Nuevos Vacheron Constantin Quai de l’Ile en acero

\\ WT REF 35944 Se lee en 4' 4''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Dos nuevos Vacheron Constantin Quai de l’Ile en acero democratizan esta atrevida colección de la firma ginebrina. Presentada en el 2008, la colección Quai de l’Ile de Vacheron Constantin podría calificarse como la más especial y atrevida de las últimas décadas en el sector de la alta relojería. Curiosamente, y a pesar de estas cualidades, es una de las más desapercibidas entre los aficionados e incluso entre los apasionados de Vacheron Constantin.

Habrá quienes achacarán esta falta de protagonismo a que su estética pueda ser poco atractiva, algo que personalmente no comparto. Pero yo me decanto por una explicación mucho más objetiva y terrenal, que no es otra que su precio, muy alto aunque este pertenezca a la élite más exclusiva de la relojería. Parece que los datos internos con los que Vacheron cuenta coinciden con mi apreciación al presentar estas dos nuevas referencias de la colección, cuyo precio final es notoriamente más asequible que el de sus hermanos de colección.

Vacheron Constantin Quai de l'Ile steel - Titanium-Gold

Vacheron rompió moldes con los Quai de l’Ile que, cualidades estéticas o mecánicas aparte, ofrecían al cliente la inédita posibilidad de personalizar su reloj eligiendo el material de todos sus elementos externos: carrura, flancos de la caja, bisel, corona, hebilla y correa. Por si fuera poco, también se puede elegir entre 5 tipos distintos de esfera. La elección la podemos hacer fácil y directamente a través de la web de Vacheron. Todo ello aporta un enorme plus de exclusividad ya que las posibles combinaciones son tantas que difícilmente encontraremos dos Quai de l’Ile iguales.

Otro elemento destacable del Quai de l’Ile es la enorme complejidad de su esfera y de todos los elementos que la componen, lo que llevo a Vacheron a anunciar que son relojes imposibles de falsificar. La parte negativa de todas estas sofisticaciones es que la configuración más asequible, con todos los elementos en titanio, alcanza el precio de 33.000 euros.

Más tarde, Vacheron incluyó en su catálogo varios modelos ya configurados, que perdían ese plus de personalización, pero que evitaban el tiempo de espera. El problema es que, dado que entre estas opciones «estándar» no hay ninguna que no conlleve algún elemento en oro, el precio del modelo más asequible (imagen superior) seguía siendo considerablemente elevado; de 40.000 euros.

Ahora, con estos dos nuevos Vacheron Constantin Quai de l’Ile en acero, podemos acceder a esta exclusiva colección por «solo» 16.400 euros. Como veis, la diferencia con el anterior modelo de entrada de gama puede calificarse de abismal. Es fácil pensar que dicha diferencia se debe al elevado coste del titanio y el oro con respecto al acero, pero dado que el coste de manufactura es el mismo, sería ingenuo admitir que los materiales son la única causa de tal diferencia. La otra causa debemos pensar que se encuentra en el movimiento que equipan en su interior, que son muy distintos.

Esta diferencia entre ambos calibres se aprecia claramente en la imagen inferior, donde, a la izquierda, vemos el calibre 2460 QH que se basa en el primer movimiento manufactura desarrollado en la etapa moderna de Vacheron Constantin y que equipa a la mayoría de relojes de su catálogo, entre ellos los Quai de l’Ile. A la derecha vemos el nuevo calibre 5100, presentado este año para dar vida a los también nuevos Overseas y que se utiliza en estos Quai de l’Ile de acero.

Vacheron Constantin Quai de l’Ile en acero - calibre 2460 QH vs 5100/1

calibre 2460 vs calibre 5100

Ahora viene lo complicado, que es explicar el porqué de la probable diferencia de costes entre ambos calibres. Más complicado si tenemos en cuenta que desde el punto de vista técnico es indudablemente más avanzado el 5100 ya que, por ejemplo, equipa dos barriletes que nos proporcionan 60 horas de reserva de marcha contra las 40 que ofrece el único barrilete del 2460. Sería lógico buscar la diferencia en su grosor, que determina un aspecto crítico como son las tolerancias de sus elementos y su ensamblaje, pero también nos equivocaríamos ya que el nuevo 5100 es mas delgado que el 2460!… 4,7 mm contra 5,7 mm. La masa oscilante podría ser otro motivo, ya que normalmente las grandes firmas como Vacheron emplean para el el oro, metal precioso que ofrece un plus de nivel pero también de funcionalidad dado su alta densidad y peso específico. Pero resulta que ambos calibres, en las versiones que equipan el Quai de l’Ile, emplean el tungsteno, cuyo peso específico es incluso superior al oro.

Ya solo nos quedaría buscar la diferencia en el apartado que más influye en el coste de un movimiento mecánico, que es el nivel de sus acabados. Una vez más, dado que ambos cumplen con las duras exigencias del Sello de Ginebra, tampoco encuentro aquí la explicación. Por tanto, me rindo, aunque estoy seguro que los costes del 5100 son inferiores a los del 2460, me confieso incapaz de encontrar donde reside el motivo.

Vacheron Constantin Quai de l'Ile steel - duo

En la esfera, aunque sigue el mismo patrón, sí que encontramos algunas diferencias que sin duda rebajan su coste. La primera es la desaparición del disco que generaba que se indicase la fecha por transparencia, siendo sustituido por una pequeña flecha. La segunda son los índices que en lugar de ser aplicados son impresos. De todos modos, me cuesta creer que estos detalles justifiquen la enorme diferencia de precio final.

Sea cual sea el misterio, lo que tiene poco de misterioso es que este movimiento estratégico de Vacheron Constantin originará que muchos apasionados de la marca, y de la Alta Relojería, que soñaban con un Quai de l’Ile y no podían acceder a él, ahora vean sus sueños convertidos en realidad. Además, podrán elegir entre las dos versiones de esfera que vemos en la imagen superior: la elegante esfera plateada o la también elegante pero más agresiva de color negro.

\\ WT REF 35944
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

  1. Muy escueto el comentario. Faltan fotos de la caja de atrás y de perfil, comentario sobre el funcionamiento (precisión) y sobre la correa y el ardillón.

Dejar una Respuesta