Patrimony Phase de Lune et Date Rétrograde y Traditionnelle Répétition Minutes Tourbillon; Vacheron nos anticipa el SIHH

\\ WT REF 38105 Se lee en 2' 34''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Vacheron Constantin sigue apabullando con novedades, esta vez con dos de los relojes que presentará en el ya cercano SIHH 2017. Como ya he comentado en alguna ocasión, las denominadas «novedades pre-SIHH» que algunas de las marcas participantes en el Salón Ginebrino adelantan a los medios especializados, acostumbran a ser de carácter menor ya que guardan la artillería pesada para el Salón. Desde luego este no es el caso de estos dos novedades absolutas de Vacheron; el Patrimony Phase de Lune et Date Rétrograde y el Traditionnelle Répétition Minutes Tourbillon, que con solo su nombre a buen seguro producirán deseos irrefrenables a muchos de los incondicionales de la marca.

De momento me limitaré  a una breve presentación de ambos relojes ya que su importancia en el catálogo de Vacheron Constantin merecerá un análisis individual exhaustivo, que realizaré una vez los haya tenido en mi mano en el SIHH que se celebrará en enero del 2017.

 

Traditionnelle Répétition Minutes Tourbillon

Empezamos por el Traditionnelle Répétition Minutes Tourbillon, que conjunta las dos Grandes Complicaciones clásicas, como son el Tourbillon y la Repetición de Minutos, una combinación hasta ahora inédita en el catálogo de Vacheron Constantin. Sin tener en consideración cuestiones de precio, este conjunto de complicaciones es una de mis preferidas, ya que aposta un grado extremo de complejidad mecánica al tiempo que mantiene  una gran discreción visual, aunque en este caso, dado el gran diámetro del tourbillon difícilmente pasará desapercibido.

vacheron-constantin-traditionnelle-repetition-minutes-tourbillon

Inicialmente, el Traditionnelle Répétition Minutes Tourbillon se emitirá en tres versiones, la que observamos en la imagen superior, con caja de platino y esfera plateada y otra también en platino pero con esfera gris. la tercera versión adopta una caja de oro rosa con esfera plata. Todas las versiones comparten un considerable diámetro de 44 milímetros para su caja. Además de su atractivo tourbillon, a simple vista destaca la impresionante decoración guilloché realizada a mano de su esfera.

Como todo nuevo conjunto de complicaciones, inevitablemente le corresponde a este Traditionnelle un nuevo movimiento, en este caso el calibre 2755 TMR, aunque en este caso habría que realizar una pequeña matización, pero lo dejamos para el próximo análisis en profundidad.

 

Patrimony Phase de Lune et Date Rétrograde

La segunda novedad que nos presenta Vacheron no es tan compleja mecánicamente como el Tourbillon Repetición de minutos que acabo de describir, pero la importancia en el catálogo y la atracción que despertará este Patrimony Phase de Lune et Date Rétrograde entre los apasionados será mucho mayor.

vacheron-constantin-patrimony-phase-de-lune-et-date-retrograde

En parte lo hará porque se trata de un reloj con un precio más terrenal que el anterior, pero también lo hará por la fascinación que produce su fecha retrograda, que «compensada» por el peso de la fase lunar en la parte inferior de la esfera produce un equilibrio y un atractivo estético que me parece irresistible, hasta el punto que tan solo con estas imágenes ya se ha convertido en uno de mis Vacheron Constantin preferidos. Este conjunto de complicaciones también es nuevo en Vacheron y por tanto tenemos a un nuevo responsable de ello; el calibre de carga automática 2460 R31L.

Sobre lo adecuado de su diámetro, de 42,5 milímetros, tengo mis dudas ya que se trata de unas dimensiones muy considerables para un reloj con clara vocación de elegancia y de cierta discreción. pero, de nuevo, ello lo comprobaré el próximo enero. Al igual que en el caso anterior, este Patrimony Phase de Lune et Date Rétrograde se emitirá en dos versiones de metal de caja; oro blanco y oro rosa.

 

\\ WT REF 38105
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta