En condiciones normales no dedicaríamos un artículo a una novedad que simplemente consiste en variar el color de los índices con respecto a un reloj ya existente. Pero como se trata de un modelo importante en la colección Ulysse Nardin, del que además aún no habíamos hablado, creo que es oportuno aprovechar la “novedad” para analizarlo con detalle.

Del que sí habíamos hablado es de la variante cronógrafo de este Black Sea. Con él comparte el material de la caja, de acero con revestimiento de caucho, y su tamaño, de unos considerables 45,8 milímetros de diámetro. Por contra, difiere en el diseño de su esfera y lógicamente en sus indicaciones y en consecuencia también en su mecanismo.
Empecemos aclarando que en ningún caso es un modelo adecuado como reloj único, aquellos que tanto por diseño como por tamaño aportan una mínima versatilidad. Por contra, se trata de un reloj que tanto por tamaño, como por material utilizado y por las tonalidades empleadas, se encuadra de lleno en la categoría de relojes deportivos extremos.
UN Black Seal_02
El material empleado en su caja es el acero, aunque totalmente recubierto de una capa de caucho negro vulcanizado. Para obtener el color negro en una caja hay diversas opciones: cerámica, PVD, DLC y caucho. La opción cerámica es la mejor en todos los aspectos, pero también la más costosa de fabricar. El PVD y el DLC son recubrimientos con una dureza muy dispar, muy baja en el primer caso y muy alta en el segundo. El caucho no es especialmente propenso a resaltar los arañazos, pero tiene el inconveniente de que con el uso adquiere un brillo que produce un efecto estético muy negativo. Pasa de un negro mate muy deportivo a un negro brillo que da la sensación de reloj de plástico. De todos modos, puntualizar que desconozco si Ulysse Nardin efectúa un tratamiento especial al caucho que evite esta metamorfosis.

Como la pulsera y la corona también cuentan con el mismo recubrimiento de caucho, el conjunto resultante es muy homogéneo y atractivo. La hermeticidad del Black Sea es de 20 bares y cuenta con un bisel giratorio unidireccional, cualidades suficientes para considerarlo un reloj deportivo de submarinismo. En la zona izquierda de la carrura de la caja encontramos una placa de acero con el número individual de producción de cada reloj. Nunca me ha gustado esta solución en ningún tipo de reloj, pero en uno de aspiraciones deportivas aún menos. Para inscripciones diversas ya contamos con el fondo del reloj, que al quedar oculto no interfiere en la pureza de su diseño.

El fondo de la esfera se basa en un motivo que quiere simular las olas marinas. Ubicado a las 12 encontramos el indicador de reserva de marcha. De forma simétrica, pero de un diámetro algo mayor, a las 6 horas se emplaza el segundero, en cuyo interior se ubica el fechador circular. El tratamiento luminiscente es de una tonalidad muy saturada en ambas variantes, aunque me parece más acertada la versión amarilla.Tanto el diseño de los componentes de la esfera como su decoración refuerzan la imagen acusada de reloj deportivo.
Aunque hoy en día todo vale, no me imagino este reloj vistiendo de modo formal. por contra, puede ser muy atractivo para quien busque un segundo o tercer reloj para actividades acuáticas, o simplemente para vestir con informalidad.
El fondo visto de la caja nos permite contemplar el mecanismo a través de su cristal de zafiro. En el caso de este Black Sea, Ulysse Nardin recurre al calibre de carga automática UN-26 que aporta unas características técnicas muy estándar: 28.800 alternancias por hora y 42 horas de reserva de marcha. La masa oscilante, de color negro, probablemente se debe obtener mediante tratamiento PVD o DLC, aunque Ulysse Nardin no menciona nada al respecto. Los acabados son muy correctos, acordes con el prestigio de la marca.
UN Black Seal_05
En resumen, el Ulysse Nardin es un reloj da gran calidad, destinado claramente a personas que ya posean más de un guardatiempo de este nivel y que busquen una pieza de marcado carácter deportivo, tanto por estética como por características técnicas.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.