en trámite), controlado por una rueda de pilares y posibilitado por la mayor rigidez del espiral. “START” activa el lanzador, poniéndolo firmemente en contacto con el escape radial. “STOP” empuja radialmente al lanzador hacia el eje, deteniendo al instante el movimiento del espiral.

TAG Heuer Mikrotimer Flying 1000 - back

¿Y sobre su diseño?. Si el Mikrograph Carrera fué un guiño clásico, el Mikrotimer es todo lo contrario, muy moderno. La caja, que parece desarrollada a partir de la forma básica del Carrera, está construida en PVD y con asas de titanio. Además, su movimiento está tratado con rutenio negro en el interior. Personalmente me encanta este look negrísimo, salpicado por los detalles en verde lima como el de la aguja central. Eso sí, el “1000” situado a las doce tiene un tamaño a todas luces exagerado.

El Mikrotimer Flying 1000, sigue estando en fase de Concepto, aunque hay ciertas voces que anuncia su comercialización antes de que acabe este año. Esperemos que pronto sea realidad para así poder comprobar la fiabilidad de tan aparentemente delicado mecanismo.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.