Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase. La exquisitez cronométrica

Analizamos a fondo el Marine Torpilleur Moonphase que nos presentó Ulysse Nardin en los Geneva Watch Days, un reloj que lo tiene todo.

\\ WT REF 78350 Se lee en 7' 33''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase ofrece una indicación inédita en esta histórica colección, lo que por si solo ya merece una especial atención. Además, es un miembro de la colección más icónica y representativa de la impresionante historia relojera de la manufactura de Le Locle. Lamentablemente será un reloj efímero, pero merece que le dediquemos una análisis en detalle.

 

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase – los orígenes

Aunque en prácticamente todos los artículos que hemos publicado sobre Ulysse Nardin hemos hecho referencia a su legado histórico, nunca está de más realizar una previa sobre ello. Si además estamos escribiendo sobre un «Torpilleur», esta introducción se convierte en casi obligatoria para obtener una imagen completa de lo que representa el Moonphase objeto de este análisis.

Ulysse Nardin Marine Chronometer pocket watch

A mediados del siglo XIX, Ulysse Nardin ya se había especializado en los grandes Cronómetros de Marina. Se trataba de relojes de mesa, que para compensar los movimientos de barco al que ayudaban a guiar, contaban con un mecanismo basculante. No obstante, para encontrar los orígenes de este Torpilleur debemos avanzar algo en el tiempo, concretamente hasta inicios del siglo XX, cuando Ulysse Nardin se especializó en los Cronómetros de Marina de bolsillo.

Siendo aun más precisos, debemos remontarnos al 7 de noviembre de 1904, cuando el legendario periódico New York Times publica un anuncio del “Washington Naval Observatory” solicitando ofertas para suministrar a la Marina estadounidense relojes de bolsillo con calidad de cronómetro, destinados a los oficiales de los buques torpederos. En este caso el objetivo no era la navegación sino obtener la máxima precisión en el cálculo de la formula espacio/tiempo, determinante en el lanzamiento de los torpedos.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - US Navy CHronometer

En este hito histórico encontramos el origen del término francés «Torpilleur» que da nombre a estos cronómetros de bolsillo, cuyo significado en español sería barco torpedero. Como veremos en adelante, este término es exclusivamente histórico ya que no implica ninguna diferencia técnica con los Cronómetros de Marina de bolsillo destinados a otros fines.

Estos hechos históricos referentes a los cronómetros de marina de Ulysse Nardin y a los Torpilleur ya los desarrollamos con algo más de detalle en el artículo que publicamos en septiembre del 2018 dedicado al Marine Torpilleur Military US Navy.

 

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase – la caja

Como homenaje o secuela de estos cronómetros marinos de bolsillo, Ulysse Nardin lanzó en julio del 2018 la gama Torpilleur (artículo) que pasaba a integrarse en su colección Marine. Muy acertadamente, la manufactura suiza decidió respetar al máximo los rasgos estéticos de los cronómetros de marina de bolsillo en los que se inspiraba.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - white dial

Esta voluntad de fidelidad histórica ya la encontramos en la caja de los Torpilleur actuales de pulsera y por extensión en este Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase. La clara y coherente intención es que el protagonismo estético de la caja tienda a cero. El objetivo principal, prácticamente único, de un reloj cronómetro es ofrecer la máxima precisión en la medición del tiempo y que nada interfiera en su lectura. En consecuencia, el único objetivo de la caja del Torpilleur debe ser proteger el mecanismo responsable de ofrecer esta precisión y ceder todo el protagonismo a las indicaciones.

Algo que hemos mencionado muchas veces hablando de cronógrafos es que aparte de la máxima exactitud o precisión, deben ofrecer una legibilidad acorde a ello. En el caso de los Torpilleur lo primero que se aprecia es la casi desaparición del bisel, dejando el máximo espacio posible a la esfera y a las indicaciones que aloja. En un diseño clásico como es el de los Torpilleur, no se puede prescindir del bisel ya que es el elemento de la caja que permite fijar el cristal y unirlo a la carrura. Lo que sí se puede hacer y lo demuestra Ulysse Nardin es reducirlo a la mínima expresión. De hecho, frontalmente el bisel es apenas visible y lateralmente solo destaca por el grabado de su perfil.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - carrura

La carrura es totalmente lisa, con acabado pulido, lo que contrasta con el satinado de la cara superior de las asas. Los 42 milímetros de diámetros de la caja son adecuados e incluso generosos si tenemos en cuenta el minimalismo del bisel y en consecuencia la gran superficie, cercana al mismo diámetro del reloj, disponible para la esfera. Su grosor, de 11 milímetros, se puede considerar como neutro. No es una medida tan delgada como la de los relojes clásicos ultra-planos ni se acerca a los grosores en general descomunales que nos ofrecen la mayoría de relojes deportivos.

Al igual que en la práctica totalidad de relojes Ulysse Nardin, en la cara izquierda de la carrura encontramos una placa que contiene grabado el número individual de cada reloj. Personalmente es algo que me sobra y a lo que nunca he encontrado sentido, pero no deja de ser eso; una apreciación personal.

 

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase – la esfera

En la esfera es donde se expresan todos los genes del Marine Torpilleur Moonphase, extremadamente respetuosos con los relojes históricos que hemos mencionado.

