Ulysse Nardin nos presenta un reloj que podría calificar de “curioso”. Dado que emite sonidos, genéricamente lo podríamos encuadrar dentro de la categoría de relojes con sonería, pero siendo estrictos, técnicamente no se parece en nada a ninguna de las complicaciones que engloba dicha categoría. Por tanto, me atrevo a calificarlo unipersonalmente de “reloj musical”.

La visión de su esfera deja pocas dudas en cuanto a la peculiaridad de este reloj. Se trata de un mecanismo típico de “caja de música”, miniaturizado hasta el punto de poder insertarlo sobre la esfera de un reloj de pulsera. La información que proporciona Ulysse Nardin es escasa por lo que mis apreciaciones se tendrán que limitar a lo evidente y a un cierto grado de intuición.

El único dato técnico concreto que se extrae de la nota de prensa oficial es que la melodía que puede emitir este Stranger se reproduce al paso exacto de cada hora y/o (no lo tengo claro) a petición en el momento exacto que se accione un pulsador a tal fin. La repetición a cada hora de la melodía se puede activar o desactivar mediante un pulsador ubicado  en la caja, a la altura de las 10 horas. La melodía en concreto que emite esta diminuta caja de música es la tonada del popular tema “Strangers in the Night”.

Prefiero obviar cualquier calificativo a la idoneidad de la elección de esta melodía, pero me parece evidente que hay un enorme abanico de posibilidades, especialmente de corte clásico, que en todos los sentidos serían bastante más apropiadas para una pieza de Alta Relojería. Más si tenemos en cuenta que el Stranger solo puede emitir una única melodía y que si queremos disfrutar de esta original complicación la tendremos que oir el resto de nuestra vida, sin duda más corta que la posible del reloj.

La implantación de la esfera otorga el máximo y lógico protagonismo al mecanismo que genera la melodía, aunque penaliza excesivamente la principal función de cualquier reloj, que es ofrecernos una lectura mínimamente precisa del tiempo. En la imagen inferior queda claro que las hojas y el disco giratorio del mecanismo musical interfieren la zona superior de la esfera horaria, imposibilitando la lectura de los minutos en un amplio periodo de tiempo, que comprende desde los 10 minutos anteriores a los 10 posteriores de cualquier hora, es decir, un tramo que representa más del 33% del recorrido horario.

En este mismo tramo tampoco se pueden leer con precisión las horas, aunque en este caso se pueden intuir con cierta facilidad. Igual de intuitiva será nuestra lectura de los minutos en el tramo visible de la zona horaria de la esfera, ya que también se han sacrificado los índices correspondientes, aunque esta vez sin justificación alguna que no sea estética.

Además de la meritoria implementación del mecanismo musical, este Stranger aporta un novedoso método de ajustar las diferentes indicaciones temporales. Mientras en reloj convencional extraemos la corona y la situamos en sus diferentes posiciones, para acto seguido ajustar las agujas o la fecha, en este Stranger debemos accionar un pulsador ubicado en la misma corona que selecciona la función que queremos ajustar a continuación. Esta operativa es válida tanto para ajustar las agujas, la fecha, como también para dar cuerda al reloj. En la información que nos proporciona Ulysse Nardin no se menciona nada al respecto, pero deduzco que en el triángulo ubicado a las 3 se nos indica mediante una aguja cual de las funciones está preparada para ser ajustada, y deduzco que la T se refiere a Time (agujas de horas y minutos), La D a Date y ajusta la fecha, mientras que la W se debe referir al verbo inglés “wind”, posición en la cual si giramos la corona cargaremos su muelle motor.

Poco puedo opinar de este Stranger, dado que el mérito y la calidad de cualquier reloj con sonería es la potencia de sonido y especialmente su calidad tímbrica, algo que solo se puede juzgar oyéndolo en vivo. Como era de esperar, este Ulysse Nardin Strange es una edición especial y limitada en su producción, en este caso a 99 ejemplares, una cifra no demasiado restrictiva dada la complejidad y particularidad de esta pieza.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.