Lo que nos muestran las indicaciones de la esfera ed los Torpilleur y su distribución es idéntico a lo que ya se veía en Cronómetro de Marina de mesa y en los de bolsillo. Es un esquema muy claro que se puede resumir en los siguientes elementos: índices horarios en forma de números romanos, agujas centrales de horas y minutos tipo catedral, indicador de reserva de marcha centrado a la altura de las 12 y pequeño segundero ubicado a la altura de las 6 horas.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - duo

El único elemento no imprescindible en un Cronómetro de Marina histórico es la indicación de fase lunares que se ubica en el interior del segundero y que otorga la personalidad al Marine Torpilleur Moonphase. El hecho de que no sea una indicación histórica no significa, ni mucho menos, que no sea coherente con la finalidad de este tipo de reloj.

Actualmente se percibe la indicación de la fase lunar como algo meramente estético, pero como todas la complicaciones relojera, en sus inicios tenía varias funciones trascendentales. La más conocido es que permitía saber con antelación si la luz «natural» de la luna permitiría realizar viajes nocturnos. Más especializado, pero no menos importante, es que la fase lunar va ligada a las mareas y en consecuencia a la navegación. Por tanto, no se me ocurre una indicación adicional más coherente con un cronómetro de marina que esta complicación.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - comparativa FB

Todas estas característica son idénticas a las que ya encontrábamos en los anteriores Torpilleur. La única y muy sutil salvedad es que Ulysse Nardin aligera el índice perimetral de minutos. Lo hace prescindiendo del fino círculo del que partían estos índices. La imagen superior, que compara el Marine Torpilleur de producción regular con esta edición Moonphase nos permite apreciar esta discreta diferencia. En el mismo sentido, la imagen nos permite apreciar que desaparece cualquier vestigio de color rojo en la esfera de este Torpilleur.

Aunque aún no lo había mencionado, ya os habréis dado cuenta de que Ulysse Nardin nos ofrece este nuevo Torpilleur Moonphase en dos versiones de color de esfera: blanca o azul. Una observación ampliada de las imágenes también nos permitirá apreciar que las diferencias no se limitan al color sino también a su acabado: lisa en la versión blanca y satinada soleada en la azul. Lógicamente, para favorecer el contraste y la legibilidad, en la versión de esfera blanca se emplea en negro para los índices y los números y el azul en las agujas. En la versión de esfera azul se recurre al blanco y al lateado para estos elementos.

Esta oportunidad de elección es magnífica, aunque también complica la decisión ya que ambas versiones me parecen magníficas y realmente me costaría decidir entre ellas. No obstante, si somos muy partidarios de la máxima fidelidad histórica es lógico que nos decantemos por la blanca, ya que es el color que encontrábamos en todos los Cronómetros de Marina, ya sean de mesa o de bolsillo.

 

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase – el movimiento

El mecanismo que equipa el Marine Torpilleur Moonphase es el calibre UN-119. Ulysse Nardin no proporciona demasiados detalles al respecto, pero dada su denominación y sus características técnicas es lógico pensar que se trata de la base del UN-118 con el modulo añadido responsable de la indicación de la fase lunar.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase - caseback

Este UN-119 es un movimiento de carga automática que cuenta con el certificado de cronometría COSC. Su volante oscila a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y ofrece una notable reserva de marcha de 60 horas. Como todo calibre surgido de la manufactura Ulysse Nardin, se utilizan en él las últimas tecnologías y materiales aplicados a un mecanismo relojero. Así, su espiral está realizada con silicio, material en el que Ulysse Nardin es pionero, mientras que en la rueda de escape y en el áncora se utiliza el Diamonsil.

 

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase – conclusiones

Se podría resumir a los Torpilleur de Ulysse Nardin como relojes que encarnan toda la historia de la cronometría aderezados con un envoltorio realmente exquisito. Veo realmente difícil que algún apasionado a la relojería no se vea sumamente atraído por la estética de los relojes de esta colección y también por sus características físicas y técnicas.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase

A todo ello, este Marine Torpilleur Moonphase le añade una complicación adicional que no altera la pureza estética de un cronómetro de marina y que, como hemos visto, tiene mucho que ver con la navegación. Si a ello le sumamos un precio de 8.600 EUR, que puede calificarse de más que contenido, pocos o ningún pero se le pueden poner a este cronómetro.

No obstante, no puede ser todo de color de rosa y la nube gris se debe a que Ulysse Nardin ha decidido emitirlo en formato de edición limitada, a 300 unidades para cada color de esfera. Esta limitación se ha aplicado a todos los Torpilleur que nos ha presentado Ulysse hace apenas dos semanas (artículo), pero así como hay casos justificados al tratarse de relojes que solo aportan una variante estética con respecto a lo existente, por ejemplo el Torpilleur con esfera esmaltada azul, me resulta bastante incomprensible en el caso del fase lunar. Implica que una vez agotados estos 600 relojes no habrá ningún Marine Torpilleur Moonphase en el catálogo de Ulysse Nardin… salvo que se produzca otro con distinto tono de esfera.

\\ WT REF 78350
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta